FANDOM


Cooltext283159786576011

Portada - La Batalla de los Seis Frentes

En un Futuro no muy lejano, en nuestra galaxia...

Tras el evento conocido como "EL OCASO", las comunicaciones y una

Gran parte de la tecnología humana en el sistema se vio deshabilitada.

Los remanentes del Feudo se recuperaron y

se transformaron en la TORMENTA REMANENTE, liderados por

el sanguinario usurpador Jul 'Mdama.

EXRA 'KASUMEE en secreto continua trazando un plan para

poder asesinar al usurpador, mientras en secreto entrena a Josué para dicha tarea.

Pero en medio de una época de recuperación, un nuevo enemigo,

conocido como SKOLLAS, KELL DE KELLS se alza y forja una alianza con Jul,

mientras preparan un genocidio masivo.

Una vez más, el grupo se vera en medio de una guerra

que podría destruir la civilización en el sistema Tallon.

La Cicatriz Abierta

 16 de Enero 6513 ANE

Valle de los Marcados, Eliksni Prime, Sistema Elikus

Taniks, el Marcado avanzaba sobre el suelo rocoso y quemado del Valle de los Marcados. La lluvia caía en la zona, mientras el observaba enemigos de ambos lados muertos. En el horizonte, Taniks observo naves de la Gran Armada, los enormes cruceros morados similares a una Mantarraya. Estos disparaban y bombardeaban la superficie con plasma, mientras la lluvia caía en la región. La civilización estaba al borde del colapso, con Cholchis, el Kell de la Piedra muerto. Taniks cargo su cañon de metralla y apunto. Un Skiff emergió del desliespacio y se acerco hacía donde el se encontraba. Taniks piso el cádaver de un Eliksni del Clan de los Lobos muerto, y cargo su arma. Los Skiff desplegaron varios Eliksni, los cuales apuntaron a Taniks. Un Cápitan cargo su arma y lo observo. Los últimos remanentes del Clan de los Marcados trataban de aprehensarlo. - ¡Taniks! ¡Alguna vez fuiste el campeón de nuestro Clan! Pero ahora tu sed de venganza te ha consumido... y has deshonrado al Clan, por ende, morirás ante mi espada... - dijo Folkis. - No, estas equivocado, nuestra especie esta podrida, lentamente morirá, incluso si la Gran Armada jamás nos hubiera descubierto estaríamos condenados a la extinción, tal vez la Gran Máquina retraso nuestra perdición, pero solo hacía eso, retrasar lo inevitable, ya no sigo órdenes de nadie... - dijo Taniks. 

- Entonces morirás - dijo Folkis. El y sus hombres desenvainaron sus espadas eléctricas y cargaron sus armas de energía. - ¡Acaben con el traidor! - exclamo Folkis. Los Eliksni comenzaron a disparar, pero Taniks con ayudo de sus reflejos mejorados cibernéticamente esquivo los tiros de plasma. Taniks entonces tomo a una Escoria y la azoto contra el suelo, asesinandola. Un grupo de Vandalos abrían fuego, pero Taniks logro patear a uno y le arrebato un cañon de metralla. Taniks comenzo a disparar con este y acabo con dos de los Vandalos, uno de estos intento atacarle por atrás, pero Taniks uso su brazo cibernético para golpearlo y azotarlo fuertemente. La sangre de color guinda era derramada por el suelo, mientras Taniks continuaba luchando. Un Vandalo trato de acuchillarlo, pero Taniks tomo su espada y la partió en dos con su brazo cibernético. Taniks lo pateo y lo asesino, pero entonces recibió un tiro de plasma en su cuello. - ¡Agh! - exclamo adolorido. Por suerte, su armadura contuvo el tiro y evito que fuera letal. Taniks entonces hizo uso de teletransportación y se movilizo a un sitio cercano, tomando al Vandalo por detrás y rompiendole el cuello. Un Cápitan disparo con un cañon de quemado, pero Taniks se abalanzo sobre este y lo pateo, matándole. Taniks le piso el cuello con su pierna cibérnetica y tomo el cañon de quemado, con el cual comenzo a disparar. La munición de este fulmino a cinco Eliksni, reduciendolos a cuerpos carbonizados. Taniks lo solto y le arrebato la lanza a un cápitan, degollandolo con esta. Folkis, el Barón de los Marcados observaba. - Has hecho suficiente Taniks... - dijo Folkis. Este entonces desenvaino su lanza y trato de empalarlo, pero los reflejos mejorados de Taniks le permitieron esquivarlo y entonces utilizo su lanza para empalarlo en el estómago. - Lo siento, pero yo me detengo cuando yo lo decido... - dijo Taniks. El entonces clavo la lanza más en su enemigo, y lo dejo caer muerto. 

Taniks se tiro en el suelo y observo como las naves de la Gran Armada continuaban vitrificando el planeta. El se sento y decidio descansar, en su planeta moribundo para reunirse con aquellos que perdió. Pero sin saberlo, un Cápitan de los Demonios se encontraba detrás de el. El cargo un rifle aturdidor, y entonces le apunto. Taniks percibio sus movimientos y se volteo, pero era demasiado tarde. El Cápitan disparo y entonces disparo un pulso electromagnético, deshabilitando sus sistemas eléctronicos y dejando a Taniks inmóvil. - ¡Por aquí! ¡Llevense al Marcado! - exclamo el Cápitan. Un par de Vandalos acompañados de un Servidor se acercaron y entonces tomaron a Taniks. Un Skiff los estaba esperando, y el Cápitan observo una última vez el paisaje de su desolado mundo siendo reducido a cristal. - Algun día volveremos a nuestro mundo, algun día... - dijo el Cápitan. Estos partieron en el Skiffe y escaparon en el desliespacio, antes de que otro crucero Clase-CSS disparara un poderoso rayo de plasma.

16 de Diciembre de 2558

El Cósmodromo, Sephora, Sistema Tallon 

Un Splicer Eliksni observo la cámara de estasis que se les ordeno rehabilitar. Como líder científico, se encargaría de despertar al Eliksni atrapado en esta. Bajo tiempos díficiles con la cacería de Skollas de los líderes Caídos, se le ordeno a Krolveck que despertara a Taniks, el Marcado. El y su equipo presionaron un panel y entonces liberaron al enorme Eliksni, que medía aproximadamente dos metros y cincuenta centímetros. Taniks se encontraba inconsciente, al haber dormido durante eones. Ellos colocaron al Eliksni en una especie de camilla y comenzaron a analizarlo. - Sus órganos siguen funcionando, su metabolismo se ha mantenido bajo, pero lo suficientemente fuerte como para mantenerlo vivo todo este tiempo, pero sus circuitos se vieron afectados por el pulso energético - dijo una Escoria. - ¡Despiertalo! - ordemo el Splicer líder. Este entonces libero una descarga eléctrica, que termino por despertar a Taniks. Al despertar, su cerebro reactivo los circuitos de las partes cibernéticas de su cuerpo, convirtiendolo en un ser letal. Taniks abrió sus ojos y observo a los Splicers que se encontraban analizandolo. Enfurecido, Taniks tomo la cabeza de la Escoria y con su mano derecha le rompió el cuello. Taniks reactivo su brazo cibernético y rompio las ataduras de energía. El Splicer líder tomo un rifle de plasma y trato de abatirlo, pero Taniks lo pateo y entonces con su brazo robótico le tomo la cabeza. Taniks ejerció una gran fuerza y entonces aplasto la cabeza de su enemigo. Taniks tomo un cañon de metralla y se preparo para salir, abandonando la habitación. Taniks entonces observo como los Caídos lo observaron. - ¡Atrapenlo! ¡Eviten que el Marcado escape! - exclamo el Eliksni. Taniks disparo con su cañon y abatió a un grupo de Vandalós. Taniks disparaba con su cañon y con ayuda de sus extremidades robóticas, el Eliksni abatia a varios enemigos con sus propias manos. Taniks pateo a un Cápitan y entonces utilizo la habilidad de Aceleración de su armadura, tacleandolo y rompiendole el cuello. Taniks continuo avanzando por el Cósmodromo mientras aplastaba a todo enemigo que encontraba en su camino. La sangre de color guinda era derramada en el suelo, mientras Taniks avanzaba de forma imparable. - Debo salir de aquí... Rápido... - dijo Taniks. Taniks entonces llego hacía una especie de brecha entre una enorme pared, por la cual salió. Taniks observo una especie de nave alienígena estrellada y ardiendo en llamas, mientras volteo hacía el cielo y observo una criatura de cuatro alas volando en este. 

El Inicio del Fin

 10 de Febrero de 2559

Fellwinter's Peak, Sephora, Sistema Tallon

Felwinter Peak era una montaña nevada cercana al Cósmodromo abandonado. En esta se encontraba el Observatorio Verónica. El sitio se convirtio en el hogar del Clan del Invierno, una facción Eliksni que se distinguía por sus trajes de un azul claro. Varios Skiffes se acercaban a las zonas. Las fuerzas del Clan del Invierno se encontraban peleando por sus tierras contra un poderoso nuevo enemigo. Los tiros de estos no resistían ante el asedio, y el enemigo se encontraba apoyado por Kaliks Prime, un servidor, una especie de drone automata diseñado por los Lobos. Kaliks se encontraba dirigiendo el asalto del Clan de los Lobos, una facción que se distinguía por sus colores Azulados. Estos disparaban y utilizaban munición pesada en la zona contra los Lobos, mientras los Skiffes arrasaban con un bombardeo el área. Las fuerzas del Invierno estaban perdiendo, y entonces el líder enemigo llego. De un Skiffe descendió Skollas, el Kell de Kells. Skollas portaba una armadura demasiado ornamentada, con cuero de un animal desconocido, y grandes cuernos de alguna criatura extinta hace eones en su espalda. 

Aprovechando la tormenta de nieve, Skollas camino acompañado de su hermana y esposa, Irxis, Baronesa de los Lobos. Ellos dos eran hijos de Wolkis, Kell de los Lobos, el cual era un fanático de los Caídos, el creía en una antigua profecía de que los Caídos serían unidos bajo el Kell de Kells. Cansados de las inacciones de su padre por buscar al Kell de los Kells, Skollas asesino a su padre y entonces esposo a su hermana. Ellos dos comenzaron una campaña para unir a los Caídos, ya que Skollas estaba convencido de que el era el Kell de Kells. Skollas entonces sometio al Clan del Juicio, liderado por Variks, el Leal y después sometio al Clan de los Reyes. Skollas actualmente se encontraba conquistando al Clan del Invierno, y su siguiente objetivo era el Clan de los Demonios. Skollas se encontraba acompañado por su guardia real, los Colmillos Silenciosos, entre ellos su amante secreta, Drevis, Colmillo Silencioso. - Mis hombres han capturado a Draksis, ¿Gusta ir a verlo? - pregunto Drevis. - Afirmativo - respondió Skollas. Skollas entonces camino y tomo una especie de góndola, accionada por un sistema de poleas. La Gondola los llevo hacía donde se encontraba un grupo de Colmillos Silenciosos, los cuales habían sometido a Draksis, Kell del Invierno. - Skollas, maldito infeliz... - dijo Draksis. - Veo que el magnífico Kell del Invierno ha caído, eso pasa cuando alguién no se quiere unir a mi cruzada... - dijo Skollas. - Tú no eres aquel salvador que el Clan de la Lluvia profetizo, el verdadero Kell de Kells surgirá y acabara contigo... - dijo Draksis. - ¡Me río de tí! - exclamo Skollas. - La profecía la cumplire yo, y los Caídos se uniran a mi causa... - dijo Skollas. - Te dejare vivir, si dejas que tu Clan se una a mi causa... - dijo Skollas. - No, no lo hare... - dijo Draksis. - Bien, Drevis, matálo... - ordeno Skollas. Drevis cargo con su cañon de metralla y disparo, quemandole la cabeza y asesinandolo.

 13 de Febrero de 2559

ENMS Nueva María, Sephora, Sistema Tallon

Josué se encontraba escuchando la clase de Historia de su profesor, Alejandro-45, un androide Clase-Frame que había sido asignado como el tutor de su grupo. - Y bien, en el 13 de Febrero de 2145, fue cuando las Guerras de la Selva comenzaron, con el ataque de las fuerzas de los Frieden y Koslovicos en territorio Latinoaméricano, las fuerzas enemigas se mantuvieron peleando hasta que las fuerzas militares de Brasil fueron desplegadas en el Río Amazonas, pero no fue suficiente para contenerlos, operativos de las Naciones Unidas, entre ellos el Coronel Jeremías Mendez, un auténtico heroe de guerra, que a pesar de encontrarse acorralado por las fuerzas enemigas, logro hacerlos retroceder y recuperar terreno, desgraciadamente, después del conflicto, una buena parte del Bosque Sudamericano fue reducido a tierra infértil debido a los Bombardeos de Napalm en el área - dijo Alejandro. Exra entonces decidio levantar la mano. - ¿No se intento replantar las zonas de tierra dañada? Digo, considerando que la humanidad se encontraba al borde del colapso... - dijo Exra. - Hubo esfuerzos ecológicos, pero no había mucho que se pudiera hacer, y fue un golpe fuerte debido al frágil estado de la Tierra al sumirse en el caos climático - dijo Alejandro. - Y bien, para concluir el tema de las Guerras de la Selva y avanzar al resto de la Primera Guerra Interplanetaria, les dejare de tarea que me hagan una reseña del libro Historia de un Soldado: Guerras del Bosque Lluvioso para el Viernes - dijo Alejandro. - ¡Oh venga! - exclamo una buena parte de la mitad del grupo.

