FANDOM


Cooltext283159804638153
Portada - Espacio Profundo
 
En un Futuro no muy lejano, en nuestra galaxia...
 
En un relativo estado de paz, la COALICIÓN DE ESPECIES INDEPENDIENTES
 
se ha alzado como una de las potencias con mayor poder de la galaxia. 
 
El UEG y la NCA son tratados como estados soberanos bajo la protección de la
 
Coalición, en este periodo de paz relativa el único enemigo por el que
 
se deben preocupar son los remanentes de los DESTERRADOS, los cuales se han
 
apoderado de los SISTEMAS DE TERMINUS. En medio de una relativa paz, en una galaxia
 
donde la mayoria de IA's han sido baneadas y reemplazadas por IV's, la nave
 
minera designada como UEMG SHINOMURA desaparece en la órbita
 
de AEGIS-729, un Equipo de Marines es despachado para investigar la nave,
 
pero en el proceso ellos se encuentran con un viejo enemigo:
 
"LA INFESTACIÓN".

Premonición

15 de Febrero de 2584

Puente de Mando, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

El Salariano Mordin Solus se encontraba huyendo en los pasillos metálicos de la nave minera, mientras sujetaba una pistola de plasma en sus manos. Al fondo se escuchaban los rugidos abominables e inhumanos de las bestias que lo perseguían, criaturas sedientas de sangre que solo buscaban propagarse y arrasar con toda criatura inteligente que encontraran a su paso. Mordin se encontraba agitado, y si su actividad cardíaca continuaba incrementandose el moriria de un paro. Mordin entonces observo el cádaver semi-convertido del cuerpo de uno de los trabajadores de la nave, en sus manos sujetaba una tarjeta de acceso. El la tomo y entonces la paso por una pequeña ranura, esta comenzo a abrir lentamente las puertas del Puente de Mando. - Al fin, gracias a Dios... - dijo Mordin. En ese momento los rugidos de las criaturas volvieron a escucharse, por lo que comenzo a sudar más. Los rugidos inhumanos resonaban por todo el pasillo, y Mordin observo las sombras de esas criaturas reflejandose gracias a una linterna tirada. Una de estas criaturas, una bestia que anteriormente fue un Sangheili se percato de su presencia. La criatura comenzo a correr, por lo que Mordin disparaba contra sus piernas. La puerta logro abrirse lo suficiente y el entro, quitando la tarjeta de la ranura. El Salariano una vez dentro volvio a pasarla, provocando que se cerrara lentamente. Mordin observo un rifle de pulsos tirado en el suelo y comenzo a disparar cargas de plasma concentrado contra aquellas criaturas. Una de esas bestias pudo entrar parcialmente, pero la puerta se cerro y lo partio a la mitad.

El resto del cuerpo todavía se retorcia, por lo que Mordin siguio abriendo fuego. - ¡Muere criatura del averno! - exclamo enfurecido. Después de varios tiros el cuerpo del Infectado cayo en el suelo. Mordin camino hacia unos paneles de mando y presiono varios botones, mientras iniciaba una secuencia de auxilio. - Hola, mi nombre es Mordin Solus, Supervisor Científico a bordo de la UEMG Shinomura, en una operación minera clandestina descubrimos algo más en la órbita del satélite natural designado como Aegis-729 B, la cual órbita el gigante gaseoso identificado como Aegis-729. Fuimos atacados por un patógeno alienígena que denominamos como "La Infestación", han arrasado con el 99.5% de los pasajeros, el Cápitan se encuentra muerto, y solo quedan unos pocos. Las cápsulas de escape han sido arrojadas, por lo que envio un SOS para pedir ayuda, si no estoy vivo para cuando lleguen, vuelen la maldita nave.... - dijo Mordin. El termino la transmisión, la cual se envio incompleta y entonces observo a través de la ventana del puente de mando un enorme planeta gaseoso, sobre este se encontraba órbitando una especie de luna agrietada con una buena parte de su estructura arrancada, algunos fragmentos de esta flotaban en el vacío del espacio. - Espero que nunca despiertes amigo... - dijo Mordin. El se sento en la silla del Cápitan y penso en que decidiria, esperar a ser rescatado, o morir de inanición, lo que pasara primero. 

18 de Febrero de 2584

Las Vegas, Estados Unidos, La Tierra, Sistema Solar

Daniela Shepard se encontraba dentro de un Casino en las Vegas, una ciudad de la Tierra dedicada al ocio y al comercio. La tierra de las apuestas y las actividades turísticas. Daniela era una mujer esbeltala cual utilizaba una chaqueta de cuero negra, una camisa blanca, su cabello era negro y corto, y además utilizaba un labial negro. Su piel era entre clara y morena, y poseía una cicatriz en el ojo izquierdo. Daniela se encontraba sentada frente al bartendero, mientras observaba a la gente hacer apuestas. Un hombre con grandes cantidades de dinero se encontraba acompañado de varias mujeres, todos estaban embriagandose muy felices. - ¿Gusta algo señorita? - pregunto el bartendero. - Quiero un poco de licor de Gao - respondio ella. - Allá voy - respondio el bartendero. Ella entonces observo al fondo una pandilla de Kig-Yar emborrachandose a más no poder, estos se encontraban en una especie de ritual antes de quedar dormidos. El bartendero entonces llego y le entrego una copa con dicho licor, Daniela tomo un poco de este y al terminar suspiro. - Sabe, esta vida es una mierda - dijo Daniela. - Mhhhh, yo discrepo con eso, tengo una buena esposa e hijos - dijo el bartendero. - Bueno, yo no, siempre he vivido en la mierda - respondío Daniela. - Todo comenzo desde mi nacimiento, ¿Alguna vez escucho del ataque Batariano a Mindoir? - pregunto Daniela. - Ehm, escuche algo - respondio el bartendero. - Si, eso esperaba... Fue en el 62, tenia solo unos tres años, mi madre se encontraba trabajando como Cápitana en la UNSC, mientras que yo me quede con mi padre y mi hermano... Fue entonces que nuestra colonia, Mindoir fue asaltada por la Hegemonía Jiralhanae, desde esos años tensiones han surgido entre las dos especies... Nueva Sephora era una colonia del NCA, todos murieron, familia, amigos... La NCA pronto declaro la guerra, pero la Hegemonía se excuso con que eran piratas independientes, solo los tontos se tragan esa historia... Lo único que recuerdo es que un hombre encapuchado nos salvo la vida, un justiciero en traje de Spartan que lucho valientemente por nosotros - dijo ella. - Siempre he querido ser una Spartan desde entonces, pero me aleje de lo militar cuando viaje a Akuze... - añadio Daniela

El bartendero escuchaba con atención mientras ella narraba su historia. - ¿Akuze? ¿Estuviste allí? - pregunto el bartendero. - Akuze, si... - respondio ella. - Un planeta rocoso estéril en los bordes del espacio humano, el contacto con la colonia se perdio, yo y un escuadrón de marines fuimos despachados. Nos emboscaron esas cosas, Fauces Trilladoras... - añadio Daniela. - Las Fauces Trilladores son criaturas horribles de cuerpo largo y cuatro mandíbulas, no hay ningún planeta en el que no encuentres rastro de ellas, estos seres cavan túneles bajo la tierra y emboscan a sus presas, la colonia fue establecida en un nido de fauces trilladoras... Poco después esos malditos nos emboscaron... - añadio Daniela. - Al final solo logre salir yo con vida... Pero todavia recuerdo sus gritos, la sangre... No he vuelto a lo militar desde entonces - añadio Daniela. - Que triste... - respondio el bartendero. - Por eso me la he pasado en juegos de azar, es mi única forma de desahogarme - añadio Daniela. Bajo los efectos del alcohol, ella le contaba de sus problemas a los bartenderos. Muchos de ellos la expulsaban inmediatamente, pero este era una persona amable y escuchaba todo con atención.Daniela entonces observo las noticias, y se dio cuenta que habia un reportaje acerca de una nave minera. - Entre otras noticias, el UEMG Shinomura, una de las últimas excavadoras planetarias desde que entraron en desuso hace unas décadas ha desaparecido, su última misión fue en el sistema Grore-729, una estrella amarilla que solo sustenta a un gigante gaseoso, entre otras noticias de menor importancia se ha estrenado una nueva película de Jack Jackson, junto al héroe de ficción Blasto - dijo la reportera. - UEMG Shinomura... Es una pena, esa nave cargaba con 3,568 pasajeros... - dijo Daniela.

Mientras ella observaba, un hombre de tez clara, una barba bastante corta, un cabelllo corto y un uniforme militar entraron. - Pido dos, una para mi y otra para la señorita... - dijo el soldado. - ¿Qué quieres? - pregunto Daniela. - Kaidan Alenko, un gusto - respondio el militar. Daniela lo observo primero con una mirada extrañada, pero después le sonrio. - Kaidan, tú nombre me suena... - dijo ella. - Los dos entrenamos en la Academia Militar de Reach-II - dijo Kaidan. - Ha pasado un buen tiempo... - dijo Daniela. - ¿Qué te trae por aquí? - pregunto Daniela. - Lleguemos al grano, se me solicito venir a reclutarte - dijo Kaidan. - ¿Para qué me necesitan? - pregunto Daniela. - Estoy consciente que te retiraste, si, pero necesitamos tus habilidades Comandante - dijo Kaidan. - Lo siento, pero mi experiencia en Akuze me dio malos recuerdos... - dijo Daniela. - Comandante, es una misión de prioridad, recientemente se perdio el contacto con el UEMG Shinomura y no podemos perder esa nave... - dijo Kaidan. - Jaja, ah Kaidan, entiende, esto no es lo mío... No pienso volver - dijo ella. - Vale, sera tu decisión, pero si cambias de opinión toma - dijo Kaidan. El le entrego una pequeña tarjeta con su número teléfonico. - Tienes hasta el día de mañana para confirmarme, es tu decisión - dijo Kaidan. El entonces abandono y Daniela observo el número telefónico. La Ex-Marine torcio un poco la boca, pero decidio irse. - Lo siento, me tengo que ir... - le dijo al bartendero.

16 de Febrero de 2584

Apartamentos VegasView, Las Vegas, Estados Unidos, La Tierra, Sistema Solar

Daniela llego a su casa y observo que todo se encontraba solitario. Ella dejo su chamarra en un perchero y se sento en un sofá de color cáfe. Daniela se percato de la presencia de una caja forrada en papel de regalo, por lo que ella lo tomo. - ¿Un regalo? - se pregunto ella. Ella lo abrio y entonces observo una caja aun más pequeña. Debajo de la caja aun más pequeña, habia otra. Otras cinco cajas después ella tomo una especie de collar. - ¡Feliz aniversario! - exclamo una voz femenina. - Oh, lo recordaste... - dijo en un tono feliz. Una mujer de cuerpo delgado, cabello desordenado y piel blanca se le acerco. Las dos se abrazaron y se sentaron juntas en el sillón. - Ya tenemos un año juntas, ¿No es increíble? - pregunto Lena Oxton, una joven con acento británico, la cual utilizaba una blusa de color azulado y un pantalón de mezclilla. - Si, es bueno... - dijo Daniela. Las dos se observaron fijamente y Lena acaricio el cabello de Daniela, las dos se acercaron lentamente y ambas sintieron el calor de sus labios. Las dos se besaron y se abrazaban mientras se tiraban en el sillón. Daniela comenzo a quitarle lentamente la blusa a Lena, dejandola solo en bragas. - Oye, espera, guardemos lo mejor para la noche... - dijo Lena mientras le ponia el dedo en la boca. - Espero y no me decepciones... - respondio Daniela. - Voy a hacer algo de cenar, ¿Qué te gustaria? - pregunto Lena. - Haz lo que quieras, cualquier comida que hagas es bastante buena - respondio Daniela. Lena se sonrojo y entonces camino un poco hacia la cocina. Daniela entonces se puso el collar y observo a la pared por unos instantes. - Sabes, hoy un viejo compañero de la academia me ofrecio unirme a una misión - dijo Daniela. - ¿Aceptaste? - pregunto Lena. - No, te prometí que mañana viajariamos a Gliese de vacaciones, no pienso romper mi promesa... - dijo Daniela. Unas horas pasaron y ellas dos se encontraban en su cama, en una pequeña habitación con un balcón que daba una vista hacia la ciuda, mientras Lena abrazaba a Daniela. - Sabes, fui muy afortunada de haberte encontrado... - dijo Lena. - Tu lograste cambiar mi perspectiva... - dijo Daniela. - No es nada, desde que entre en tu vida has podido superar Akuze... - dijo Lena. - Gracias por entrar en mi vida - le dijo Daniela. Las dos se besaron y entonces comenzaron a abrazarse, mientras movian las sábanas.

Daniela desperto en una especie de zona extraña. Ella se levanto y se observo a si misma en los pasillos de una nave metálica. Ella observo un anuncio de propaganda, este poseía el logo del UEMG. "La Ciencia es el futuro, abraza el futuro". Ella observo dicho anuncio manchado de sangre, y entonces pudo escuchar un alarido inhumano en la distancia. Daniela observo una pistola tirada y la tomo del suelo, mientras la cargaba. La joven ex-marine avanzaba por los pasillos de la nave, pero subitamente una pequeña criatura similar a un calamar se movio por la tubería. Ella apunto, pero no habia nada. La ex-marine continuo caminando un poco por los pasillos de la nave y observo a una mujer golpeando su cabeza contra una pared. Mientras caminaba escuchaba susurros, casi ininteligibles, pero lo poco que podia discernir era aterrador. "Ya estamos aquí, tenemos hambre, acepta tu destino, devuelvenos a la vida". Aquellos extraños susurros se escuchaban de forma repetida, algo que le daba miedo y terror a Daniela. Ella entonces observo un cádaver bastante parecido a Lena, pero este fue arrastrado por algo más. Una pequeña criatura similar a un cefálopodo se encontraba introduciendose en su pecho, y mientras lo hacia el cuerpo de Lena convulsionaba. Sus brazos comenzaron a mutar y su estructura se estaba reordenando. Los brazos se movian hacia la parte trasera del cuerpo, sobre su espalda, donde se deformaban y se convertian en una especie de cuchillas. Las cuchillas de hueso se encontraban llenas de sangre, y la pequeña criatura cefálopoide tomo el cuerpo de su novia. Lena se levanto con el cuello torcido, pero su mirada ahora era inhumana. Aquella bestia se le abalanzo para devorarla, mientras Daniela disparaba en vano. Los disparos apenas le hacian daño, pero uno de estos en sus extremidades le cortaron uno de los brazos. Lena enfurecida cargo contra ella y de un tajo le arranco la mano en la que tenia la pistola. - ¡Aghhhhhhhhhhh! - exclamo Daniela. Ella observo y entonces el cuerpo de Lena se abalanzo sobre ella, mientras la besaba. Lena le clavo sus fuertes dientes mientras los ojos de Daniela volteaban hacia arriba. Su piel comenzo a tornarse de un color pálido, y la pequeña bestia cefálopoide introdujo sus tentáculos en el cuerpo de Daniela.

Daniela desperto agitada y observo a Lena, pero ella estaba normal. - ¿Qué sucede? - pregunto su novia, adormilada. - Tuve una pesadilla... - respondio Daniela. - Relajate, solo fue eso... - añadio Lena. - No, vi algo más... Estaba en los pasillos del UEMG Shinomura, y vi cuerpos, vi unas criaturas pequeñas, devoraban todo a su paso... Una de ellas tomo tu cuerpo y te convirtio en... Eso... - dijo mientras sollozaba. - Tal vez solo tienes miedo a que algo me pase, calma... - dijo Lena. - Escuchaba voces, estas me susurraban al oído "Ya estamos aquí, tenemos hambre", no se que significa eso... - dijo Daniela. - Solo debe de ser eso, un sueño - dijo Lena. - ¿Y si es una premonición? - pregunto Daniela. - Tal vez hable con Kaidan, mañana no podre estar, tal vez no iremos a Gliese... - dijo ella. - No te preocupes, tu haz lo que tengas que hacer para estar bien, pero en estos momentos no pienses en ello, solo duerme... - dijo Lena. Daniela tomo su ComPad y marco el número de Kaidan. - ¿Bueno? ¿Qué sucede? - pregunto adormilado. - Kaidan, soy yo, Daniela, aceptare en ir a tu misión - dijo ella. - ¡Genial! ¡Nos vemos mañana en el Puerto Espacial! - exclamo Kaidan. Ella colgo y entonces observo a Lena. - No te preocupes, solo duerme... - dijo Lena. Las dos volvieron a acostarse en su cama, mientras Daniela se reconfortaba un poco.