Cuando el timbre sono, el grupo camino por los pasillos de la escuela y observo el patio, donde se encontraba una fuente y una vista al cielo azulado del planeta. Exra al haber sido alojada con el resto de alienígenas, se le concedieron derechos de civil y gracias a la gobernadora Julieta Mireles, se le permitió acceder a la ENMS Nueva María, pese a que en las tardes iba a recursar materias que no vío, esto para introducir a los alienígenas a la cultura humana y encontrar una forma de detener la xenofobia. A inicios del año, además, comenzaron a llegar refugiados de Surraca, los cuales escapaban cansados de la Opresión militar del nuevo Kaidon, el cual comenzo una especie de campaña expansionista. Jul había capturado Victory y Moran, dejando varios refugiados, los cuales fueron bienvenidos en las afueras de la ciudad junto con los refugiados, y la gobernadora tenía la esperanza de que Exra y los otros al estar en la escuela, pudieran dar una mejor imágen de los refugiados y eliminar las barreras xenófobicas cimentadas por la Gran Guerra. Pero pese a eso, las manifestaciones seguían existiendo, especialmente los miembros de la secta xenófobica Human Trascendence. Exra portaba una especie de ropa tradicional Sangheili hecha de tela de Kolo, una especie de camiseta de tirantes negra y unos Shorts grisáceos. - Es interesante la historia de tu especie - dijo Exra. - Oh, creeme, no hemos llegado a la Guerra de Insurrección y el surgimiento de los Spartan, eso si que es otra onda - dijo Josué. En ese momento, Bokrug llego hacía ellos dos con una especie de ropa deportiva. Bokrug sin su armadura poseía una piel grisácea y un plumaje de color azul, lo que le obtuvo el apodo de "Penacho Azul". - ¡Muchachos! ¡Me seleccionaron para la final de ese deporte raro que los humanos llaman Soccer! - exclamo Bokrug. - Bokrug, no nos hagas perder el tiempo - dijo Exra. - Venga, ¿No es bueno? ¡Así nos mezclamos más con los humanos! - exclamo Bokrug. - Tú cuerpo no veo que este muy capacitado Bok, digo, puedes romperte las piernas fácilmente... - dijo Exra. - Puff, lo compenso con mi velocidad - dijo Bokrug.

Los tres salieron de la escuela y caminaron hacía una tienda cercana. - ¡Allí viene el tarado y sus amigos alienígenas! ¡Jajajajajaja! - exclamo un Bully, cuyo nombre era Homero Díaz. - ¿No tienes algo mejor en que desperdiciar tus neuronas? - pregunto Josué. - No, me gusta hacerte bullying chico Nerd, especialmente a tus amigos, una escoria... - dijo entre dientes. - Mejor callaté, casi aniquilamos a tu especie una vez, y haríamos lo mismo contigo... - dijo Bokrug. - ¡Uyuyuy! ¡Qué miedo tengo! - exclamo Homero. Exra enfurecida entonces lo tomo por el cuello. - Escuchame mocoso, mejor callaté, llevamos miles de años navegando por el espacio, nosotros habíamos descubierto el viaje desliespacial cuando ustedes seguían viviendo en tribus, cuando ustedes estaban erigiendo su civilización, medía galaxia se había rendido ante nuestros pies, cuando ustedes inventaron los cajones los malditos Geth alcanzaron la sapiencia, mejor muestranos respeto... - dijo Exra. Ella lo solto en el suelo y entonces le escupió algo de saliva. - ¡Mejor largate de aquí! ¡Maldito Shisno! - exclamo ella. Homero y su panda de Bullys se alejaron. - Vaya, si que te estas poniendo a la defensiva - dijo Josué. - No es como si fuera disfrutable escucharlos decir idioteces - dijo Exra. Ellos caminaron y entraron a la tienda, donde compraron una bolsa de papas. - Y dime, ¿Ya estas mejor desde el incidente con el Guardian? - pregunto Exra. - Algo, normalmente si no lo recuerdo todo esta bien, pero cuando veo a esa máquina de nuevo, recuerdo sus cánticos, recuerdo como aquellas cosas me provocaron una herida, una herida que no ha terminado de sanar... - dijo Josué. - Pero, ya no sufro de pesadillas como antes - dijo Josué. Los tres regresaron hacía la escuela. Si bien Exra y Bokrug habían logrado encajar en sus respectivos grupos, muchos seguían manteniendo un odio hacía ellos, incluso uno de los profesores de Bokrug se ensaño con el y lo había reprobado definitivamente. Los tres caminaron en los pasillos y entonces Alejandro-45 intercepto a Exra. - Exra, Bokrug, la gobernadora me dijo que hoy los veía a ustedes dós a las 5:40, ¿Les parece bien? - pregunto el androide. - Por mi esta bien, de todas formas no teníamos nada que hacer - dijo la Sangheili. - Pero dijiste que jugabamos retas en el Call of Destiny - dijo Josué. - Eso sucedera otro día - dijo Exra. - Bien, gracias por haberlo asegurado, adiós - dijo el androide, mientras cargaba con una mochila. Los tres se sentaron afuera del salón y entonces llego Alondra. - Oh, hola muchachos, ¿Cómo estan? - pregunto ella. - Bien, hasta donde sabemos - dijo Josué. - Podría decirse que bien, esta semana nos ha tratado muy bien, excepto por los xenófobos de mi salón, por la maestra Esperanza, y no hablemos de la vez que pasamos cerca de un barrio controlado por Human Trascendence... - dijo Bokrug. - ¿Y qué tal te trata tu vida joven humana? - pregunto Exra. - Pues bien, muy bien - dijo ella. - ¿Y qué haran ústedes para mañana? - pregunto Alondra. - Mañana, ¿Qué día es? - pregunto Exra. - Es Miércoles - respondió Bokrug. - ¡No T'vaoan estúpido! Preguntaba qué se festejaba - dijo ella. - Uy, se mas específica... - dijo Bokrug. - Es 14 de Febrero, día de San Valentín - dijo Alondra. - Ah, el día de apareamiento de los humanos, cuando deciden cortejar a las hembras, que lindo - dijo Exra. - ¿Qué? - pregunto Josué. - Ehm, lo siento, mi especie tiende a ser muy literal en ocasiones - dijo Exra. - Curioso, la fecha de apareamiento en mi especie era en Junio, es una pena que aquí no hay hembras que cortejar, justo cuando tenía un penacho vistoso - dijo Bokrug. - ¿Entonces no piensan hacer nada? - pregunto Alondra. - Pues, podría decirse que no, no es lo nuestro - dijo Exra. En ese momento, una joven de tez blanca, un cuerpo delgado y cabello largo entro al salón. - ¡Mariana! ¡Deje mis cosas! - exclamo ella. - Ay, no te preocupes por eso, llama a alguien a que traiga tus libros y listo - dijo Mariana Méndez, una joven de tez morena y cabello largo. Josué tenía la teoría de que era descendiente de Jeremías Méndez, aquel valiente hombre que lucho en la Primera Guerra.

Cuando las dos salieron, Josué se quedo observando con una mirada torpe. - ¿A qué se debe eso? - pregunto Exra. - Creo que tengo una teoría, Josué quiere cortejar a esa hembra de piel pálida - dijo Bokrug. - ¡Eso es mentira! - exclamo el jóven. - Te pusiste rojo como un tomate, jajaja - dijo Alondra. - Admítelo, te hemos descubierto - dijo Exra. - ¿Y por qué no intentas cortejarla? - pregunto Bokrug. - No se, haciendo una danza de apareamiento, o una canción, o una de esas cosas - dijo Bokrug. - En mi especie si se tenía que impresionar a una hembra, los machos luchan a muerte, ¿Por qué no intentas eso? - pregunto Exra. - Nah, yo se qué vas a hacer - dijo Alondra. - ¿Qué hara? - pregunto Bokrug. - Una carta - dijo Josué. En ese momento, Exra solto una especie de sonido similar a una carcajada. - ¡Wort wort wort! - dijo ella riendo. - Es la cosa más estúpida que jamas he escuchado - dijo ella. - Y tal vez le entregue unas rosas - dijo Josué. - Oh, impresionarla con objetos, suena interesante... - dijo Bokrug. - Si quieres te podemos ayudar los tres - dijo Alondra. - Bueno, no soy bueno haciendo esto, así que si, ayudenme chicos - dijo Josué. - ¡Se qué puedes ponerle! Mi amor por tí quema como la intensidad de un rayo vitrificador en la superficie planetaria - dijo Bokrug. - Bok, eso es sensible para los humanos - dijo Exra. - Bueno, tienes razón - dijo Bokrug. - Bueno, antes de que se acabe el recreo, vamos a comer adentro, ¿Quiéren? - pregunto Josué. - Claro - respondió Exra. - Por cierto, ¿Cómo se llamaba tu candidata? - pregunto Bokrug. - Nandeyet - respondió Josué. - Gritos Locos, ¿No? Nunca me lo imagine venir de tí - respondio Exra.

 13 de Febrero de 2559

Distrito Inferior, Sephora, Sistema Tallon

Josué observaba desde la ventana de su casa mientras redactaba la carta en su computadora personal, una Windows-2520. Mientras el tecleaba lo que el consideraba correcto, se encontraba hablando por mensaje holográfico con Alondra. - ¿Vas bien redactando eso? - pregunto ella. - Solo esta corrigiendo las fallas ortográficas, podría decirse que ya acabo - dijo Bokrug. - No inventes, eso esta lleno de cosas demasiado melosas... - dijo Exra. - ¿Qué? ¿Algún problema? - dijo Josué. - Ehm, si, en mi especie peleaban por una hembra, no hacían cosas como estas... - dijo Exra. - Los lazos afectivos de la humanidad son raros - dijo Bokrug. - ¿Ya lo terminaste? Mandameló, tal vez te haya quedado bien - dijo Alondra. - Ese tal vez suena a que ya has tenido una veintena de fracasos - dijo Bokrug. - Calláte - dijo Josué. Después de enviarle el archivo, la joven lo leyo. - Ay que tierno Josué, si esto fuera enviado a mí sería la mujer más feliz de mi vida - dijo ella. - Ehm, eso es raro de decir, ¿Lo sabes, no? - pregunto Josué. - Jajajaja, quién lo diría, el pequeño nerd tiene sentimientos - dijo Bokrug. - Bueno, espero que tu ritual funcione Josué - dijo Exra. - Jaja, gracias - respondió el joven.

Mientras ellos hablaban, Tallon se ocultaba en el horizonte. Buck se encontraba comiendo sus croquetas, cuando escucho el chillido de un joven Rangmejo. Buck entonces le lanzo un rugido. El Quadwing jóven se encontraba acompañado de otro, y los dos se posicionaron en las paredes del patio. Los dos le chillaban a Buck, mientras el pequeño Tinnysaurus les ladraba. El pequeño Tinysaurus entonces salto y trato de morder a uno, pero estos solo hacían chillidos similares a risas. Buck enfurecido entonces salto y trato de morderla una vez más, pero sin éxito. Un Quadwing entonces se acerco a el y lo derribo en el suelo. Buck continuaba ladrando y soltando mordiscos mientras el Quadwing trataba de alzarse en vuelo. El Quadwing no podía cargarlo, debido a que sus huesos ligeros no estaban diseñados para soportar grandes cantidades de peso. El Quadwing no se alzo mucho en el aire y entonces cayo, soltando a Buck. El pequeño reptil se reincorporo y trato de atacar al Quadwing, el cual entonces se alzo en vuelo y evito ser devorado. Buck les ladraba para espantarlos, mientras se disponía a volver a comer. - ¡Buck! ¡Cállate! ¡No me dejas concentrarme! - exclamo Josué. En ese momento, algo se movió en los tejados de casas vecinas y Buck comenzo a ladrar. Una figura bípeda con seis extremidades camino y entonces observo a Buck ladrandole. La criatura tenía ojos amarillentos brillantes en la oscuridad. - ¿Qué eres? - se pregunto Taniks. Taniks entonces emitio un alarido que dejo a Buck asustado. El pequeño dinosaurio se escondió detras de unas cajas mientras emitía un pequeño chillido. - ¿Escucharon eso? - pregunto Josué. - Ese alarido, solo lo he escuchado pocas veces en mi vida... - dijo Exra. - ¿Qué se supone qué es? - pregunto Josué. - ¿Eliksni? ¿Qué haría un Eliksni tan cerca de la EDZ? - pregunto Bokrug. - No lo se, se supone que la mayoría de ellos se encontraba en Fellwinter's Peak, el Cósmodromo, Maveth y el Arrecife, pero nunca tan cerca de Nueva María... - dijo Exra. Exra entonces logro observar los ojos del Eliksni, y los dos cruzaron miradas por un momento, antes de que se echara a correr. 