Recién Llegados

17 de Febrero de 2584

Órbita Planetaria, La Tierra, Sistema Solar

Un Pelican se dirigio hacia un Crucero de Infiltración Clase-Normandy, un prototipo el cual fue diseñado en conjunto por Misriah Armory y Achoem Weapons. El Pelican aterrizo en los hangares dentro del Prowler, mientras bajaban Daniela y Kaidan. - Es bueno que hayas aceptado la oferta, necesitabamos definitivamente a alguien como tú - dijo Kaidan. - Supongo que deberia sentirme halagada - dijo Daniela. Ellos caminaron por los pasillos de la nave y observaron a varios humanos operandola, estos eran técnicos los cuales estaban dispuestos a darlo todo por la UNSC. - Esta es la tripulación, lo mejor de lo mejor - dijo Kaidan. Daniela utilizaba unas ropas negras con algo de camuflaje militar, mientras se dirigian a la cabina de pilotaje. - Este de aquí es Jeff Moreau, pero nos gusta llamarle "Joker" - dijo Kaidan. - Un gusto, escuche de usted, ¿Comandante Shepard? - pregunto Joker. - Afirmativo - respondio ella. - ¡Cool! Yo siempre fui fan suyo y de sus acciones en el servicio, usted fue una heroína en Akuze... - dijo Joker. - No menciones esa palabra de nuevo - dijo Daniela. - ¿Por qué? - pregunto Joker. - Tengo muy malos recuerdos... - dijo Daniela. - Bueno, continua con tu trabajo campeón - dijo Daniela. Ella le dio una palmadita, pero Joker lanzo un grito de dolor. - ¡Ay! - exclamo adolorido. - Uy, que delicado... - dijo Daniela. - Ehm, no, no es eso... Joker padece de Osteogenesis Imperfecta - dijo Kaidan. - ¿Qué? - pregunto Daniela. - Le duele todo básicamente, además padece de problemas respiratorios y auditivos, el constantemente esta en tratamiento con la Doctora Chakwas - dijo Kaidan.

Ellos dos caminaron un poco por la nave y se encontraron con una mujer de edad avanzada, con un pelo gris corto y un traje médico. - Ella es la Dra. Karin Chakwas, una de nuestras mejores doctoras militares de toda la UNSC - dijo Kaidan. - Ja, originalmente queria estudiar ingenieria genética, pero termine en una nave militar sanando a los hiperactivos soldados, las cosas nunca salen como uno espera - dijo Chakwas. - ¡Doctora! ¡Ya quiero ir a la acción! - exclamo el Cabo Jenkins. - Oh Cabo, el campo de batalla no es divertido, una actitud temeraria y te vas a la otra vida - dijo Chakwas. - Ella tiene razón, la guerra no es algo que tomamos a la ligera - dijo - C... C... ¿Comandante Shepard? ¡Es un honor tenerla a bordo! - exclamo Jenkins. - En persona... - añadio Daniela. - Todos escuchamos de sus acciones en Akuze, ¡Usted es una leyenda! - exclamo Jenkins. - Prefiero no recordarlo... - dijo Daniela. - Bueno, Jenkins, Daniela, siganme, les presentare al resto del escuadrón - dijo Kaidan. Ellos llegaron hasta la armería donde se encontraban varios militares. Uno de estos era un hombre calvo de piel morena con una buena masa muscular, el se encontraba levantando pesas mientras hacia esfuerzo. - Novecientos noventa y nueve... Mil - dijo el sargento. - El es Asher Mahonin, pero preferimos llamarle "Sarge" - dijo Kaidan. - ¿Ella es Shepard? Un gusto - dijo Sarge. Los dos hicieron un saludo militar mientras observaban al resto del grupo. Un hombre caucásico con un rifle de francotirador y un traje de ODST se encontraba limpiando el arma, el poseia un largo bigote y un cabello corto. - Ese de allí es Victor Daniels, pero simplemente le llamamos "Vic" - dijo Kaidan. - Vaya, eres Shepard - dijo con un tono frío. - No es muy sociable ni expresivo, pero el te respeta - dijo Kaidan. - Ese Sangheili de allí es Zuka 'Vadam, nuestro experto en demoliciones y armas pesadas, le llamamos "Heavy" - dijo Kaidan. - ¿Tú eres Shepard? - pregunto Zuka. Aquel Sangheili utilizaba un árnes azulado, con un implante holográfico en su ojo izquierdo. Ella asintío. - Si Dadab estuviera vivo, a el le encantaria conocerte... - dijo Zuka. Los dos estrecharon sus brazos y se observaron mutuamente. - Por último tenemos a nuestra favorita, el Comandante Edward Buck, pero nos referimos a el como "Bucky" - dijo Kaidan.

Buck tenia alrededor de unos setenta y cinco años, pero pese a su edad, los aumentos cuando fue Spartan-IV todavia le permitian luchar. - Shepard, escuche de ti... Eres una heroína de guerra - dijo Buck. - Edward Buck, ¡Tú eres una leyenda viejo! - exclamo ella. - No me recuerdes que soy - dijo Buck guiñando el ojo. - Peleaste en Reach, Nueva Mombasa, Talitsa, Meridian, Sanghelios, incluso en Maethrilian... - dijo Daniela. - Lo se, lo se, pero creeme, todas esas batallas para mi han sido un cagadero de pantalones - dijo Buck. - ¿Y como le llaman a ústed? - pregunto Daniela. - Señorito ONI, estos tipos ya no tienen respeto... - dijo Buck. - Por cierto, mi apodo es "Reaper", posiblemente querias oirlo - dijo Kaidan. - ¡Comandante Daniela Shepard! ¡Se le solicita en la habitación personal del Cápitan Anderson! - exclamo la IV de la nave. - Bien, bien... - dijo Daniela. Ella camino por los pasillos de la nave hasta llegar a los aposentos del Cápitan, pero solo se encontraba un Sangheili de piel marrón, con un arnés de color grisáceo y rojo. El poseia una Omniherramienta anaranjada en uno de sus brazos, y una pintura facial blancuzca. - ¿Quién eres tú? - pregunto Daniela. - Mi nombre es Nihlus 'Krykm - respondio el Sangheili. - ¿Donde esta el cápitan? - pregunto ella. - Llegara en unos momentos, pero primero, quiero hablar contigo... - dijo Nihlus. - ¿Qué sabes del UEMG Shinomura? - pregunto él. - Una excavadora planetaria, las de su clase entraron en desuso durante la Guerra contra el Covenant, pero recientemente se han avalado nuevas expediciones para obtener Eezo, el UEMG Shinomura, el UEMG Charon, el UEMG Perseus y el UEMG Kiyosaki han sido reactivados y puestos en la tarea - dijo Daniela. - Interesante... - dijo Nihlus. En ese momento, un hombre de piel morena y uniforme de oficial entro. - Un gusto, soy el Cápitan David Anderson, un gusto - dijo Anderson. - ¿Por qué me solicito? - pregunto Daniela. - Bueno, sere franco contigo, eres una heroína de guerra, y solo una mujer con tus capacidades tiene la oportunida de unirse a los Espectors - dijo Anderson. - ¿Los Espectros? - pregunto Daniela. Los Espectros eran una organización de Inteligencia que solo servia a la Coalición, ellos recababan inteligencia, llevaban a cabo operaciones negras, entre otras cosas, similar a la ONI.

Daniela observo fijamente a Nihlus. - Estamos pasando por una crisis, desde la Guerra de Shanxi hemos perdido influencia, y queremos recuperarla, demostrar de que estamos hechos... - dijo Anderson. - Por eso decidimos hacer un pequeño paso de paz e incluirte, Daniela Shepard, superviviente de Akuze... - dijo Nihlus. - Lo siento, pero no me siento capacitada... - dijo ella. La Guerra Humano-Turiana fue un conflicto relativamente reciente, en el cual la UNSC se habia enfrentado tres meses contra la Jerarquía Sangheili por el control de Shanxi, una colonia fronteriza por la cual ambos bandos se disputaban, la guerra termino por intervención de Sanghelios, pero el daño ya estaba hecho entre ambas especies. - Volvi a la milicia solo por una causa muy personal, pero no pienso regresar después de esto... - dijo Daniela. - Bien, te dejare pensar si seras Espectro o no, pero creeme Shepard, es un gran privilegio... - añadio Nihlus. - Ahora bien, tengo una duda, ¿En que consiste la misión? - pregunto ella. - Como sabes, el UEMG Shinomura esta "desaparecido" para los medios, un accidente en el motor desliespacial habra sido el causante, pero en realidad la nave sigue aquí, emite una señal fantasma pero no responde a las comunicaciones, recibimos una llamada de auxilio distorsionada, esta advierte que la nave debe ser destruida - dijo Anderson. - Necesitabamos de tu ayuda considerando que lograste sobrevivir en Akuze, no sabemos exactamente que clase de cosas descubrieron allá abajo, pero la misión es limpiar la nave y extraer a Solus - dijo Nihlus. - Vale, como sea. Considerare lo de los Espectros allá en la misión, pero no se ilusionen - dijo Daniela. - Bien, hay que moverse a la bahía de lanzamiento y prepararse - dijo Anderson. - Le informare al resto de militares - dijo Nihlus. - No se por que tengo el presentimiento de que nos ocultan más cosas... - dijo Daniela antes de irse. La nave entonces se dirigio hacia el borde del sistema solar, donde se encontraba un Relé de Comunicación. Estos eran una especie de enormes estaciones espaciales de forma alargada, con dos brazos curveados y un núcleo de energía potenciado por Eezo, alrededor del núcleo giraban los anillos varias veces. El UNSC Normandy se acerco al Relé de Caronte, construido hacia no mucho y fue lanzado a través de un canal desliespacial a otro lado de la galaxia.

23 de Febrero de 2584

Cubierta de Vuelo, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

El UNSC Normandy emergio cerca del planeta gaseoso de Aegis-729 mediante un Relé Desliespacial, el cual habia sido activado no mucho después del descubrimiento del sistema. Dichas estructuras fueron construidas dos años después de la Guerra de Reclamación, con la intención de unir de mejor forma a la galaxia. Los Relés estaban compuestos de aleaciones de Titanio y Ghibalbio. Estas estructuras de cinco kilómetros de largo creaban canales Desliespaciales por los cuales era más fácil transitar, estos impulsaban a las naves a velocidades FTL más potentes incluso que las de un Motor Desliespacial Covenant, permitiendo un viaje mucho más rápido. Estos fueron construidos por la Coalición de Especies Unidas en base a la ingenieria invertida a artefactos Forerunner. El destino, Aegis-729 era un gigante gaseoso que órbitaba la estrella amarilla denominada como Cygnus, ubicada en la Constelación del mismo nombre. - Iniciando secuencia de camuflaje... - dijo Joker. El entonces genero el camuflaje activo y oculto la nave del espectro visible. Joker observo al UEMG Shinomura desde la cabina de pilotaje, mientras observaba sorprendido. - Wow... Es tan grande como decian - dijo Joker.  - Cápitan, ¿Esta viendo esto? - pregunto Joker. - Afirmativo, es majestuosa... - dijo Anderson. - Definitivamente... - dijo Joker. El entonces tomo su ComPad y se tomo una foto mientras levantaba dos de sus dedos. - La subire definitivamente a Picturegram - dijo Joker. - Joker, no debes subir ninguna foto relacionada a la operación, todas las imágenes que se tomen solo podran ser visualizadas por altos mandos de la ONI y la Coalición - dijo Anderson. - ¿Entonces esta imágen también terminara en los archivos de la coalición? - pregunto Joker. - No, claro que no - respondio Anderson. - Bien, ¡Escuadrón de Respuesta Rápida 650! ¡Es hora de partir! - exclamo Joker. Mientras tanto, los marines caminaron por los hangares y observaron al Pelican, este fue modificado y se le pintaron a los lados los signos de un águila. - Este de aquí es Scott Pratt, pero nos referimos a el como "Scotty" - dijo Kaidan. - Bien soldados, la misión sera simple, nuestra misión es entrar a esa nave y descubrir que sucede exactamente, si encontramos civiles hay que rescatarlos y descubrir que sucedio con esa nave... - dijo Buck. Los marines se subieron al Pelican, apodado como "Delta 425" y este se dispuso a despegar. EL hangar se abrio y entonces el Pelican salio hacia el espacio exterior, en un sistema cercano a una nebulosa rojiza. En el fondo podian observar la estrella amarilla pequeña, la cual daba luz y calor al sistema. El Pelican viajo a través del vacío del espacio y se encontraba frente aquel planeta.

Scotty observo sorprendido lo que habia pasado. - ¿Pero qué le sucedio a esa luna? No pudieron excavar tantos fragmentos de roca en solo unas semanas... - dijo Scotty. - Parece como si algo gigantesco le hubiera dado un mordisco y la dejara a medio comer... - dijo Sarge. Kaidan cargo su rifle de pulsos y se preparo. - Bien, aqui UEMG Shinomura, ¿Me reciben? - pregunto Scotty. - Vaya, que extraño... Los antenas de comunicación han sido desactivadas, solo emiten una señal fantasma periódicamente... - dijo Scotty. - Ninguna llamada de auxilio, nada... Esta fría - dijo Scotty. - No me digas Sherlock - dijo Sarge sarcásticamente. - Y dime Daniela, ¿Qué te impulso a aceptar? - pregunto Kaidan. - No lo se, simplemente reflexione las cosas y quise volver a la acción - dijo ella. - ¿Tienes familia que te espere en casa? - pregunto Jenkins. - Familia biológica no, todos murieron en Mindoir hace años, con excepción de mi madre que me abandono... Pero tengo una novia en casa, esta esperando mi regreso. Cuando vuelva iremos de vacaciones a Gliese-581, muchos dicen que es un paraíso - dijo Daniela. - ¿Novia? Parece que tenemos una LGBTAS aquí... - dijo Sarge. Daniela le levanto el dedo medio en respuesta. - Claro que lo es, un mundo con un cielo tan azul como lo era el de la Tierra, playas blancas y óceanos de agua clara... - dijo Victor. - Tenemos contacto visual con el Shinomura - dijo Scotty. Ellos pudieron observar la nave de diseño alargado, con colores negruzcos y el logo de la nave en las esquinas. El Pelican se dispuso a aterrizar en los hangares, mientras el equipo se preparaba para bajar del Pelican. - ¿Nihlus? ¿A donde vás? - pregunto Daniela. - Me muevo más rapido por mi cuenta - respondio el Sangheili. El avanzo con su escopeta de plasma cargada hacia adelante, mientras avanzaba hacia una puerta. El Sangheili lutilizo su Omniherramienta, la cual abrio la puerta para él. Los marines se posicionaron y apuntaron hacia todos lados, con sus linternas encendidas. - ¡Asegurado! - exclamo Sarge. - Todo esta despejado marines, no hay de que preocuparse... - dijo Buck. - ¿Cómo no nos preocuparemos? Estas zonas normalmente se encuentran pululando de Frames o trabajadores... - dijo Victor. El tomo su DMR y lo cargo mientras apuntaba. Kaidan enfundaba una carabina de batalla, un arma híbrida entre un rifle de batalla y una carabina. Daniela tenia en sus manos un rifle de pulsos, mientras que Sarge utilizaba un rifle de asalto con micromisiles. Jenkins portaba un rifle de pulsos y se encontraba temeroso. - Este sitio esta muy solitario... - dijo Jenkins. Zuka olfateo un poco el aire, el cual emitia un asqueroso hedor a carne putrefacta. - Ese hedor... Lo he olido antes... - dijo Zuka. - ¡Hay que mantenernos alerta! - exclamo Zuka.

El grupo de marines entro por una puerta hacia una sala abandonada, esta parecia ser de entradas y salidas a los hangares. - ¿Qué demonios? Se supone que deberia haber un equipo de seguridad aquí... - dijo Sarge. Nihlus se encontraba inspeccionando con su Omniherramienta el área. - Parece que empacaraon sus maletas rápidamente, estaban asustados... - dijo Nihlus. - Casi todos los sistemas o estan desactivados a dañados, los sistemas eléctricos estan dañados, los sistemas de ventilación desactivados, soporte vital en estado crítico... Parece que fueron saboteados por algo más - dijo Nihlus. - ¡Daniela! ¿Sabes algo de hackeo básico? - pregunto Buck. - Un poco - respondio ella. - ¡Ve y piratea los sistemas de seguridad ahora! - exclamo Buck. - Si comandante - respondio ella. Si bien Daniela ostentaba el rango de Comandante, seguia siendo subordinada de Buck. - Heavy, acompañala - ordeno Sarge. Zuka asintio y entonces la siguio, mientras los dos entraban por una pequeña caseta. Esta tenia otra puerta que llevaba hacia un sistema de ascensores privado. Daniela activo el panel y el holograma mostro los sistemas que estaban dañados. - Parece que hay algo enorme en las antenas de comunicación... - dijo Daniela. - No solo eso, la sala del motor desliespacial esta atestada de señales de calor - dijo Zuka. En ese momento escucharon algo arrastrarse por la ventilación. - ¿Sarge? ¿Qué fue eso? - pregunto Jenkins. - Solo es metal oxidado, esta nave sin mantenimiento se esta viniendo abajo... - dijo Sarge. Mientras ellos conversaban, Scotty se encontraba observando desde la cabina de pilotaje el vacío del hangar. - ¿Qué ha pasado aquí? - se pregunto el marine. En ese momento creyo escuchar un chillido, el sonido se escuchaba muy cerca del Pelican, por lo que decidio investigar. Scotty tomo una pistola de pulsos y la cargo, mientras caminaba fuera del sitio. - ¿Hola? ¿Quién fue? - pregunto Scotty. No hubo respuesta alguna. - ¡Ya no se hagan los graciosos! ¡Salgan de allí! - exclamo Scotty. En respuesta solo se escucho un débil gemido. Sobre el Pelican se encontraba una criatura de cuerpo alargado, con sus piernas fusionadas en una cola, y largos colmillos. De su boca emergian una especie de antenas, y aquella criatura emitia un débil gemido antes de abalanzarse sobre su presa.