14 de Febrero de 2559

Palacio de Surraca, Sephora, Sistema Tallon 

La víspera del Día de San Valentín, Jul 'Mdama se encontraba en su sala del palacio, con un holograma activado, comunicandose con Skollas. Skollas y Jul se habían aliado unas semanas antes cuando Skollas comenzo su campaña para someter a los Eliksni. Skollas se unio por poder, y Jul le prometío que cuando arrasaran con los humanos, los Lobos y sus Aliados se quedarían sus territorios. - ¿Has sometido a la mayoría de Clanes? - pregunto Jul. - El Clan de los Reyes, el del Juicio y el Invierno han caído, pero los Demonios siguen manteniendo la línea de defensa... - dijo Skollas. - Con eso tenemos suficiente por ahora - dijo Jul. - Dijiste que podría someter a todos los Clanes... - dijo Skollas. - No debemos de concentrarnos en los Demonios por ahora, son poderosos y letales, ahora que hemos recuperado una buena cantidad de fuerzas militares, tanto de mi lado como del tuyo, sugiero que lanzemos un ataque hacía Nueva María y acabemos con los humanos de una vez por todas - dijo Jul. - ¿¡Estás demente?! - exclamo Skollas. - No, mis hombres han recuperado tecnología dejada por el Feudo, incluso trajeron consigo una forja estelar y hemos logrado construir más armamento - dijo Jul. - Hemos desarrollado un gran ejército, lo suficientemente fuerte como para doblegar a las fuerzas del USDF - dijo Jul. - Los Clanes nos proporcionaran una gran ayuda en la guerra, cuando terminemos, Nueva María sera de los Eliksni - dijo Skollas.

- Pero tenemos una complicación Kaidon... - dijo Skollas. - ¿Cuál es? - pregunto Jul. - Hace unos meses, durante El Ocaso, los Demonios despertaron a un antiguo guerrero, Taniks, el Campeón - dijo Skollas. - ¿Taniks? Debe de ser un simple anciano - dijo Skollas. - Taniks estuvo millones de años en una cámara de estásis, y el era conocido por haber enfrentado al Covenant original en la guerra que doblego a nuestra especie, el arraso con legiones enteras, y cuando abandono a nuestro pueblo destruyo por sí mismo a todo el Clan de los Marcados - dijo Skollas. - Solo debe de ser eso, leyendas... - dijo Jul. - Taniks es una realidad, una figura anti-heroíca, y si sigue viva, podría arruinar mis planes de conquista... - dijo Skollas. - En mi pueblo existe una figura similar, Fal 'Chavamee, arraso legiones enteras en búsqueda de venganza, pero al final de cuentas son simples hombres, y caerían como todos... - dijo Jul. - No dejaremos que el nos detenga, y continuaremos con el plan - dijo Jul. - Bueno, si lo encontramos, yo quiero asesinarlo por mis propias manos... - dijo Skollas. - Tú y tus asesinos lo harán, no confío en que tu solo lo logres - dijo Jul. - ¿Y Cuál es la siguiente parte del plan? - pregunto Skollas. - Aun no lanzaremos un ataque a Nueva María, en las cercanías de la ciudad se encuentra la Base Twilight, es una enorme base militar donde se encuentran fuerzas militares del USDF, si atacamos la Base Twilight, daremos un fuerte golpe a los remanentes de la milicia en el sistema, y trataran de defender la base, dejando desprotegida a Nueva María, cuando acabemos con la Base, avanzaremos hacía la Ciudad - dijo Jul. Jul entonces corto las comunicaciones y camino por los pasillos del Palacio. - Finalmente, cuando destruya a los humanos y sus aliados en este sistema, encontrare el Teseracto... - dijo Jul.

Sangriento Valentín

 14 de Febrero de 2559

ENMS Nueva María, Sephora, Sistema Tallon

Tallon emergía del horizonte, mientras su destello azulado iluminaba el planeta. Exra y Josué se encontraban caminando por los pasillos de la escuela. - Entonces muchacho, ¿Le entregaras la carta tu mismo? - pregunto Exra. - Ehm, no - dijo Josué. - La dejare en ese buzón - dijo Josué. - Muchacho, así no funciona el apareamiento, tienes que darselo tu mismo - dijo Exra. - Ehm, lo siento, es que soy penoso... - dijo Josué. - Así no atraeras hembras de tu especie - dijo Exra. - Exra, comprende, que en mi especie no funciona igual que en la tuya - dijo Josué. - No, esas son leyes universales, si no se lo dices no lograras nada - dijo ella. - Bueno, al menos tu carta contiene tu nombre, ¿No? - pregunto Exra. - Ehm, no... - dijo Josué. - ¿Qué clase de plan es ese? - pregunto Exra. - Ehm, mira, el amor en mi especie es algo extraño y complicado, es un concepto abstracto que no puedo decirte, pero creeme, muchas historias de esa índole comienzan como esto, no estoy preparado para decírselo, pero con esta carta anónima, al menos la hare sentir bien - dijo Josué, mientras esbozaba una sonrisa. - Ehm... Vale - dijo Exra. - Viejo, ¿Ya dejarás tu carta? - pregunto Alondra. Josué la introdujo en el buzón en ese momento. - Lo he hecho - dijo el joven. - Este día sera muy bueno para tí, creeme, estara padre, no como a mi, no me regalaran nada - dijo Alondra. - Eso duele - dijo Exra. - Estoy acostumbrada - dijo Alondra. Ella regreso al salón mientras Exra observaba al joven. - Bueno, te deseare suerte - dijo Exra. Ella regreso al salón, caminando lentamente.

Exra se encontro con Bokrug, el cual estaba tratando de romper una bolsa de plástico, donde se encontraba su comida. - Oh, hola, ¿Quiéres un Sandwich? - pregunto Bokrug. - Oh, espera, olvide que no comes nada con levoaminoácidos - dijo Bokrug. - Vuelve a decir otro chistecito así y te cortare el cuello - dijo Exra. Bokrug entonces trago saliva, aterrado. - Ójala Flipyap y Voro estuvieran aquí - dijo Bokrug. - Sí, pero ellos tienen mejores cosas que hacer en otra parte de la Ciudad - dijo Exra. - ¿Y cómo va el chaval? - pregunto Bokrug. - Las costumbres de los humanos son raras, ¿Sabes? - dijo Exra. En ese momento, Nandeyet, la joven de la cual Josué se encontraba atraído camino junto a ellos. - Lo siento, perdonen por empujarlos - dijo ella. - No hay problema - dijo Bokrug. Bokrug comió otro mordisco del Sandwich mientras veía a la gente pasar. Algunos alumnos se encontraban pegando la decoración y otros montaban mesas para las distintas actividades. - Ese chaval no llegara a nada con su carta anónima, ¿Deberíamos ayudarlo? - pregunto Bokrug. - No, no debemos de interferir en este tipo de cosas - dijo Exra. - Oye, ¿No sería buena idea por lo menos investigar? Digo, conseguirle información no estaría mal - dijo Bokrug. - No le hablo a la chica, solo le he pedido un pluma y trabaje en equipo en una ocasión, pero de allí en fuera jamás le he hablado - dijo Exra. - Pues ahora lo harás, yo no pienso hablarle, no soy bueno entablando conversaciones, lo mío es saquear o matar, no esto - dijo Bokrug. El entonces comenzo a mover sus dos mandíbulas y las golpeaba la una contra la otra, cerrandolas continuamente y emitiendo un sonido extraño. Varios alumnos voltearon a verlo extrañados. - ¿Qué esta haciendo? - se pregunto Méndez. - Ehm, Bokrug, no te escuchara si haces eso... - dijo Exra. - Maldita sea - dijo Bokrug. - ¡Nayarit! ¡Ven para acá! - exclamo Exra. La jóven se acerco y la observo. - Oye, no me llames así - dijo con una voz inocente. - Lo siento, es que no se me haya pronunciar tu nombre, ¿Puedes repetirmelo? Jámas lo he entendido por completo - dijo Exra. - Nandeyet, es una palabra Nahuátl, significa "En el cielo me recordarás" o algo así - dijo ella. - ¿Nahuátl? ¿Es un dialecto antiguo? - pregunto Bokrug. Ella asintió. - ¿Entonces que necesitaban? - pregunto Nandeyet. - Ehm, solo queríamos saber como pasarías este 14 de Febrero, ¿Ya buscaste pareja? - pregunto Exra. - Jaja, no, digo, el que me gusta me ignora - dijo ella. - ¿Y quién es? - pregunto Bokrug. - ¿De casualidad no es un humano translúcido con un fuerte temperamento y trauma psicológico por robots asesinos alienígenas? - pregunto Bokrug. - ¿Qué? - pregunto ella. - So - respondió Bokrug. Exra le propino un golpe al T'vaoan. - ¡Shisno! ¡Di algo coherente! - exclamo Exra, enfurecida. - ¡Eso dolió! - exclamo Bokrug. - ¿Entonces quién es? - pregunto Exra. - Es un chavo de Sexto semestre, se llama Jorge Hernández - dijo ella. - Hernández, Mireles, Morales, García, esos apellidos estan más usados que la hermana de Bokrug - dijo Exra. - ¡Oye! - exclamo Bokrug enfurecido. - Pero no me hace caso, así que dudo mucho conseguir a alguien para San Valentín - dijo ella. - Oh, no lo creas tanto, te llevaras una buena sorpresa el día de hoy... - dijo Bokrug. En ese momento, Alondra llego detrás de ellos dos. - ¿Qué hacen? - pregunto ella. Bokrug entonces lanzo una especie de chillido de terror. - ¡Ah! ¡No vuelvas a hacer eso! - exclamo el Skirmisher. - No mucho, hablando de la vida con la joven que nunca había hablado - dijo Exra. - Jaja, lo mismo digo, de hecho antes de conocerlos pense que ustedes al ser alienígenas eran fríos en cierta forma - dijo ella. - Calma, seremos de distintas especies, pero no somos tan distantes de ustedes - dijo Exra. - Bueno, ya me tengo que ir, adiós - dijo la jóven. Mientras se retiraba, Bokrug volteo a ver a Exra. - Eso no es bueno para nuestro joven amigo - dijo Bokrug. - Definitivamente no, pero no debemos dejar de que se entere, o tendra un bajon de ánimos tremendo - dijo Exra. Mientras ellos charlaban, en la distancia eran observados por Taniks. Mientras los observaba, su respiración se escuchaba de forma lenta.

Cuando el convivio comenzo, la mayoría de personas se encontraban socializando. - Ah, el amor esta en el aire... - dijo Bokrug. - Pero no para nosotros, solo nos reproducimos para sobrevivir - dijo Exra. - Eh, no totalmente, los vínculos afectivos se forman cuando son pareja, pero nada más, en mi caso los de mi especie duran toda la vida con una pareja - dijo Bokrug. - En el mío un maestro de nave puede acostarse con cualquiera y tener descendencia para mantener la especie, yo soy hija de uno de ellos - dijo Exra. - Auch, lo siento - dijo Bokrug. - Siempre he querido encontrar a mi padre, pero ahora no podre con Jul... - dijo Exra. - Hablando de Jul, ¿El plan sigue en pie? - pregunto Bokrug. - No hemos encontrado tiempo, pero se acerca eso lo se, y podremos ejecutarlo de una vez por todas... - dijo Exra. En ese momento, observaron a Josué nervioso. - Oye, humano, ¿Estás bien? - pregunto Exra. - No del todo, estoy nervioso... - dijo Josué. - Nervios, los nervios son para cobardes, ¡Tú luchaste contra Prometeos! ¿De qué tienes miedo? Es sola una chica Josué - dijo Bokrug. En ese momento, una joven de sexto semestre llego entregando las tarjetas. - Bien, tenemos alrededor de tres para María Nandeyet... - dijo ella. - ¿Tres? ¿Qué? - pregunto Josué. - Una de esas debe de ser la tuya - dijo Bokrug. - Vaya vaya... - dijo Alondra. - Creo que aquí te dejaremos - dijo la joven. - No, esperen, no me dejen... - dijo Josué. - Calma, tú puedes campeón, y si eso fracasa, pelea a muerte, recuerda... - dijo Exra. Los tres salieron del aula y caminaron por los pasillos, observando. - Mmmm, esta leyendo cartas, parece que una de ellas se la entrego un tal Fernando, parece que se le insinuo - dijo Bokrug, mientras usaba un pequeño catalejo. - ¿La tiro? Oh qué fuerte... - dijo Exra. - ¿Allí esta una carta anónima? - pregunto Alondra. - ¡Lotería! Una carta anónima, debe de ser de nuestro muchacho - dijo Bokrug. - Ehm, oigan, si nos disculpan, ¿Podrían retirarse a otro lado en vez de estar observando? - pregunto Nandeyet. Bokrug tenía el catalejo sobre la carta. - Ehm, vale... - dijo Bokrug. - Dejenlo, tiene cerebro del tamaño de una nuez - dijo Exra. - ¿Eso fue un insulto? - pregunto Bokrug. Los tres se alejaron y entonces observaron. - Un dato adicional, mi cerebro es del tamaño de un cerebro humano, así que mejor callate - dijo Bokrug. - ¿La esta leyendo? - pregunto Alondra. - Parece que sí, esta riendo... - dijo Bokrug. - Te dije, no funcionaria - dijo Exra. - Eso es una risa nerviosa - dijo Bokrug. - Se esta poniendo del color de un tomate, parece que no salió tan mal... - dijo Bokrug. - ¡Es ahora o nunca! ¡Hagamos que ese chico haga una especie de danza de apareamiento! - exclamo Exra. - Ehm, muchachos, no funciona así - dijo Alondra. - ¿Qué los impresiona a ústedes? - pregunto Bokrug. - No se, que le regale unas rosas o algo - dijo Alondra. - Pufff, en mi planeta nosotros impresionabamos a las hembras con un cacareo y un bailecito - dijo Bokrug. Alondra río al haber escuchado las palabras del Skirmisher.

- Te juraría que Nandeye es el nombre de un poderoso Clan Sangheili - dijo Exra. - ¿Enserio? - pregunto Josué. - Jaja, no bromea, los Sangheili poseen nombres muy raros - dijo Bokrug. Ellos caminaron por los pasillos, pero entonces Exra se detuvo y escucho una especie de sonido extraño. - ¿Escucharon eso? - pregunto Exra. - ¿Qué cosa? - pregunto Josué. - Un siseo, algo nos esta siguiendo... - dijo ella. - Nah, no debe de ser nada - dijo Bokrug. En ese momento, Josué observo a la jóven Nandeyet con sus amigas en la fuente. - Venga, ¿Por qué no vas con ella? - pregunto Bokrug. - No se muchachos, no estoy preparado - dijo Josué. - ¡Ya basta de cobardías! ¡Solo hazlo! - exclamo Bokrug. Pero en ese momento, un joven de 1.80 metros de altura, tez morena, ojos azules y un cabello negro se acerco a la jóven. - ¿Quién es ese tipo? - pregunto Josué. - Ese no es un tipejo, es un hombre guapo, musculoso, inteligente y audaz, tu eres un tipejo - dijo Bokrug. - Oye, es para que me ayudes - dijo Josué. - Lo siento, pero es la verdad - dijo Bokrug. El entonces se acerco a la jóven. - ¿Jorge? ¿Qué sucede? - pregunto ella. Exra noto que detrás de el, el sujetaba una especie de flores rojizas. - No, no, no... - dijo ella. - ¿Josué? ¿De casualidad no quieres ir al salón? - pregunto Exra. - No, tengo que ver esto... - dijo con una mirada fría. - Oh mierda... - susurro Bokrug. - La verdad, me lates un buen, y escuche que yo te gusto a tí, así que he decidido preguntarte, ¿Quiéres ser mi...? - dijo antes de ser interrumpido. - He escuchado suficiente - dijo Josué desde la distancia. El entonces cayo arrodillado con su mano en el pecho. - No, muchacho, no... - dijo Exra. El jóven entonces derramo una lágrima, y regreso al salón. - Ohu tío, esto es malo... - dijo Bokrug. - ¿Qué sucedio? - pregunto Alondra. - Ejem, Exra explicale... - dijo Bokrug. - Verás, descubrimos que a Nayarit o Nandeyee o como se llame, tenía lazos afectivos con alguién más, y no quisimos decirle a Josué por temor a dañarlo, ya esta trastocado psicológicamente desde El Ocaso, y no queríamos que algo tan simple como un problema amoroso lo afectara, pero hemos fallado en eso... - dijo Exra. - El nunca creyo tener esperanza, pero aun así le afectaría de una forma u otra - dijo la jóven. - ¿Qué hemos hecho? ¿Por qué no le dijimos? - pregunto Bokrug. - Si le hubieran dicho, hubiera sucedido lo mismo - dijo Alondra Los tres entonces entraron y observaron al jóven sentando en posición fetal en el escritorio. - ¿Estás bien? - pregunto Exra. - Ya, vayamos al grano, no te rindas Josué, en los rituales de apareamiento mi padre fue rechazado varias veces, casi cuando iba a morir, consiguio una hembra con la que pudo tener una cría finalmente, bueno no solo fui yo, actualmente naci en una camada de treinta, y de esos treinta, solo sobrevivimos unos dos, los demás se los comio mi madre por que no eran fuertes - dijo Bokrug. - Pero eso no importa, escuchame bien, si mi padre finalmente consiguio una pareja de por vida en sus últimos años, tú puedes también, no te dejes rendir, las mujeres son un mar casi tan vasto como el universo, hay más de ellas por allí - dijo Bokrug. Mientras el jóven se encontraba devastado, el timbre de salida sono. - Rayos... - dijo Bokrug. Los tres salieron de la escuela y observaron como la jóven y su nueva pareja charlaban. - Lo siento... - dijo Exra. - No fue tu culpa - dijo Josué. - Ya viejo, no estes mal, la vida sigue, solo trata de mantener los ánimos altos - dijo Alondra. - Estara bien, mientras este con nosotros - dijo Exra.

Los tres caminaron por las calles del Distrito Inferior, mientras se dirigían hacía la casa del jóven, el cual no había dicho ni una sola palabra. Bokrug creyo ver la figura de una de las jóvenes, Mariana, siguiendolós. - Parece que alguien nos sigue... - dijo Bokrug. - Oigan, ústedes dos, dejaron esto - exclamo ella. Exra observo que en sus manos tenía un borrador de la carta. - Oh, Josué que has hecho... - dijo Exra. - Descubrí que el fue el que la envío, me di cuenta cuando logre verlo devastado en el salón de clases - dijo ella. - Si, el ha visto muchas cosas en el plazo de unos meses, su curiosidad por ver alienígenas por su propia cuenta lo llevo a desarrollar un fuerte trauma que involucra al Ocaso, y esto solo terminara de afectarlo más - dijo Exra. - Quiero hablar con el, no es como si nos llevaramos muy bien, pero yo conozco la situación - dijo ella. - Bien, te llevaremos con el - dijo Bokrug. - Un momento, ¿Donde esta el chico? - pregunto Exra. - ¡Por allí! - exclamo Bokrug. Josué se había perdido entre una muchedumbre y entro en un callejón. Exra, Bokrug y la jóven lo decidieron seguir, hasta que dieron con el. - ¡Shisno! ¡No te alejes tanto! - exclamo Exra. - Lo siento, es que no se que hacer ahora... - dijo Josué. - Alguién quiere hablar contigo - dijo Bokrug. - Vaya, Méndez, no la esperaba aquí... - dijo Josué. En ese momento, Bokrug observo un panfleto pegado en una pared. - Human Trascendence, no entrar... - dijo Bokrug. - Oigan, deberíamos irnos - dijo Bokrug. En ese momento, varios hombres armados con navajas o cuchillos caseros los observaban. - Vaya, que tenemos aquí, un par de escrotos andantes y sus amigos, simpatizantes... - dijo el humano. - Calla, ya nos ibamos... - dijo Exra. - No, ustedes son una plaga que amenaza a la humanidad, deben de ser extintos... - dijo el sujeto. Entonces varios emergieron detrás de ellos y los rodearon. - ¡No queremos pelear! - exclamo Exra. - Nosotros sí... - dijo el xenófobo. - Bien, si así lo piden... - dijo Exra. Exra entonces le solto un golpe a un pandillero, y pateo a otro. Bokrug se le arrojo a uno y lo derribo, pero otro le propino una patada en la mandíbula. Bokrug cayo en el suelo y entonces un grupo de pandilleros comenzaron a golpearlo entre ellos. - ¡Oigan! ¡Dejenlo! - exclamo Méndez. En ese momento, el líder de los pandilleros lo tomo. - Te violaremos como violamos a tus amigos... - dijo el. El pandillero comenzo a bajarse los pantalones. - Te hundire mi espada... - dijo el. Méndez le propino un codazo y una patada en los testículos, mientras Josué llegaba y le soltaba un golpe en la panza. - Idiotas... Matenlos, no deben de salir vivos... - dijo el pandillero. En ese momento, una figura de 2.50 metros cayo detrás de ellos. El alienígena le hundio una cuchilla y lo atraveso, matándolo. Josué observo aquella figura, tenía un cuerpo con cuatro brazos y dos piernas, poseía una cabeza con cuatro ojos, y dos de sus brazos eran cibernéticos. El alienígena entonces le solto un golpe a un pandillero y lo arrojo. El golpe fue tan fuerte que murió al golpearse contra la pared, dejando la sangre embarrada. Los pandilleros que se encontraban golpeando a Bokrug entonces voltearon a el. Exra aprovecho y pateo a uno, quitandole su arma e hiriendo a otro. El alienígena entonces tomo a uno con uno de sus brazos cibernéticos y ejerció una gran fuerza, aplastandolé el cráneo. - Pero qué... - dijo Josué. Bokrug se reincorporo vomitando sangre de color morado, y observo. El alienígena entonces pateo a un grupo de pandilleros, y tomo a otro con su brazo, rompiendole el cuello. El alienígena levanto a uno y lo golpeo contra su pierna metálica, rompiendole la espalda y soltandolo agonizando. Los pandilleros trataron de rodearlo, pero el alienígena blandio una cuchilla y los cortaba, abriendolés heridas mortales. Uno de ellos trato de atacarlo por detrás, pero el simplemente le hundio su cuchillo en la garganta. Un pandillero trataba de arrastrarse y escapar, pero el alienígena puso su pierna cibernética en su cabeza. - No, por favor, no... - dijo sollozando. El entonces ejerció fuerza y le aplasto el cráneo con su pierna. Exra observo asombrada, pero entonces otro pandillero emergío y se monto en su espalda, mientras le clavaba un cuchillo en su cuello. El alienígena logro quitarselo y estamparlo contra una pared, matándolo. Pero el cuchillo entonces hizo que sus brazos fallaran, y el alienígena se desplomo en el suelo. Méndez ayudo a Bokrug a levantarse, mientras Josué observaba la sangre derramada. - ¿Qué puta mierda? - se pregunto el jóven. Exra tomo una bolsa y entonces tomo al Eliksni, mientras lo metía. - Vamónos, antes de que llegue Seguridad Colonial... - dijo Josué. - Descuida, la SPD es tan corrupta que les va a dar igual la muerte de pandilleros... - dijo Bokrug.

14 de Febrero de 2559

Distrito Superior, Sephora, Sistema Tallon

- ¿Ya le dijiste a tu madre que llegarías tarde? - pregunto Méndez. - Si, ya esta enterada - dijo Josué. Los cuatro se encontraban en el garage de la jóven, mientras observaban el cuerpo del alienígena. - ¿Esta muerto? - pregunto Bokrug. Mariana toco su pecho. - Todavía siento su respiración - dijo la jóven. - ¿No tienes un estetoscopio? - pregunto Josué. - Mi madre es odontologá, no médica - dijo Méndez. - ¿Esos son brazos cibernéticos? - pregunto Josué. - Parece que sí, deben de estar conectados a su cerebro mediante implantes nerviosos - dijo Exra. - Probablemente el cuchillo dio en uno de estos implantes y lo hizo colapsar - dijo Bokrug. - Tal vez reactivemos los sistemas nerviosos de su cerebro con una descarga eléctrica, pero también podríamos sobrecargar sus circuitos y matarlo - dijo Josué. - Quien no arriesga no gana, o no gana experiencia - dijo Méndez. - ¿Y de donde conseguimos los aparatos para despertarlo? - pregunto Exra. En ese momento, uno de los brazos robóticos fue reactivado. El Eliksni se reincorporó y observo agitado a los cuatro. - ¡Espera! ¡No ataques! - exclamo Bokrug. - No no te levantes, el techo no es tan alto... - dijo Méndez. - ¿Qué clase de alienígena es ese? - pregunto Josué. - Es un Eliksni, muchos de ellos vinieron como perros falderos siguiendo el rastro desliespacial de la flota... - dijo Exra. El Eliksni emitio una especie de sonido gutural, algo díficil de entender. - Ehm, ¿Qué? - pregunto Josué. - Espera, el traductor no ha terminado de procesar su lenguaje... Es arcaico, esta registrandolo - dijo Exra. - ¿Cómo te llamas? - pregunto Josué. - Taniks... - respondió el Eliksni.