Mientras ellos continuaban inspeccionando, se escucharon los gritos de Scotty. - ¿Scotty? ¡Vayan a ver que sucede! - ordeno Sarge. En ese momento Jenkins sintio como una especie de sustancia viscosa similar a la sangre caia sobre su rostro. El observo sobre la ventilación y noto un rostro humano Sangheili severamente deformado. - Eh... Sarge... - dijo Jenkins asustado. - Ahora no es el momento - respondio Sarge. - ¡Lo tengo! ¡He desbloqueado los sistemas de ventilación! - exclamo Daniela. - ¡No! - respondio Jenkins asustado. De uno de los sistemas un Sangheili severamente deformado se le abalanzo, mientras usaba uno de sus brazos convertido en una especie de tenaza para atacarlo. - ¡Corran! - exclamo Sarge. - ¡No se dispersen! ¡Es mala idea! - exclamo Nihlus. El grupo comenzo a abrir fuego contra aquella bestia en un intento de acabarlo, pero apenas le daban. - ¡Daniela! ¡Huye! - exclamo Buck. Ella entonces abrio una puerta cercana a la casetilla y comenzo a huir acompañada de Zuka. Los disparos se escuchaban acompañados del grito ahogado de Jenkins y los rugidos de aquella bestia. Los dos corrieron por un oscuro pasillo y entonces de otro conducto de ventilación emergio una de esas bestias. Esta parecia haber sido un humano, pero severamente mutado y con brazos en forma de cuchilla. La criatura le rugio y se abalanzo a una velocidad increíble, pero Zuka disparo con su cañon Gauss y lo despedazo parcialmente. - ¡Rápido! ¡Muevete! - exclamo Zuka. Los dos continuaron corriendo mientras otras criaturas de aspecto humanoide los perseguian. Daniela consiguio llegar al elevador, para la lengua de un Jiralhanae deformado se aferro a su pierna y la arrastro. Zuka le disparo a la bestia y la hizo estallar en varios pedazos, Daniela aprovecho para reincorporarse y correr. Zuka presiono un panel y los llevo hacia donde se encontraba el Monorriel. El elevador se cerro y los rugidos inhumanos de aquellas criaturas todavia se escuchaban. - Esas cosas... Las vi en un sueño... - dijo Daniela. - ¿De qué hablas? - pregunto Zuka. - Las vi, son feroces, acaban con cualquier ser, se manifestaron en la forma de mi novia... - dijo ella. - ¿Tuviste una premonición acaso? - pregunto Zuka. - Desde niña he tenido sueños así, se debe a mis capacidades Psiónicas. Cuando mi padre descubrio que yo era una Psiónica, pago una licencia inmediatamente, pero eramos una familia pobre, y estabamos en crisis... - dijo Daniela. - Cuando niña, percibi eventos futuros, logre ayudar a mis padres a ganar la lotería y mejorar nuestra condición, pero todo cambio cuando un día antes del ataque Batariano a Mindoir, yo logro percibirlo un día antes, solo tenia siete años... Fue traumático, pero desde eso entonces he decidido reprimir mis premoniciones, pero han regresado... - dijo Daniela. - Crei que podia hacer algo si venia acá, algo para cambiar ese futuro nefasto, pero solo me he metido en horrores mucho peores... - dijo Daniela. - Esas cosas que tu dices les conocemos como "La Infestación", bestias horribles de tiempos primordiales que devoraban a todo ser inteligente, ellos destruyeron a los Antiguos, y la única forma de detenerlos fue mediante el uso de los Halo... - dijo Zuka. - ¿Dices que esas cosas son casi imparables? - pregunto Daniela. - Individualmente es díficil matarlos, pero es posible... En colectivo pueden arrasar con mundos enteros en el parpadeo de un ojo... - dijo Zuka.

 Mientras tanto, los marines se dispersaron y huyeron a traves de la nave. Kaidan disparo y logro cercenarle la extremidad a aquella horrible bestia, mientras rugia de formas aceleradas. Sarge cerro las compuertas mientras ellos arrastraban a Jenkins herido. - ¡Duele! ¡Duele maldita sea! - exclamo Jenkins. - Relajese Marine... - dijo Sarge. Jenkins observo una cortada que tenia, la cual se encontraba sangrando. - ¿No podemos regresar al Pelican? - pregunto Kaidan. Mientras ellos hablaban, varios Acechadores se subian por la nave y rompian el vidrio. - ¡Ahhhhh! - exclamo Scotty mientras un Acechador le mordia el cuello. El logro forcejear por unos minutos, pero aquellas criaturas intentaban subirse a la nave. Scotty entonces solto una granada, la cual al activarse genero una poderosa explosión que desestabilizo a la nave y la destruyo. La explosión se escucho desde la posición de Sarge y Alenko. - ¡No! - exclamo Kaidan. - Mierda... - dijo Sarge. - El Turiano escapo, y fue el primero que dijo que nos mantuvieramos unidos... Idiota - dijo Victor. En ese momento los ojos de Jenkins se tornaban de color blancuzco, mientras una especie de tentáculos brotaban de su pecho y rompian su armadura. Sus brazos mutaron y se convirtieron en una especie de cuchillas, fue entonces que Jenkins lanzo un rugido de furia. Jenkins arrojo a Sarge con una tremenda fuerza contra la pared, pero el se reincorporo y comenzo a dispararle. - ¡Disparale a las extremidades! - exclamo Alenko. Los dos abrieron fuego contra la criatura que alguna vez fue Jenkins, hasta lograr cercenarle dos de sus brazos. Jenkins se tiro al suelo y entonces de su espalda emergieron tentáculos, hechos de lo que fueron sus intestinos. Victor entonces tomo una granada incendiaria y se la arrojo, al estallar comenzo a quemar el cuerpo de Jenkins mientras un horrible sonido infernal era expulsado. Jenkins comenzo a separar lentamente su cabeza, de la cual surgieron una especie de pequeños tentáculos. Sarge observo enfurecido y pisoteo varias veces su cabeza, con tal de evitar que escapara. - ¿¡Pero qué mierda fue eso?! - se pregunto Kaidan. - No lo se... - respondio Sarge. - Pobre Jenkins, el no se merecia morir de esta forma... - dijo Victor. - Joker, hemos recibido una baja, perdimos de vista a Nihlus, Daniela y Zuka se escaparon por otra zona, creemos que el Pelican fue destruido... - dijo Buck. La comunicación solo se escuchaba con estática, mientras fragmentos de voz de Joker se podian escuchar. - Maldita sea no responden... - dijo Buck. - ¿Estámos varados en una nave con estas cosas? Qué divertido - dijo Victor. - Hay que movilizarnos caballeros, para llegar a otras partes de la nave habra que usar el Monorriel, hay que prepararnos para todo... - dijo Sarge.

Nihlus se perdio entre los pasillos de la nave tras el ataque de esas cosas. El se encontraba horrorizado por lo que habia visto, aquella criatura era horrible, algo que jamás debio de haber visto por su propia sanidad mental. El penso en aquellas historias Covenant, acerca de un parásito que destruyo Suma Caridad. El entonces escucho una especie de pequeños susurros, voces que decian palabras como "Devuelvenos a la vida". - ¿Quién esta allí? - pregunto Nihlus. Nihlus entonces sintio como una especie de sustancia viscosa caia sobre su rostro. El entonces observo a una Humana superviviente. - ¿Una superviviente? ¿Qué sucedio? - pregunto Nihlus. - No estaras vivo para saberlo... - respondio la mujer, la cual tenia el pelo castaño con el cabello suelto. Ella comenzo a silbar y entonces Nihlus escucho un gruñido. El volteo hacia arriba y observo a un Acosador, el cual se le arrojo sobre su rostro. Nihlus intento disparar y defenderse, pero la criatura se abalanzo a su cuello y lo mordio. Nihlus intento gritar, pero estos fueron ahogados por los mordiscos de la bestia. Zuka y Daniela avanzaron por los pasillos de la nave, mientras gotas de agua caían en el suelo. - ¿Cómo es que esas cosas estan aquí? Dijiste que el Jefe Maestro habia acabado con ellas... - dijo Daniela. - Ni yo me lo explico - dijo Zuka. - Pero algo me dice que posiblemente la ONI esta relacionada y nos cuentan algo que no sabemos... - dijo Zuka. En ese momento, La Omniherramienta de Zuka comenzo a recibir unas señales, por lo que el la activo. - Aquí... Mordin Solus... Puente de Mando... - dijo Mordin. - ¿Qué coño? - se pregunto Daniela. - Mordin Solus... Escuche ese nombre en alguna parte... - añadio Zuka. - Tal vez nos esta llamando al puente de mando, es bueno saber que hay supervivientes... - dijo Daniela. - No me alegraria tanto, no sabemos si conseguiremos llegar con vida - respondio Zuka. Ellos entonces llegaron a una zona cercana a los baños y observaron el cuerpo mutilado de Nihlus. Daniela sintio una fuerte naúsea al verlo y estuvo a punto de vomitar, pero se contuvo. Zuka se acerco un poco y observo el cuerpo de este, el cual había sido cortado varias veces por algo afilado Los ojos del Turiano estaban en blanco, sin mostrar señales de vida, pero se podia discernir su expresión de terror. Daniela se acerco y observo una especie de símbolos misteriosos, dichas formas no coincidian con nada que ella hubiera visto en su vida. Mientras leía más y más sentia como su mente no podia comprenderlo, escuchaba varias voces en su cabeza. Ella entonces lanzo un grito de desesperación al no poder comprehenderlo, pero Zuka la movio y evito que continuara. - Ya, tranquila, tranquila... - dijo Zuka. - Hay que movernos, podemos utilizar el Sistema del Monorriel para llegar a nuestro destino - dijo Zuka.

Muertos desde la Llegada

23 de Febrero de 2584

Cubierta de Vuelo, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

Del Desliespacio emergio un pequeño Crucero Clase-Mariner severamente modificado. Aquella nave se dirigia por el otro lado de la nave hacia el Shinomura. Un Mercenario cuyo nombre era Carlos Becker Santana se encontraba junto al piloto. - Llegamos señor, el UEMG Shinomura... - dijo el piloto. - Dejanos allí, ya me estoy saboreando la recompensa por Mordin Solus... - dijo Santana. La nave aterrizo en otro de los hangares del Shinomura, mientras trataban de pasar desapercibidos. En el Normandy, Anderson se encontraba observando desde la cabina de pilotaje. - ¿Vio eso señor? - pregunto Joker. - Una nave de los Magpies... Genial - dijo Anderson. - Intenta contactar al equipo - ordeno Anderson. - Si, sobre eso... Recientemente enviaron una especie de señal de auxilio, pero esta se encuentra distorsionada... Apenas eran distinguibles sus voces - dijo Joker. - ¿No sabes que paso allí? - pregunto Anderson. - ¿Tienes acceso a registros de vídeo? - pregunto Anderson. - Si - respondio Joker. El entonces desplego los distintos archivos de video, algunos se encontraban distorsionados y con una calidad horrible, pero en uno de ellos alcanzo a ver como una extraña criatura se abalanzaba sobre la cámara de Jenkins. - Parece que hay algo dentro que da interferencia... - dijo Joker. - Esa cosa no es humana... - dijo Anderson. - Creo que hemos confirmado los Protocolos de Infestación XX21, no quedara de otra más que destruirlos cápitan... - dijo Joker. - No, demosles veinticuatro horas, si no recibimos noticia de ellos volamos la nave con un Misil Clase-Shiva - dijo Anderson.

Mientras tanto, el transporte Clase-Mariner aterrizo en el hangar, donde observaron el destrozado Pelican. - ¿Pero qué ha pasado aquí? - se pregunto Santana. El resto de sus hombres comenzo a bajar, entre ellos se encontraba Emiliano Díaz, un hombre fornido con una cabeza calva y una especie de tatuajes en ella, Antonio Nuñez, un hombre de tez morena y barba corta, y por último Alejandro Luna, un jóven religioso de cabello corto y piel blanca. Santana era un hombre moreno con un bigote corto y una barba espesa, así como un cabello largo. El cubria su boca con una bandana roja, y tenia en sus manos un rifle de pulsos. - ¿Un Pelican? Parece que no somos los primeros... - dijo Santana. - Huele horrible... - dijo Luna. - ¡Toretto! ¡Sal de allí! - exclamo Santana. El último en salir fue un hombre musculoso de cabeza calva, con una tez entre morena y clara. Su nombre era Xander B. Toretto. El tenia en sus manos un rifle de pulsos, su traje militar le dejaba ver sus músculos brazos. - ¿Esto es el Shinomura? Lo esperaba más limpio... - dijo Xander. - Bien, todos estamos conscientes por que estamos aquí, pero como son estúpidos se los dire una segunda vez - dijo Santana. - Hemos venido en búsqueda de Mordin Solus, recientemente envio una señal de auxilio debido a un Incidente de misteriosa naturaleza, por ahora somos los únicos que acudieron a su llamado... - dijo Santana. - Mordin es buscado en los Sistemas de Terminus, en particular por los Soles Azules, ellos nos pagarían mucho por llevarles vivo a Mordin, alrededor de tres mil quinientos millones de Gekz, si lo llevamos muerto, la cantidad se duplica... - dijo Santana. - ¡Nos volveriamos ricos! - exclamo Luna - Ya no dependeriamos del asalto a naves mineras o colonias mineras, ahora seriamos los mercenarios más temidos de la galaxia y fundaremos un cártel que trafique Polvo Rojo, tan temido como los Perros de Siura... - dijo Santana. Los Perros de Siura eran un cártel que operaba en las colonias interiores traficando Polvo Rojo durante el '25, pero fueron acabados por la UNSC a inicios de la Primera Guerra, ellos eran temidos por experimentar en seres humanos, al creer que el Polvo Rojo daba propiedades "mágicas", lo que en realidad era una estimulación de la Glándula Pinéal de los Psiónicos, pero solo funcionaba de esta forma en dichos usuarios.

Los mercenarios avanzaron lentamente y observaron marcas de disparos de los rifles de pulso. - Parece que hubo un tiroteo aquí... - dijo Xander. Díaz observo una especie de sustancia viscosa similar a sangre, acompañada de una mucosidad amarilla. - Que asco... - dijo con un tono de desagrado. - Parece que las puertas estan pirateadas, esto hara el trabajo más facil... - dijo Santana. - ¡Nuñez! ¡Abre las puertas! - exclamo Santana. Nuñez entonces se acerco y presiono un panel, sin saberlo cometio un gran error. Una criatura que recordaba a un Sangheili mutado le rugio y se le abalanzo sobre su rostro. Nuñez intento disparar con su rifle de pulsos pero fue en vano, la criatura se le abalanzo y comenzo a morder su cuello. - ¡Nuñez! - exclamo Díaz asustado. Todos los mercenarios comenzaron a disparar sobre la criatura, la cual habia perdido un brazo. La bestia era acribillada brutalmente mientras los tiros de pulsos le destrozaban partes del cuerpo, hasta que le arrancaron el brazo restante. La criatura cayo en el suelo, pero su vientre exploto y una criatura cefalopoide escapo de su pecho, esta se le abalanzo a Xander pero el humano simplemente la tomo con sus manos y la escucho retorcerse. Xander entonces aplasto a la criatura y aquel viscoso líquido se escurrio sobre su mano. - ¿Pero qué cojones ha pasado aquí? - pregunto Santana. - Se lo mismo que tu, asi que mejor callate... - dijo Xander. Xander poseia unos reflejos avanzados, debido a que el nacio en la colonia tóxica de un mundo lejano, conocido como Furya, gracias a eso el desarrollo reflejos que lo hacian superior a otros humanos, incluso se postulo para los Spartan-IV pero fue rechazado por su historial criminal. - Venga, posiblemente Mordin se refugio en el puente, hay que buscarle... - dijo Santana. Mientras ellos caminaban, Díaz escucho un débil gemido escapar del cuerpo de Nuñez. El observo como este se convulsionaba violentamente, por lo que apunto y comenzo a disparar. 