El Eliksni se sento y los observo. - ¿Taniks? - pregunto Exra. - Soy Taniks, el Marcado, el último miembro del Clan de los Marcados, soy un Eliksni - dijo Taniks. - Oh, Eliksni, no me digas... - dijo Méndez sarcásticamente. - ¿En qué año estamos? - pregunto Taniks. - 2559, ¿Por qué? - pregunto Josué. - ¿Cuánto ha pasado desde la destrucción de mi mundo natal? - pregunto Taniks. - Seiscientos mil quinientos trece años- dijo Exra. - ¿Qué? - pregunto Taniks. - Espera, ¿Eres una reliquia? - pregunto Josué. Taniks no respondió. - ¿Cuánto llevas aquí? - pregunto Exra. - Me encontraba en estásis, mantenido preso por el Clan de los Demonios, hasta que me liberaron cuando ocurrío el Ocaso, mis sistemas se deshabilitaron brevemente y entre en coma, pero los Splicer lograron reactivarme. Escape de allí violentamente y deambule por este planeta por unos meses, hasta que encontre civilización, finalmente pude contactar con alguien después de tanto tiempo - dijo Taniks. - Mmmm, así que eres de otro tiempo y estas perdido... - dijo Méndez. - Sabes, en cierta forma me recuerdas a un familiar que yo apreciaba mucho, a mi hija - dijo Taniks. - ¿Qué le sucedío? - pregunto Josué. - Prefiero no hablar de eso - dijo Taniks. - No puedo mantenerte en mi casa, le hice creer a mi madre que solo eras desecho del 14 de Febrero como Josué, materiales que ya nadie necesitaba y me tuve que traer, pero tarde o temprano se dara cuenta... - dijo Méndez. - Eso me dolío, ¿Sabes? - dijo Josué. - Podemos cuidarlo nosotros, pero no te garantizo nada... - dijo Bokrug. - Bokrug, tengo una idea, este Eliksni puede ser la clave que necesitabamos para vencer a Jul, un soldado cibernéticamente mejorado nos podría ayudar en la ejecución del plan... - dijo Exra. - ¿Estás demente? Apenás fue despertado y tu quieres usarlo como un arma... - dijo Exra. - Venga, Jul, el líder de la Tormenta Remanente es la única amenaza restante, si la obliteramos, podremos acabar con ella... - dijo Exra. - No lo se, es muy peligroso, las noticias dicen que han visto que Jul se ha aliado con los Clanes Eliksni, gracias a una nueva figura, Skollas, el Kell de Kells... - dijo Bokrug. - ¿Kell de Kells? - pregunto Taniks. - Oh si, los Eliksni creen que un mesías unificara a sus clanes, pero definitivamente, ese mesías no es Skollas, solo asesino a su padre y con ayuda de ese mequetrefe de Jul sometío a casi todos los Clanes, solo los Demonios y los Muertos han resistido - dijo Bokrug. - Mis respetos para esos Clanes - dijo Taniks. - Si mi especie sigue viva, significa que el Cósmos le ha dado una nueva oportunidad, y no dejare que un usurpador como Skollas le arrebate esa oportunidad a mi pueblo, me aliare con ústedes... - dijo Taniks. - Chicos, yo no me siento seguro con ir, lo siento... - dijo Josué. - Saben, mi padre me dio algo de entrenamiento militar cuando niña, el quedo paranoico por la Guerra Exo, podria servir de algo - dijo Méndez. - No, ústedes se quedaran... No podemos darnos el lujo de dejarlos que los maten, tal vez sepan algo de pelea, pero no queremos que terminen muertos, seria algo irresponsable... - dijo Exra. - Partiremos el fin de semana, ¿Vale? - pregunto Exra. - Bien - respondió Bokrug. - Por ahora, nadie debe de saber de nuestro plan - dijo ella. 

Batalla del Frente Crepuscular

 17 de Febrero de 2559

Base Twilight, Sephora, Sistema Tallon

Un Warthog que Exra había tomado salío de la ciudad, mientras los cuatro salían de esta. El vehículo cruzo las zonas boscosas de las afueras de la Ciudad, mientras lentamente se internaban en la EDZ. El Warthog se detuvo en una zona donde la carretera había terminado. - La espesura del bosque no nos dejara internanos más adentro... - dijo Exra. Ella tomo su carabina y se preparo para avanzar, junto a Bokrug y Taniks.Unas bandadas de Rangmejo sobrevolaron los aires mientras ellos avanzaban por el terreno. Exra se mantenía escuchando en caso de un posible asalto, mientras portaba su armadura. Ella activo su espada de energía y avanzo con esta equipada. Ellos continuaron avanzando y entonces llegaron a las cercanías de la enorme base militar posicionada cerca de una zona montañosa, con una vista a los bosques del planeta. Exra ordeno que avanzaran sigilosamente y estos avanzaron entre las cajas. Los militares de la USDF se encontraban en sus rutinas habituales, pero uno de ellos se percato del grupo. - Bien, la misión es dejar que ellos nos capturen, ¿Entendido? - pregunto Exra. - Ese plan no es muy buena idea - dijo Bokrug. - ¡Alto allí! - exclamo el marine. - Espere, venimos en paz... - dijo Exra. - ¿Ústedes no son los sobrevivientes de la Zona Cero? - pregunto el marine. - Ehm, no - respondió Exra. - ¡Los llevare ante el líder militar de la base! ¡Ahora! - exclamo el marine. - Bien, es lo que necesitabamos... - dijo Exra. Taniks les apunto a los marines, pero Exra le ordeno que bajaran las armas. - Espera, espera, relajate... - dijo ella. El grupo entonces fue escoltado hacía una parte de la base militar, donde se encontraba una figura en una armadura Mark-V. - ¿Wolf? - pregunto Exra. El volteo y entonces observo. - ¡Yei! ¡Llegaron las visitas! - exclamo Mariana. - Vaya, no esperaba volver a verlos... - dijo Wolf. - ¿Qué los trae por aquí? - pregunto Wolf. - La pregunta es como sobreviviste... - dijo Exra. - Bueno, cuando caí del Guardian con ese Prometeo, antes de impactar active el bloqueo de armadura y sobreviví - dijo Wolf. - Poco después fui encontrado por militares de la USDF, me sometieron a un interrogatorio y les revele todo acerca de mí, al principio fui repudiado, pero después de ayudarlos en varias Operaciones me converti en el Comandante de la Base Twilight, podría decirse que me he redimido de mis actos en el pasado finalmente... - dijo Wolf. - Creí que la IA estaba en manos de Christine - dijo Bokrug. - Lo estaba, pero fue reasignada aquí - dijo Wolf. - ¿Qué los trae por aquí? - pregunto Mariana. - Jul 'Mdama, como antes... - dijo Exra. - Ah, ya veo - dijo Wolf. - Su movimiento militar se acerca peligrosamente hacía la Base Twilight, y venimos a advertirles - dijo Exra. - Estamos conscientes de la amenaza, pero no podemos arriesgarnos a un primer ataque, solo hemos estado monitoreando sus movimientos, y seguimos buscando la forma de evitar una escalada de tensiones - dijo Wolf. En ese momento, la energía de una buena parte de la base se desactivo. - ¿Qué ha pasado? - pregunto Bokrug. - No tengo idea... - respondió Bokrug. - La energía se ha ido, tratare de redirigirla con el generador secundario, pero no creo que dure mucho - dijo ella. Unos minutos después, la energía había regresado. - Bien, parece que he logrado reactivar los sistemas, pero hay un problemita... - dijo ella. - ¿Cuál es? - pregunto Bokrug. - Los rádares han sido desactivados, tendre que enviar a un equipo de reparación - dijo Mariana. 

Un Sangheili observaba un hológrama de la Base Twilight. - Comandante Wan 'Nandeyee, nuestos espías han sido efectivos, y lograron deshabilitar los sistemas de energía de la base, también han deshabilitado sus comunicaciones y los sensores, no se esperan el ataque... - dijo un Zelote. - Bien, ya tenemos a las fuerzas humanas desprevenidas, ¿Lanzamos el ataque Jul? - pregunto Wan. - Afirmativo, los Caídos han enviado a Irxis, Baronesa de los Lobos a dirigir a sus fuerzas, coopera con ella y eliminen las defensas enemigas, debemos de arrasar con la mayor parte del ejército de Sephora antes de proceder con la ciudad... - dijo Jul. Este desactivo el holograma, y entonces Wan camino sobre una piedra y en esta, encendio su espada de energía. Varios Ghost, Wraith, y unos vehículos de los Eliksni, conocidos como Pike. Las fuerzas terrestres eran seguidas de Banshee y dos Cruceros Clase-CRS. Varios Phantom se movilizaban entre los bosques del planeta, mientras una especie de vehículos hexapedos los acompañaban. La enorme fuerza de invasión estaba preparada para arrasar con las defensas de la Base Twilight, la cual se encontraba desprotegida, y frente a las fuerzas aliadas, caería. Mientras tanto, Wolf observaba como Mariana intentaba reestablecer los sistemas. - Parece que deben de ser saboteadores... - dijo la IA. - Deben de ser de las fuerzas de la Tormenta, ¡Preparense para un posible asalto! - ordeno Wolf. - Ustedes necesitan ser evacuados de la Base junto con el personal... - dijo Wolf. - Venimos aquí para enfrentar a Jul, no nos rendiremos - dijo Exra. - Lo siento, pero aún no es el momento - dijo Wolf. Varios militares se habían posicionado en las murallas de la base activando las torretas de defensa anti-aéreas y anti-personal. - ¡Banshee! - exclamo uno de ellos. Entonces los marines comenzaron a disparar. Los Banshee disparaban cargas de plasma, pero algunos fueron derribados. Los marines abrían fuego contra los Banshee, mientras estos disparaban cargas de cañones de combustible. - ¿Solo un ataque de Banshee? No me parece muy apropiado... - dijo Wolf. - ¡Continuen disparando! - exclamo un marine. Estos abrían fuego con sus armas contra las oleadas de Banshee, pero un Banshee disparo una carga de cañon de combustible y desactivo una torreta. Pero en ese momento, una formación de Phantom llego volando cerca de la zona y comenzo a desplegar tropas. Los Phantom dejaban a varias fuerzas de la Orden. - ¡Vienen fuerzas terrestres! - exclamo un marine. Los Grunt avanzaban con sus armas de aguijones y comenzaban a disparar, pero las torretas y los marines repelían sus ataques. Varias extensiones de árboles eran derribadas, mientras algo avanzaba entre estos. Varias oleadas de fuerzas de la Tormenta Remanente llegaban y buscaban superar al enemigo. Desde la muralla, las fuerzas de la USDF estaban a salvo, conteniendo a las oleadas. - Esto parece a una vieja táctica que el Covenant usaba, enviaba oleadas de enemigos a que eliminarán gran parte de los enemigos, mientras la caballería llegaba... - dijo Bokrug. - Oh carajo... - dijo Wolf. Las fuerzas de los marines continuaban disparando desde la muralla, pero entonces el Covenant comenzaba a montar torretas de plasma. Estas disparaban poderosas ráfagas de plasma que decimaban a los marines de la muralla, los cuales morían carbonizados. - ¡Agh! - exclamo un artillero. - ¡Le dieron al novato! ¡Le dieron al novato! - exclamo un marine. Un marine médico llego y abrío su botiquín de primeros auxilios, mientras rociaba su herida con bioespuma. Pero mientras ellos mantenían la posición, morteros de plasma eran disparados contra la muralla. Los morteros impactaban contra esta y acababan con algunos marines. - ¡Estan usando morteros de plasma! ¡Traigan artillería pesada! - exclamo un marine. Algunos utilizaban lanzacohetes y disparaban contra los Wraith, logrando destruir a dos de una docena. Los lanzacohetes impactaban contra los Wraith, haciendolos estallar, pero otros activaban escudos de energía y repelían el ataque. - ¡Continuén el asalto! - ordeno un Zelote. Varios soldados Eliksni llegaban rápidamente y disparaban contra las fuerzas enemigas, pero las torretas anti-aéreas eliminaban a las naves que trataban de ingresar a la base. Los árboles eran derribados, y entonces una especie de vehículos gigantescos conocidos como Caminantes arrivaron. - ¡Los Eliksni trajeron consigo caminantes! - exclamo un marine. Los Caminantes Caídos entonces disparaban cargas de plasma contra la pared, dañandola severamente. 

Varios marines fueron arrojados por los aires, mientras las baterías anti-personal seguían resistiendo. Las fuerzas enemigas flanqueaban el lado accesible por la montaña, mientras que los Banshee atacaban desde los miradores. En ese momento, grandes extensiones de árboles eran derribados. - ¡Scarab! - exclamo un marine. Una enorme máquina de guerra avanzo y disparo con su poderoso rayo de plasma. El rayo caliente de plasma derritío la muralla, y entonces abrío una brecha. El Scarab resistía los disparos de artillería pesada, y entonces logro destruir las torretas anti-aéreas. Los Phantom comenzaron a desplegar fuerzas enemigas dentro de la base. - ¡Retirada! - exclamo un marine. Los disparos de plasma comenzaban a arrasar con varias fuerzas de la USDF. Los Caídos y fuerzas de la Tormenta comenzaron a arrasar con todo lo que encontraban a su paso. Exra observo la devastación mientras los marines los escoltaban. - ¡Ustedes mantenganse aquí! - exclamo uno de ellos. Los marines de la USDF comenzaron a disparar detras de unas cajas, mientras los tiros de plasma los superaban. Exra y el grupo se cubrieron detras de unas cajas. Ella tomo su carabina y disparo con esta, acabando con un Kig-Yar francotirador. Bokrug disparaba con su rifle aguijoneador y derribaba a algunos Unggoy. - ¡Justamente cuando necesitabamos a Voro! - exclamo el. Taniks comenzo a disparar mientras se agazapaba, recargando el arma en las cajas. Los tiros lograron acabar con un Vándalo, dejandolo muerto. Varios Ghost entraron en la base y arrasaban con los marines. Un Zelote entonces llego y acabo con un par de marines, hasta que recibio un tiro de Bokrug, sin éxito. - Carajo... - dijo Bokrug.El Zelote se abalanzo sobre la el Kig-Yar, pero entonces Exra aparecío con su espada de energía y la contuvo. Los dos comenzaron a luchar cuerpo a cuerpo, Taniks tomo su escopeta y entonces comenzo a disparar. El cañon de metralla acababa con los enemigos, y con sus brazos cibernéticos acabo con algunos Vándalos. Un Sangheili se arrojo a el con una espada de energía, pero Taniks se la arrebato y se la hundio en el cuello. Un Cyclops había estallado cerca de ellos, y un poderoso Goblin comenzo a abrir fuego. - ¿Qué es esa cosa? - pregunto Exra. - ¡Aguijones para todos! - exclamo el piloto. Este disparo varias cargas autodirigidas de blamita, pero entonces 097 llego con un escudo de luz sólida, reteniendo los impactos. - Parece que esta tecnología Prometea es bastante útil... - dijo Wolf. El utilizo sus habilidades psíquicas y arrojo al Goblin. - ¡Evacuén a los técnicos y médicos! ¡Saquen a la mayoría de fuerzas restantes posibles! - exclamo Wolf. Varios ODST evacuaban a las fuerzas del personal restantes, acompañadas de androides Clase-Frame. Wolf abrío una puerta, una especie de pasadizo secreto por las montañas, mientras el personal evacuaba. - Llegamos demasiado tarde... - dijo Exra. Ella disparo con su carabina y acabo con algunos enemigos, pero entonces escucharon el aterrador sonido del Scarab. Exra entonces envío una señal de auxilio a dos amigos de confianza, en la espera de que funcionara. El Scarab entonces procedío a disparar su rayo de plasma contra la base, destruyendo una gran parte de esta. La Base Twilight había sido destruida, y con una buena parte de las fuerzas militares destruidas, nada le haría frente a la Tormenta Remanente.

Wolf se reincorporo y ayudo a Exra a levantarse. - La Tormenta Remanente, debe de dirigirse hacía Nueva María... - dijo Exra. - Josué sigue allí, deberíamos advertirle - dijo Bokrug. - Estoy en eso - dijo Exra. Ella entonces envio un mensaje holográfico. - Josué, si me estas escuchando, advierte a tu familia y salgan de la ciudad, una gran armada de la Tormenta Remanante se dirige hacía Nueva María, y no se detendra ante nada... - dijo Exra. Ella envío el mensaje y observo el sitio destruido. Un Crucero Clase-CRS se dirigía hacía la ciudad, mientras avanzaba acompañado de un Lich y varios Phantom. En ese momento, Bokrug olfateo algo en el aire. - Algo se acerca... - dijo Bokrug. En ese momento, de un arbusto emergío un Unggoy con un cañon de combustible. - ¿Flipyap? - pregunto Bokrug. - ¡Bok! - exclamo el Grunt. Este se encontraba acompañado de Voro. - Hola Hermosa... - dijo Voro. Exra entonces llego y le propino una cachetada. El Consejero llego y acaricio a Bokrug. - ¡Ya te dije que no me toques! - exclamo Bokrug. - Llegamos tán rapido cuando nos enviaste tu mensaje - dijo Exra. - Bien, debemos de dirigirnos hacia Nueva María y evacuar a la población, Jul 'Mdama y sus fuerzas se dirigen hacía la ciudad... - dijo Exra. - No irán solos, vienen acompañados de los Clanes Caídos - dijo Jul. - Debemos de encontrar la forma de llegar antes que Jul, a más tardar llegara antes del anochecer - dijo Exra. - Parece que todavía hay una nave abandonada, es un prototipo de Prowler, el USDF Blackbird - dijo Wolf. 'El grupo avanzo entre los restos de la base, llena de cadáveres y metal derretido. Allí se encontraba un Prowler experimental Clase-Blackbird, el primero de su clase, desarrollado por el USDF para operaciones militares. - Mariana fue la que diseño los planes, basados en los Prowler Clase-Winter - dijo Wolf. - Bueno, cuando regresemos a la galaxia, deberemos de encontrar una forma de hacerle frente a Cortana, por eso cree esto - dijo Mariana. - Venga, rápido, hay que irnos de este sitio - dijo Exra. Wolf se sento en la cabina de pilotaje y conecto a Mariana. - Bueno, es hora de probar esta cosa - dijo ella. - Uffff, huele a auto nuevo - dijo Bokrug. La nave entonces despego y activo sus sistemas de camuflaje, dirigiendose hacia Nueva María. El Consejero se encontraba piloteando la nave, junto a Mariana, mientras Wolf simplemente ocupaba el asiento. - Bien, yo y el consejero los llevaremos hacía la ciudad, y mientras ustedes pelean mantendremos el Blackbird a salvo - dijo Mariana.

 17 de Febrero de 2559

Nueva María, Sephora, Sistema Tallon

Josué se encontraba haciendo una tarea de álgebra, pensando en lo sucedido recientemente, cuando entonces recibió un mensaje de Exra. - ¿Qué sucede ahora? - se pregunto el joven. Mientras Tallon se ponía en el horizonte, el escucho el mensaje. - Josué, si me estas escuchando, advierte a tu familia y salgan de la ciudad, una gran armada de la Tormenta Remanante se dirige hacía Nueva María, y no se detendra ante nada... - decía el mensaje. - ¿Qué? ¿Cómo? - se pregunto el jóven. El encendio las noticias y entonces las observo. - La Base militar conocida como Base Twilight ha sido atacada y destruida por las fuerzas de la Tormenta Remanente, dejandola devastada sin sobrevivientes. Las fuerzas de la Tormenta Remanente se dirigen hacía Nueva María, por lo que se comenzará una evacuación en las próximas horas - dijo la reportera, hasta que la señal se perdio. En ese momento, se comenzo a escuchar la alarma de desastres. Su madre y su hermano habían ido al Distrito Superior, con algo de suerte estaban protegidos por la muralla. El bajo las escaleras y entonces observo a Buck. - Ven, amigo, vamónos - dijo Josué. Buck se subio a una mochila y el joven la cargo, mientras salía de su casa. Mucha gente salío mientras el pánico cundía. Josué observo como los militares del USDF se encontraban evacuando a la población en autobuses públicos. - ¡Vamos! ¡Suban! - exclamo uno de ellos. El joven subio al vehículo junto con Buck, mientras otros civiles eran evacuados.

Un Lich se acerco hacía la ciudad, acompañado de varias fuerzas militares. - Oh poderoso Kaidon, nuestras fuerzas ya estan en posición... - dijo Wan 'Nandeyee. - La Legión Krul'tar y el Clan del Invierno se preparan para atacar la posición norte, la Legión Krel'tar y el Clan de los Reyes se dirigen por el noroeste, la Legión Krol'tar y el Clan del Juicio se dirigen por el noreste, la Legión Kru'desh y el Clan del Exilio se dirigen por el suroeste, la Legión Krul'nack y el Clan de los Lobos atacaran por el sudeste y el sur - dijo Wan. - Haka, lideraras el ataque junto con las otras facciones, ¿Entendiste? - pregunto Jul. Haka asintió en ese momento. - Dile a Skollas que no se ande con rodeos - indico Jul. Mientras tanto, en las afueras, Skollas se encontraba sobre un Scarab. - ¡Hermanos y hermanas! ¡Hemos estado millones de años sin un hogar, despojados de nuestro honor, pero ahora, el universo nos ha dado una nueva oportunidad en esta tierra prometida! ¡Saquearemos esa ciudad, y la despojaremos de los humanos! ¡Al amanecer, Nueva María sera nuestra, y yo, el Kell de Kells, terminare por unificar a los Clanes! - exclamo Skollas. El entonces alzo su espada, y las fuerzas de la Tormenta Remanente y los Clanes Caídos cargaron en contra de la ciudad. El Distrito Inferior se encontraba desprotegido, y el ataque estaba a punto de comenzar.

Batalla de los Seis Frentes

 17 de Febrero de 2559

Distrito Inferior, Sephora, Sistema Tallon

Las fuerzas de la Tormenta Remanente comenzaron a avanzar sobre la ciudad. Un enorme Scarab comenzo a avanzar entre los edificios y disparaba su poderoso rayo de plasma. Los marines de la USDF avanzaban por las calles, mientras disparaban contra las fuerzas enemigas que eran desplegadas. Los Phantom liberaban a varios grupos de enemigos, mientras algunos Warthog disparaban. - ¡Equipo Foxtrot! ¡Tenemos resistencia en el Distrito Inferior! - exclamo un marine. Estos tomaban cubierta detras de los vehículos y disparaban contra los enemigos, pero estos los superaban en número. Los Caídos avanzaban en grandes números, y soldados de dos brazos conocidos como Escoria la hacían de carne de cañon. - ¡Mantengan la posición! - exclamo un marine. Otro arrojo una granada y acabo con varios de estos, pero los Elites llegaban con armas de plasma poderosas. Una cañonera Clase-Owl sobrevolo el terreno, mientras el sonido de sus turbinas resonaba. - ¡Continuen disparando! - exclamo un marine. La cañonera disparo varias salvas de misiles contra un Wraith, destruyendoló. - ¡Acaben con los humanos! - exclamo un elite. Otro Sangheili equipado con un cañon de combustible disparo contra una turbina de la cañonera y la hizo estallar. La cañonera derribada entonces se estrello y aplasto a un edificio pequeño. Un Wraith avanzo y disparo con sus morteros de plasma, destruyendo varias zonas. Explosiones de plasma se podían ver desde la lejanía, mientras un poderoso Scarab avanzaba de forma ominosa. Cazas Longsword disparaban misiles Clase-Archer, pero estos apenas le hacían daño al Scarab. Un Scorpion trataba de disparar, pero un Banshee disparo una carga de cañon de combustible y destruyo el tanque. - ¡Retirada! ¡Ordeno una retirada táctica! - exclamo un marine. Este ordeno a sus tropas que corrieran, y mientras alzaba la cabeza para disparar, recibió el tiro de un francotirador Jackal, que le fulmino la cabeza. El Jackal emitio una especie de chillido de emoción, mientras chasqueaba sus mandíbulas.

El USDF Blackbird llego al área, mientras dos Fragatas Clase-Charon protegían la ciudad. El USDF Angel's Fall y el USDF Sephora's Pride. Estos disparaban varias salvas de misiles Clase-Archer, en un intento desesperado de defender la ciudad. El Prowler descendio y entonces deposito a Wolf-097 y al grupo. - Bien, todavía conserva el chip de rastreo, yo me encargare de buscarlo junto a Bokrug, mientras tanto, Wolf, Voro y Flipyap se encargaran de evacuar civiles - dijo Exra. - Bien, ¡Siganme! - exclamo Wolf. - Yo voy contigo Exra - dijo Taniks. Mientras los disparos se escuchaban, Exra se encontraba acompañada de Bokrug y Taniks. Ella entonces se posiciono detras de un auto y casi recibia el tiro de un Jackal. Este disparo y Bokrug intercambió disparos con el, al final el Skirmisher resulto ganador al disparar su aguijon por el ojo de este. - ¡Muajaja! ¡Tiro a la cabeza! - exclamo Bokrug. Una cañonera sobrevolo cerca de ellos mientras disparaba contra los objetivos terrestres. Méndez disparaba a diestra y siniestra mientras se cubría, logrando acabar con un Vándalo Eliksni. Taniks cansado de cubrirse salio de su escondite y comenzo a disparar contra los enemigos. - ¡Detrás de mí! ¡Ahora! - ordeno Taniks. El Eliksni recibía los tiros de plasma y munición mientras disparaba con su escopeta. El escudo de energía del Eliksni recibía los tiros, mientras Taniks disparaba. El acabo con un Grunt y le quito el escudo a un Sangheili, matándolo. - ¿Cómo es que aguantas tanto? - pregunto Bokrug. - Mi cuerpo es un 47% orgánico, 53% máquina, es eso el por que de mi fuerza - dijo Taniks. El grupo entonces llego hacía donde se encontraba un autobus estrellado. - Debe de estar aquí nuestro amigo... - dijo Exra. Bokrug observo a un grupo de Jackals, mientras rugían a los ocupantes. - Todo lo que se, se lo debo a mi padre... - dijo ella. Exra con su carabina asesino a un tercer Jackal, y entonces Bokrug tomo sus dos cuchillas de plasma. - Dejenme esto a mí... - dijo Bokrug. - ¡Oigan! ¡Bastardos! - exclamo Bokrug. Un cuarto Jackal le rugió, y Bokrug entonces se lanzo contra el. Los dos comenzaron a luchar cuerpo a cuerpo, arañandose, pero Bokrug lo puso contra el suelo y le mordió el cuello hasta romperle la yugular. El despego su boca del cuello, la cual se encontraba manchada de sangre morada.