23 de Febrero de 2584

Cubierta Médica, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

La pareja del Sangheili y la Humana consiguio llegar mediante el sistema del Monorriel de la nave. Zuka y Daniela caminaron un poco por los pasillos de la Cubierta Médica, mientras se dirigian hacia el Puente. - ¿Cuánto llevamos caminando? - pregunto Zuka. - Ni puta idea... - respondio Daniela. - ¿Cómo conocias de estas criaturas? - pregunto Daniela. - Cuando estuve en la Instalación 04, los tuyos los liberaron por error... Tuve que aliarme con un Spartan y su equipo, comenzo como una simple alianza, se convirtio en una relación de honor y respeto mutuo - dijo Zuka. Mientras ellos caminaban, Zuka creyo escuchar una voz conocida. - ¡Zuka! ¡Por aquí! - exclamo Dadab. - ¿Dadab? Creí que estabas... - dijo Zuka antes de ser interrumpido. - ¿Zuka? - pregunto Daniela. El Sangheili se acerco hacia donde creia haber escuchado a su viejo amigo. El se acerco y lo observo. - Dadab, es bueno volver a verte... - dijo mientras lo abrazaba. - Todo esta bien Zuka, pero debes devolvernos a la vida... - dijo Dadab. - ¿Cómo? - pregunto Zuka. - ¡Zuka! ¡Reacciona! - exclamo Daniela. El entonces observo que estaba abrazando un torso destrozado. - ¡Ah! - exclamo asustado. - Lo siento, crei haber visto a mi amigo Dadab... - dijo Zuka. - ¿Qué le sucedio? - pregunto Daniela. - Dadab fue mi compañero desde que nos conocimos en el '51, el solo tenia siete años y luchamos mano a mano desde entonces, hasta la Guerra de Reclamación... Pero como todo Grunt tenia una esperanza de vida corta y murio a sus veinte años, intente hacer lo posible para alargarla pero no habia nada que hacer... A veces me culpo por ello - dijo Zuka. - Tal vez solo sea tu consciencia o no se... - dijo Daniela. - Lo último que dijo fue algo extraño, devuelvenos a la vida... - añadio Zuka. Daniela volteo a observarlo con una mirada extrañada.  Los dos caminaron un poco por los pasillos de la nave y llegaron hacia una especie de habitación donde habia varios bebés clonados en formación. - ¿Pero qué?... - se pregunto Zuka. - Son clones Flash... - dijo Daniela. - Crei que estaban prohibidos por el Mortal Dictata... - dijo Zuka. - Se supone, esta ley no fue removida como la Ley Psiónica... No me extraña que una corporación tan grande como el UEMG haga esto, la corrupción es alta... - dijo Daniela. - Deben cosecharlas para protésis, si no quieren gastar dinero en un brazo o pierna robótica, lo reemplazan con partes humanas reales... - dijo Zuka. Mientras ellos observaban, un Doctor de piel morena aparecio asustado. - ¡Ayudenme! ¡Saquenme! - exclamo aterrorizado. Detrás suyo, un bebé mutante con una especie de tentáculos en su espalda se arrastraba por las paredes. El infante de sus tentáculos creados con sus intestinos disparo una especie de huesos afilados los cuales se clavaron en la garganta de su víctima, y después se abalanzo para devorarle. Ellos dos continuaron avanzando mientras trataban de ignorar lo que habian visto, pero en ese momento recibieron un mensaje holográfico. Zuka lo respondio y observo en el holograma a un Salariano de piel color carne, con dos ojos negros y una bata de laboratorio blanca. - ¿Eres Solus? - pregunto Zuka. - Así es, Mordin Solus, genetista experto a bordo de la UEMG Shinomura - respondio de forma rápida. - Necesito verles en el Puente de Mando, pero ahora que estan en el Ala Médica, vayan a la morgue y recuperen los implantes neurales del Cápitan, ¡Ahora! - exclamo Mordin. - ¿Puedes decirnos como carajo ocurrio todo esto? - pregunto Zuka. - Les explicare más adelante, pero hagan su esfuerzo por recuperar los implantes del Cápitan, es la única oportunidad que tenemos para salir de aquí - dijo Solus. El corto las transmisiones, Zuka observo a Daniela y decidieron avanzar. Ellos caminaron por los pasillos de la nave, los cuales estaban manchados de sangre humana y un líquido viscoso amarillento. Mientras caminaban, observaron una especie de letrero. - Para llegar a la morgue tenemos que pasar por... Los laboratorios de Química - dijo Daniela. Ellos continuaron su avance por unos pasillos y observaron a una mujer dandose golpes contra una pared. Mientras ellos se acercaban, aquella mujer se daba los golpes más y más fuerte. - ¿Deberiamos hacer algo? - pregunto Daniela. Zuka se acerco con intenciones de ayudar, pero cuando toco su espalda, ella se dio un fuerte golpe que le destruyo la frente. La mujer cayo muerta en el suelo mientras dejaba la pared manchada de sangre. - Este sitio es un puto manicomio... - dijo Daniela. Los dos continuaron avanzando y observaron a una doctora con los ojos sangrantes, ella se coloco una venda en los ojos. La doctora se encontraba hablandole al cádaver de un Marine, el cual estaba severamente deformado y mutilado. - Oh McGrath, ya casi llega la ayuda... - dijo ella, mientras deliraba. - ¿Jeff? Si viniste... - dijo ella. - Toma, lo necesitarás allá... - dijo la doctora. La doctora le entrego una Cortadora de Plasma 211-V, un arma minera de la Coalición. Los dos continuaron caminando y llegaron hacia una puerta, donde se podia leer "Laboratorios Químicos".

Daniela presiono el panel y la puerta se abrio, mientras ellos dos entraban. Ella observo unos cuantos modelos del cuerpo humano en aquella habitación, tan blanca como la nieve. Los modelos estaban acompañados de unos bocetos, cada uno de distintas criaturas que habian enfrentado. - Estaban estudiandólos... - dijo Daniela. - Posiblemente buscaban una cura contra estas bestias - dijo Zuka. - Es una desgracia, no existe una... - dijo Zuka. - ¿No? - pregunto ella. - En la Guerra Forerunner-Flood, los Forerunner jamas encontraron una cura, solo existian los Halo... - dijo Zuka. - Por lo visto, tus Forerunner ni con esos Halo los mataron - dijo Zuka. Los dos recorrieron los laboratorios y Zuka observo una tabla periódica. - Creo que no han clasificado el Krulomantio - dijo en forma de broma. - Eso dicelo a Mordin cuando lo encontremos - dijo Daniela. - Nuestro sistema de clasificación elemental es más sencillo - dijo Zuka. Daniela entonces continuo hojeando los documentos y observo una especie de documentos extraños, donde observo un ser similar a un planeta dibujado. - ¿Qué cosa es esto? - pregunto Daniela. - No tengo idea - respondio Zuka. - Esta descrito del tamaño de una luna... - dijo Daniela, en ese momento las puertas se cerraron y una cuarentena se inicio. Los dos se equiparon con sus armas y observaron que varios infectados entraron por los ductos de ventilación. Daniela tomo su rifle de pulsos y comenzo a disparar contra los brazos y piernas de aquellas criaturas. - ¡Acabalos a todos! - exclamo Zuka. El disparaba con su Cañon Gauss y los destruia rápidamente, pero más y más de esas criaturas llegaban. Los infectados se encontraban acompañados de formas de infección, las cuales tenian forma cefalopoide. Una de estas se la abalanzo a Zuka, pero el forcejeo y logro tirarlo al suelo, para pisotearlo. Daniela continuo disparando contra aquellas bestias aberrantes, pero eran rápidas. Un Sangheili infectado se le abalanzo y la tomo por el cuello, mientras intentaba excretarle una especie de liquido viscoso en sus ojos. Ella lo pateo y después disparo con su rifle de pulsos, arrancandole un brazo. - ¡No dejes que sus fluidos caigan en zonas expuestas! ¡Eso es suficiente para infectarte! - exclamo Zuka. Los dos continuaron abriendo fuego contra las criaturas, hasta que después de un rato lograron acabarlos a todos. Daniela cayo en el suelo y suspiro un poco. - ¿Enserio esas cosas con el simple hecho de atacar una herida ya me infectaron? - pregunto Daniela. - No dejes que te hagan heridas graves, se introduciran de una forma u otra... - dijo Zuka. Zuka la ayudo a reincorporarse y bajaron por un pequeño ascensor, allí se encontraba la siguiente entrada hacia la Morgue. Los dos volvieron a recorrer un desolado pasillo, pese a que este era corto, a cada paso Daniela sentia como si se alargara, ella queria salir de allí.