Bokrug lanzo un rúgido triunfante, mientras Exra y Taniks llegaban. - Espera, mantente atrás... - dijo Taniks. Taniks entonces cargo su arma y abrieron la puerta del autobus. Los civiles se encontraban asustados al ver a Exra. - ¡Tranquilos! ¡No venimos a matarlos! ¡Salgan, ahora! - ordeno Exra. - ¿Chicos? ¿Cómo me descubrieron? No importa, gracias a Dios que estan aquí... - dijo Josué. Exra logro divisar a la chica que los habia ayudado, Méndez. - ¡Niña! ¡Ven con nosotros! - exclamo Exra. - Dijiste que tu padre te enseño a pelear, ¿No? - pregunto Exra. Ella se encontraba silenciosa y asustada, pero asintio. - Ehm, ¿Segura que no te dara remordimiento matar a las cosas? - pregunto Bokrug. - Hace tiempo aprendi una valiosa lección, en este sitio ellos te interan matar, y por ende tengo que defenderme primero... - dijo Méndez.- Muchachos, enserio, ¿Cómo me encontraron? - pregunto Josué. - Recuerda, no te has quitado el rastreador - dijo Exra. Josué se toco el cuello un momento. Buck salio de una mochila mientras ladraba, y Josué lo cargo. - ¿Eso es un Tinysaurus Rex? - pregunto Méndez. - Si, son una ternura - dijo Josué. - Rápido, debemos de irnos, los Caídos deben de estar desplegando Shanks para darnos caza... - dijo Taniks. Ellos avanzaron por las calles, y entonces observaron a una especie de pequeños drones mecanizados de aspecto pequeño. - ¡Shanks! - exclamo Taniks. Estos comenzaron a disparar cargas de munición plásmica, y una de ellas le dio a Méndez. - ¡Ugh! - exclamo ella. - ¡Méndez! - exclamo Josué. El tomo una pistola y disparo contra uno de ellos, dandole en el blanco. La jóven tomo una Carabina MA5K derribada y comenz a disparar cubierta detras de unos escombros, destruyendo un par de Shanks. - Vaya... No disparas mal - dijo Josué. - Gracias, supongo - respondio ella. - ¿Donde aprendiste? - pregunto Josué. - De niña mi padre me enseño a usar armas, el participo en las Guerras Exo como voluntario y quedo tan traumado que me enseño a disparar - dijo ella. Josué observo la herida y entonces le dio una palmadita. - Te pondras bien, calma - dijo el jóven. - Claro, me pondre bien con quemadura, que buena yauda - dijo ella. - Incluso en estos momentos eres sarcástica... - dijo Josué. - Es parte de mi ser - respondio ella en forma de broma. Taniks se descubrió y abría fuego. - ¡Llevense a la jóven de aquí! ¡Yo les cubro! - exclamo Taniks. El grupo camino lo más rapido que podían mientras Taniks distraía a los Shanks, hasta que lograron perderlos. Los disparos continuaban escuchandose en la lejanía, mientras Josué agitaba la lata de bioespuma. - Calma, estarás bien... - dijo Taniks. Los vehículos estrellados se escuchaban en la lejanía, mientras el ladrido de los animales también se escuchaba. Algunos cazas Clase-Broadsword sobrevolaban el área, enfrentandose a los Scarab. En ese momento, una fuerte explosión se escucho en el fondo. - La muralla, la han traspasado... - dijo Josué. Los Scarab habían creado una brecha, y entonces las fuerzas enemigas comenzaron a entrar. El grupo llevo a la joven herida hacía un Warthog sin torreta. Exra tomo el Warthog y Josué se puso como copiloto, mientras que Bokrug, Taniks y Méndez se sentaron en la parte trasera. En medio del caos, varias explosiones ocurrían, y ellos entraron en la abertura provocada por los Scarab.

 17 de Febrero de 2559

Distrito Superior, Sephora, Sistema Tallon

Las tres lunas de Sephora eran visibles en el cielo nocturno, hasta que una enorme nave las oscurecio, un crucero Clase-CSS. La nave comenzo a disparar con su rayo vitrificador contra partes de la ciudad, dejando al expuesto varias extensiones de tierra. - Ni tu entrenamiento me preparo para tanta sangre y horror... - dijo Josué. - Agradece que no estas muerto - dijo Exra. Mientras ellos avanzaban, estaban en la mira de algo más. - ¡Hunter! - exclamo Bokrug. El Hunter disparo y arrojo al Warthog por los aires. Este choco contra el suelo y arrojo a sus integrantes. - ¡Ahhhhhhhhhh! - exclamo Josué. El jóven se había roto una pierna en el choque, y estaba severamente dañado. Exra logro salir ilesa, excepto por manchas de sangre que cubrían su rostro, pero Bokrug se rompió una costilla Bokrug comenzo a cojear al caminar. Su boca estaba llena de su propia sangre. - Venga, debemos de irnos... - dijo Exra. Ella entonces cargo a Josué y los tres avanzaron en medio de la devastación. Mientras tanto, Taniks levanto el Warthog y observo a la jóven, herida y perpleja. - No... No me quiero ir... - dijo ella. - No te iras mientras yo este aquí - dijo Taniks. El la tomo con sus brazos inferiores, y con los superiores cargo el cañon de metralla. Mientras tanto, fuerzas del USDF continuaban defendiendose. Wolf se encontraba junto a Voro y Flipyap evacuando civiles. Wolf utilizo sus poderes psíquicos y con una onda de energía arrojo a un grupo de Vándalos de los Caídos. Voro utilizaba sus dos rifles de plasma y acababa con varios enemigos que llegaban, mientras que los civiles eran evacuados en transportes Clase-Mariner. - ¿Cuántos más debemos de aguantar? - pregunto Flipypap. - No lo se, solo resistan todas las oleadas que vengan - dijo Wolf. - No se rinden, estan obstinados en acabarnos... - dijo Voro. En ese momento, una pared fue destrozada por un enorme Sangheili con una armadura altamente estilizada. - ¿Qué cosa es eso? - pregunto Flipyap. - Es un Sangheili... - dijo Voro impresionado. - ¡Yo... soy... HAKA!!! - exclamo enfurecido. - Felicidades, yo soy Wolf Midnight - respondió Wolf. Ellos comenzaron a dispararle junto a algunos soldados del USDF, pero Haka los arrojo a todos con un pulso gravitatorio. Los soldados trataron de dispararle, pero descargando la furia de su martillo, Haka mato a todos los soldados. Wolf se reincorporo y comenzo a dispararle con su magnum. - ¡Muere maldito! - exclamo Wolf. Haka apenas se inmuto, pero entonces Flipyap le disparo con su cañon de combustible varias veces. - ¡Dile hola a mi pequeño amiguito! - dijo el pequeño Unggoy. Voro comenzo a disparar con sus dos rifles de plasma, mientras que Flipyap disparaba con su cañon. Haka entonces utilizo un pulso gravitatorio y arrojo a Flipyap contra una pared, dejandoló inconsciente. - Estoy bien... De verás... - dijo Flipyap antes de desplomarse. Voro continuo disparando, y Haka golpeo el suelo tratando de matarlo. El Sangheili volvio a blandir su martillo en un intento en vano de matarlo, pero Voro continuo disparando y logro deshabilitarle sus escudos de energía. Haka enfurecido volvio a cargar, pero Wolf se reincorporo y corrío hacía el, hundiendole un cuchillo en su cuello. Haka lo tomo y arrojo a Wolf contra una páred. Voro entonces disparo con sus rifles y esquivo otro golpe de la maza del martillo, para poder deslizarse y activar su cuchilla de energía. El se monto sobre Haka y le hundio la cuchilla en su garganta, mientras luchaba para quitarselo. Haka no resistió y entonces cayo muerto, con la cuchilla en su cuello. - Martillo de Gravedad, que incivilizado... - dijo Voro. 

Mientras tanto, la batalla continuaba desde el lado de Taniks y Méndez. El se encontraba cárgandola mientras avanzaba en la ciudad, cada vez más destruida. - No entiendo, ¿Por qué me protegiste? Si soy practicamente una desconocida... - dijo Méndez. - No tanto - dijo Taniks. - Hace seis mil años, eones más, eones menos, yo vivía en mi mundo natal, un planeta lleno de Mána, la sustancia de la vida. Los Eliksni vivíamos en aquel planeta, con plantas luminiscentes, claras aguas azuladas y cielos rosados, nosotros encontramos a la Gran Máquina y entonces ella nos ilustro, ella nos doto de tecnología avanzada, durante esa epóca de oro, yo me case con Ariks, Artista de los Marcados, y tuvimos una camada de quince huevos, pero ella resulto tener una enfermedad letal, que mato a todos en los huevos, y solo sobrevivio mi hija, Marksis, ella era mi única hija, era sarcástica como tú, inteligente como tú, pero un día, la Gran Armada llego, o lo que ustedes llaman "Covenant". Durante este tiempo, mi esposa perecio ante la enfermedad que se llevo a mis crías. Ellos destruyeron nuestro mundo, y entonces el Kell de mi clan, Kreltor, Kell de los Marcados me envio a la guerra, donde aparentemente morí. Pero cuando regrese, descubrí que el violo y asesino a mi hija, enfurecido acabe con el, y después destrui legiones enteras y arrase con todo mi clan buscando venganza, hasta que fui capturado. La Gran Armada destruyo mi planeta, pero para mí, mi mundo estaba acabado, el Mána se acabab, y mi especie estaba destinada a la corrupción, perdí a todo lo que amaba alguna vez... - dijo Taniks. - Cuando te conocí por primera vez, al haber escuchado tu voz, al conocer tu personalidad, descubrí que eras una reencarnación de Marksis, y por ende no te perdere... - dijo Taniks. Taniks entonces dejo a la jóven entre los escombros de una tienda. Taniks recibió un tiro de plasma en una de sus piernas, y entonces volteo. Siete vándalos Eliksni lo rodeaban, liderados por Dravis, Colmillo Silencioso. - Oh Taniks, aquel que en nuestros cánticos conmemorabamos como un ser sádico, parece que el gigante frío se puso sentimental... - dijo Dravis. - Alejense - ordeno Taniks. Ellos entonces desenvainaron sus espadas, y corrieron hacía Taniks. Taniks golpeo a uno y lo lanzo contra el suelo, mientras le aplastaba la cabeza y tomaba su espada. Taniks enfrento a otro, mientras los dos chocaban sus armas. Taniks logro desarmarlo y hundirle la espada en su cuello, cortandole la cabeza al sacarla. Otro intento hundirle una daga de energía en su cuello, pero Taniks lo tomo por el cuello y se lo rompió. Un cuarto Caído corrío disparandole con el cañon de metralla, pero Taniks volteo y le fulmino la cabeza. Otro Caído llego y los dos lucharon cuerpo a cuerpo, pero Taniks logro superarlo y con sus dos manos le arranco la cabeza. Drevis observo la escena y tomo su cañon de quemado. - Quién lo diría, después de todo las leyendas son ciertas, has superado a mis mejores hombres sin esfuerzo... - dijo Drevis. Ella tomo una lanza de energía y se lanzo contra Taniks. Taniks choco su espada contra ella y los dos repartían estocadas, pero Drevis le solto una patada y entonces le corto un brazo cibernético. - ¡Aghhhhhhhhhhh! - exclamo Taniks. El pateo a su oponente en el suelo, pero se reincorporo inmediatamente y entonces le corto su brazo inferior de carne y hueso. La sangre guinda brotaba a morbotones en el suelo, mientras Taniks se desplomaba. Drevis estuvo a punto de hundirle la lanza, pero Méndez se arrastro, tomo una pistola de plasma y le disparo en la cabeza. Drevis cayo muerta en el suelo, mientras escurría sangre guinda por el suelo. Taniks se reincorporo y se deshizo de su capa. El falso Kell de Kells había muerto.

Taniks se detuvo en el suelo y corto parte de su capa, poniendosela en su brazo arrancado. En ese momento, algo tomo a Méndez por el cuello. - Parece que finalmente nos encontramos, Taniks el Marcado - dijo Skollas. - Tú, tú eres ese Kell de Kells, ¿No es así? - pregunto Taniks. - Kell de Kells, el que unira a nuestra raza... - dijo Skollas. - No, el universo nos dío una nueva oportunidad desde la destrucción de nuestro mundo, tu la estas desaprovechando... - dijo Taniks. - Tú llevaras a nuestra especie a la extinción... - dijo Taniks. - No, yo la unire y la salvare... - dijo Skollas. El entonces solto a Méndez. Taniks tomo su cañon de metralla, y Skollas disparo con su cañon de quemado. Taniks esquivaba los disparos, pero Skollas utilizaba una especie de metodo de teletransportación cuántico para moverse más rapido. Mientras se teletransportaba, Taniks no podía dispararle debido a su movilidad, y entonces Skollas se teletransportaba mientras lo acuchillaba. Taniks no podía contraatacar a su enemigo. - ¡Tú tiempo ha terminado Taniks! ¡Es hora de que el pasado muera contigo! - exclamo Skollas. El se teletransporto y volvio a patearlo, dejandolo casí muerto. Taniks en ese momento creyo escuchar la voz de Marksis. - Padre, no te detengas... - exclamo la voz. Marksis había hablado por el cuerpo de la joven humana, y entonces Taniks tomo la lanza de energía. Skollas le volvio a pegar otra patada, pero mientras el lo hacia, Méndez logro reincorporarse y tomar una pistola de bengalas tirada. - ¡Oye! ¡Feo! - exclamo ella. Skollas volteo a observarla y Méndez disparo la bengala, prendiendole fuego a su traje. Skollas lanzo un grito de dolor abominable, Taniks entonces corrio hacia el y con la lanza lo atraveso por la garganta, y entonces hundió más la lanza. Taniks solto el cuerpo de Skollas y lo pateo en el suelo, mientras seguía escuchando los disparos en el fondo. - Lo hiciste, finalmente, lo hiciste... - dijo Marksis. La jóven cayo inconsciente, y entonces Taniks la cargo con sus dos brazos.

Exra y Bokrug se detuvieron cerca de una zona de escombros, donde observaron a un grupo de Kig-Yar carabineros atacando un autobús. En ese momento, una joven que Josué reconocío fue expulsada por uno. - ¿Nandeyet? - se pregunto el jóven. El tomo una Magnum y avanzo cojeando. - Josué, ¿Qué haces? - se pregunto. Un Jackal la había derribado, mientras se preparaba para matarla, pero entonces recibio un tiro en la cabeza. Los otros Jackals voltearon a Josué y le rugieron, pero entonces llego Exra con su espada de energía. Josué tras haber efectuado el tiro, observo lo que había hecho, había arrebatado una vida. El jóven se encontraba agitado, pero rápidamente decidio reaccionar. Los Jackals intimidades huyeron de la zona. - ¿Josué? ¿Qué haces aquí? - pregunto Nandeyet. - Estamos luchando por sobrevivir - dijo Exra. Bokrug camino cojeando, y entonces olfateo el aire. - Hay algo aquí... - dijo el. En ese momento, un soldado del USDF cayo muerto, y Jul 'Mdama desactivo su camuflaje activo. - Vaya, vaya, vaya, finalmente nos encontramos... - dijo Jul. - ¡Tus hombres mataron a mi madre y a mi padrastro! ¡Arruinaste mi propósito de encontrar a mi padre real! - exclamo Exra. - Tonta Exra, siempre estuviste junto a tu padre y nunca te diste cuenta, Jazer 'Dragramai fue tu padre... - dijo Jul. - ¿Qué?... - pregunto indignada. - Pero fuiste tonta, como tu padre, un ciego que creía que con el populismo resolverían el conflicto... ¡La única forma es matando a todos los humanos! ¡Y eso es lo que hare! ¡Ellos me quitaron a la mujer que amaba! - exclamo Jul. - Y tu me quitaste a mi familia... - dijo ella. Exra encendío la espada de energía y Jul activo la suya. Mientras la batalla acontecía en el fondo, los dos comenzaron a luchar. - ¡Debemos de ayudarla! - exclamo Josué. En ese momento, un par de Jackals furiosos llegaron hacía ellos. - Parece que por ahora, no... - dijo Josué. Ellos dos comenzaron a disparar a pesar de sus heridas, mientras Exra continuaba luchando. Los dos repartían estocadas, pero Jul se encontraba más a la defensiva. - Acabare contigo y tus simpatizantes, después con toda la plaga humana... - dijo Jul. Los dos continuaban chocando sus espadas, y entonces Jul la blandió cerca de su cara, arrancandole una mandíbula. Exra lanzo un grito de dolor y con su mano se cubrío la herida, para seguir luchando. Jul pateo a Exra y la derribo contra el suelo, mientras Jul trataba de hundirle la espada, pero entonces Nandeyet lo golpeo con un escombro. - ¡Dejala en paz! - exclamo ella. Jul la arrojo con un golpe y la derribo contra el suelo, pero Exra aprovecho para rodar y reincorporarse. En ese momento, Bokrug se le arrojo a Jul y trato de morderle el cuello, pero el escudo lo impedía. - ¡Por el Kaidon! - exclamo Bokrug. Josué disparo con la magnum, pero Jul se quito a Bokrug de encima y se lo arrojo al jóven. Jul le rugió a Exra y los dos continuaron luchando, pero entonces Jul le corto la mano izquierda a Exra. - ¡Ughhhhhh! - exclamo herida. Jul trato de volver a matarla, pero Exra se deslizo y con su mano izquierda tomo la espada. Los dos se alejaron brevemente y se observaron mutuamente. Jul y Exra cargaron el uno contra el otro, y los dos blandieron sus espadas al mismo tiempo. Cuando se dieron cuenta, había una gran distancia entre los dos. - ¡Exraaaaaa! - exclamo Bokrug. Jul entonces sintio el calor de la espada en su herida, y observo la gran cortada. Jul cayo en el suelo de rodillas, mientras emitia un debil sonido de dolor. Exra se desplomo al suelo, cansada. - Lo siento, Raia... - dijo Jul antes de morir. El Sangheili entonces cayo muerto, y un Zelote lo observo. - ¡Retiradaaaaa! - exclamo el Zelote. La muerte de Jul había desmoralizado a las tropas, y estas decidieron retirarse tras la derrota. Bokrug cojeo y observo a Exra. - Lo hiciste, lo hiciste, has conseguido tu venganza... - dijo Bokrug. Exra entonces cayo inconsciente, en un sueño profundo.

 17 de Febrero de 2559

El Dominio, Dimensión Alternativa

Jul observo a su mujer, Raia, mientras los dos se encontraban en una especie de reino cuántico, con formas abstractas alrededor de ellos continuamente cambiando. - Raia, lo siento... - dijo Jul. - ¿Por qué lo sientes? - pregunto Raia. - No pude vengar tu muerte que esa patética plaga cometío... - dijo Jul. - No tienes que pedir perdón, estabas equivocado - dijo Jul. - Pero todos nos equivocamos Jul, no eres el único que ha cometido malas decisiones - dijo Raia. - Las malas decisiones llevan a malas acciones, y te dejaste consumir por la venganza, tanto que llevaste a un genocidio casi total de la especie humana, cometiendo los mismos actos de aquellos que despreciabas... - dijo Raia. - El no poder estar contigo me llevo a hacer eso - dijo Jul, mientras lagrimeaba. - Ya, todo esta bien, estas junto a mí, finalmente nos hemos reunido... - dijo Raia. Jul abrazo a su mujer, la cual tenía un cuerpo delgado y una ropa similar a un kimono de color guinda. Jul sollozo en los brazos de su mujer, pero ella trataba de consolarlo. - Ya, ya paso, estamos juntos de nuevo... - dijo Raia. Jul entonces dejo de llorar, y abrazo más fuerte a su mujer, con una fuerte sensación de tranquilidad y familiaridad. Tal vez no pudo vengarla, pero ahora el se encontraba junto a Raia. 

Las Consecuencias

 18 de Febrero de 2559

Distrito Inferior, Sephora, Sistema Tallon

El brillo azul de Tallon se asomaba en el amanecer, mientras el humo era expulsado de los restos de la batalla. Tras las muertes de Jul y de Skollas, la mayoría de tropas perdieron la moral y emitieron una retirada táctica, las fuerzas de la Tormenta Remanente se dirigieron hacía la EDZ, mientras que los Clanes se retiraron. Irxis, Barona de los Lobos se retiro con una pequeña fuerza de invasión del Clan de los Lobos hacía Moran. Una buena parte de civiles habían quedado desamparados, y la mayor parte de las fuerzas militares fueron destruidas. Josué observo la devastación, mientras algunas fuerzas del Cuerpo Médico de la USDF arrivaban a la escena.  Josué observo su nueva pierna prostética, con la cual se le dificultaba caminar. - Parece que, lo logramos... - dijo Josué. - Acabamos con Jul, de esta forma nos conocimos, y de esta forma termino - dijo Exra. - Un círculo completo - dijo Bokrug. - Sabes, creo que los subestime a ti y a la otra chica, han aprendido a pelear bien... Claro no los llevare a una masacre, pero puedo confiar en que estan seguros - dijo Exra. Mientras tanto, Taniks se encontraba junto a Méndez, y ella lo observo con una sonrisa. - Vengue a mi madre, vengue a mi padre, he completado mi travesía - dijo Exra. - ¿Y Qué haran los de tu pueblo ahora? - pregunto Josué. - Estan sin liderazgo, sin un Kaidon legítimo... - dijo Exra. - Tú eres la hija del Kaidon, ¿Por qué no intentas tomar el liderazgo? - pregunto Bokrug. - No estoy lista, pero se de alguien que podra... - dijo Exra. - ¿El Consejero? - pregunto Bokrug. Exra asintió. Josué entonces observo a Nandeyet, como estaba acompañada de Jorge, el cual había llegado recientemente. Los dos se abrazaron y se observaron mutuamente. - La he perdido... - dijo Josué. - Relajate muchacho, tal vez no era para tí, ya encontraras a alguién más - dijo Bokrug. - Todo estara bien, no dejes que esto te afecte - dijo Bokrug. - Hermano, calma, tu debes seguir viviendo - dijo Exra. Bokrug observo impresionado como Exra termino considerando a Josué su hermano. Josué observo el horizonte y entonces vío al Guardian, levitando de forma inactiva. El ya no sentía miedo al verle.

Wolf se encontraba junto con Voro y Misil, el cual estaba curando sus heridas con una bolsa de hielo. - Finalmente, Exra lo logro... - dijo Voro. Fliyap suspiro aliviado. - Pero esto esta lejos de terminar... - dijo Wolf. - ¿Por qué? - pregunto Voro. - Tuve una visión, vi a una mujer que llegue a conocer en la infancia, mi hermana, Proxima Midnight... - dijo Wolf. - ¿Es malo? - pregunto Voro. - No lo se, no fue clara esa visión - dijo Wolf. Mientras tanto, Taniks observo a Méndez. - Yo me tengo que ir - dijo Taniks. - ¿Por qué? - pregunto Méndez. - Los Eliksni se encuentran al borde del colapso una vez más, y alguién debe de imponer un orden - dijo Taniks. - Aun así, no te preocupes, nos volveremos a ver... - dijo Taniks. Taniks entonces avanzo por las calles de Nueva María, dejando atrás al resto. Pero eso no era el final, solo significaba el comienzo de algo mayor. El Consejero se acerco entonces a Exra, con la matriz riemann de Mariana en manos. Josué la tomo y la guardo en su bolsillo. - No estoy preparada para gobernar, pero se que tu lo haras bien - dijo Exra. Ella acaricío con su mano derecha al Huragok, y este cerro sus ojos, mientras emitía un cántico tranquilizador. - Tras esto, posiblemente las barreras entre nuestros pueblos sean selladas - dijo Exra. - La paz ha regresado - dijo Josué. - Y la restauraremos, lo prometo - dijo ella. - ¿No nos volveremos a ver? - pregunto Josué. - No lo veas así, nos mantendremos en contacto - dijo Exra. Josué lo sonrío, y entonces Exra le indico a Voro que era hora de retirarse. - Y no te preocupes, se que te sientes culpable por haber matado a ese Jackal, pero es la cruda realidad de nuestro universo, ya se te pasara... - dijo Exra. Exra y el grupo avanzaron hacía el horizonte, mientras varios marines ayudaban a los civiles. Josué observo, pensando en la nueva vida que esto implicaba.

F I N

Capítulo Anterior Capítulo Siguiente

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.