Los dos entraron a la Morgue y alli observaron varios cádaveres dentro de bolsas de plástico. - Ten cuidado, estos cuerpos pueden despertar... - dijo Zuka. Daniela observo un cuerpo con unas placas de identificación, ella se acerco a leerlas. "Cpt. Challus Mercer". - Este es, rápido, ayudame a quitarle los implantes... - dijo Daniela. Ella se dispuso a tocar el cuerpo, pero un ducto de ventilación cercano se rompio. - Agachate... - ordeno Zuka. Los dos se agazaparon mientras una criatura de cuerpo alargado caia en el suelo, Esta poseia una envergadura de un metro y medio, la criatura recordaba en forma a un pajaro, pero en vez de cabeza poseia una especie de proboscíde, sus alas estaban hechas de piel. Aquella criatura aleteo un poco y se subio a unas camillas, mientras se acercaba al Cápitan. La criatura se apoyaba en sus manos que terminaban al final de las alas y se arrastrababa, esta entonces saco su proboscíde y la inyecto en el cráneo del Cápitan, mientras comenzaba a expulsar una especie de sustancia viscosa. La criatura aleteaba un poco y logro alzar al Cápitan un poco, este entonces comenzo a mutar y su cuerpo se convertia en una bestia horrible, sus extremidades se deformaban y su rostro se volteaba. La criatura entonces se dispuso a caminar y lanzo un rugido de ultratumba. - ¡Mueran! - exclamo Zuka. El disparo con su Cañon Gauss contra la criatura voladora, destruyendola. El Cápitan se abalanzo a toda velocidad y se arrojo contra Zuka, el Sangheili pateo a Daniela y la movio. - ¡Corre! - exclamo Zuka. La criatura lo embistio y derribaron unas camillas, esta forcejeaba mientras intentaba morderlo. Zuka le hundio una daga de energía en su cuello, pero no fue suficiente. Daniela entonces tomo el rifle de pulsos y comenzo a disparar contra la bestia, la cual fue despedazada brutalmente con cada tiro. Al final, el Cápitan cayo muerto por segunda vez. - Debiste huir... - dijo Zuka. - Te necesito vivo, además si no lo matabamos no teniamos implantes - dijo ella. - Pudo haberme matado y después a tí... - dijo Zuka. Ella lo ayudo a levantarse y ambos observaron el cuerpo. - No voy a introducir la mano allí... - dijo ella. Zuka observo un equipo de cirugía abandonado y le entrego los guantes. - Usalos, te serviran... - dijo el Sangheili. Daniela se coloco un cubrebocas y tomo un pequeño escalpelo, con el cual comenzo a cortar el duro tejido de la criatura. - Parece que hacen un parche de su extraña biomasa sobre el cuerpo infectado... - dijo ella. Daniela logro cortar en el cuello y observo los implantes, ella entonces con los guantes extrajo el pequeño chip que se encontraba en la nuca del Cápitan, antes de dejarlo allí. Zuka entonces pisoteo la cabeza del Infectado. - No queremos que vuelva nunca más... - dijo Zuka. Los dos avanzaron a través de la nave mientras observaban los pasillos ensagrentados. - Mordin, tenemos los implantes... - dijo Daniela. - ¡Excelente! ¡Reunanse conmigo en el puente de mando! - exclamo Solus. Mientras avanzaban, Zuka recibio un mensaje. El respondio y observo el rostro de Edward Buck. - ¿Buck? ¿Qué sucede? - pregunto Zuka. - Apenas logramos tener comunicación... Necesitamos salir cuanto antes - dijo Buck. - Recibimos la señal de Mordin Solus, nuestra prioridad ahora es rescatarle - dijo Zuka. - Esta atrincherado en el puente de mando, debemos dirigirnos hacia allá - dijo Zuka. - Bien, le informare al resto, pero espero que no nos estes llevando a nuestra muerte... - dijo Buck. - ¡Marines! ¡Nos moveremos hacia el puesto de mando! - exclamo Buck. Los otros soldados comenzaron a equiparse con sus armas y avanzar. Zuka entonces escucho un alarido inhumano, aquel alarido helaba la sangre con el simple hecho de ser escuchado. - Rápido, hay que movernos... - dijo Zuka. Zuka y Daniela continuaron avanzando por los pasillos de la nave, mientras se dirigian hacia el Puente de Mando. 

Obliteración Inminente

23 de Febrero de 2584

Cubierta de Pasajeros, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

Santana y sus hombres avanzaron a través de los pasillos de la nave. - Esa cosa mato a Nuñez y lo estaba convirtiendo... ¿Qué es esto? ¿Una plaga? - se pregunto aterrado Luna. - No sabemos que son esas cosas, pero debemos evitar el menor contacto con ellas... - dijo Xander. Santana se mantuvo al frente de sus hombres, mientras observaba que no hubiera nada. - ¿Donde estara Solus? - pregunto Xander. - Muy posiblemente en el Puente de Mando, es el único lugar que se me ocurre donde pudo enviar el mensaje, eso o en el departamento de minerales - dijo Santana. Díaz se encontraba equipado con un lanzagranadas, mientras apuntaba. Luna se encontraba rezando, aterrado por lo que se vendria. - Señor padre, te pido que nos protejas en nuestra travesía señor Jesús... - dijo Luna asustado. En ese momento creyeron escuchar algo caerse en una pequeña habitación, por lo que se acercaron. - ¿Hay alguien? - pregunto Luna. Mientras ellos avanzaban, Díaz se asomo y entonces recibio un disparo. Díaz se cayo y estuvo a punto de disparar, pero Luna lo calmo. - ¡Espera! ¡Es humana! - exclamo Luna. Una mujer de piel clara, un cabello castaño y suelto, traje de laboratorio y pantalones ajustados los observaba. - Ah... Son miembros del equipo de seguridad... - dijo ella. Santana observo a Xander y asintio. - Si, si, claro, soy el Cápitan, ehm, Becker Santana - dijo el mercenario. - Bien, ya era hora, debemos de salir... - dijo la doctora. - Disculpe, ¿Cuál es su nombre? - pregunto Santana. - Mi nombre es Kendra Samuels, departamento de biología... - dijo ella. - ¿Qué coño eran esas cosas que vimos? - pregunto Xander. - Infectados - respondio ella. - ¿Infectados? - pregunto Luna. Kendra los observo y asintio. - El Doctor Solus fue el causante de todo esto... El estaba enfurecido por la Operación y lo que le haciamos al planeta, estaba convencido de que estaba vivo, por lo que en venganza creo un patógeno que convirtio a toda la tripulación en esas cosas - dijo Kendra. - Otro motivo más por el que matarle - dijo Santana. - No lo se Luna, no creo que puedan crear un patógeno así en cuestión de semanas... - dijo Luna. - ¿Acaso me cuestionas? - pregunto Kendra. - Esa habitación de Solus, el... experimentaba con esas cosas - dijo Kendra. - Debemos dirigirnos hacia el Puente de Mando y enviar una señal de auxilio... No pienso quedarme más aquí... - dijo Kendra. - Bien señorita, la llevaremos al Puente y si es posible eliminaremos a Solus, creemos que el se encuentra en esa parte de la nave - dijo Xander. - Bien, pero tenemos que mantener un perfil bajo, esas cosas perciben las feromonas que soltamos por el miedo y nos dan caza... - dijo Kendra. - ¿Ya oiste luna? Mantente controlado - dijo Diaz. - ¡Vamos! ¡Hay que salir de esta maldita zona! - exclamo Santana. Mientras ellos avanzaban, Kendra guardaba en su bolsillo una especie de pequeño tubo de ensayo, el cual contenia un fluido viscoso amarillento.

23 de Febrero de 2584

Puente de Mando, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

Daniela y Zuka accedieron al Puente de Mando, desde el cual se podia obtener una vista panorámica del gigante gaseoso y la luna. Alli se encontraba el Dr. Mordin Solus, con un rifle de pulsos cargado. Varios cuerpos de distintos Infectados se encontraban rodeandolo, mientras las moscas rodeaban los cuerpos. Mordin se encontraba alimentandose de una ración de comida enlatada, lo único que podia consumir. - Vaya, todo esto por ti... - dijo Daniela. - ¡Genial! ¡Han llegado! Es hora de ponernos a trabajar - dijo Mordin. - Esas cosas, ¿Cómo llegaron a la nave? - pregunto Daniela. Zuka le entrego los implantes neurales y Mordin procedio a registrarlos, mientras se activaba el sistema de la nave. En ese momento entro el resto de marines. - ¿Alguien puedo explicarnos que esta pasando? Tengo hambre, sueño, desesperación y exijo saber que sucede - dijo Buck. - Esas cosas son un patógeno alienígena que existio desde tiempos primordiales, el Covenant le llamaba la Infestación, pero para el resto de la galaxia son solo cuentos. Hasta ahora - dijo Mordin. - Yo y mi asistente, Kendra Samuels fuimos contratados por el UEMG para ayudar en la creación de partes clonadas, yo y ella aceptamos, pero las cosas se pusieron raras a los pocos días - dijo Mordin. - Se comentaron a montar campamentos de extracción para iniciar una operación a largo plazo, pero fue entonces que cavaron tan profundo que despertaron algo dentro de la luna... - dijo Mordin. - ¿Pero qué? - se pregunto Buck.

Mordin prosiguio con su historia. - Misteriosamente todos en la superficie murieron, pero pronto algo más llego desde esta... Le llamamos "El Patógeno" - dijo Mordin. - Poco después el caos comenzo, descubrimos en los hangares una pequeña criatura... Una cosa tan insignificante como eso se convirtio en nuestra peor pesadilla... - añadio Mordin. - Siguiendo la Teoría del Caos, si un sistema complejo es sensible a las variaciones iniciales, este sera alterado. El sistema complejo eran esas cosas, nosotros eramos las variaciones. Experimentamos con ellos mientras los analizamos, pero pronto descubrimos que otros ya habian sido infectados... Era tarde cuando intentamos hacer algo, después descubrimos esa cosa... Kendra la intento descifrar y entro en demencia, mientras se obsesionaba con el patógeno... Ella y yo intentamos huir al Puente de Mando, pero al final de cuentas, ella bajo la influencia de esas cosas intento traicionarme, logre hacerla volver dentro de sí, pero al final solo consegui llegar yo hasta acá, con algo de suerte sigue viva... - dijo Mordin. - Menuda mierda... - dijo Sarge. Mordin comenzo a teclear en los paneles una secuencia de sobrecarga del reactor desliespacial, la cual conllevaria a una autodestrucción. - Wow, wow, ¿Cómo esperas que salgamos? - pregunto Buck. - Tranquilos, la autodestrucción se llevara a cabo en unas veinticuatro horas, recientemente una pandilla de Magpies arrivo con intenciones de capturarme, enserio les deseo suerte, por algo los Soles Azules no lo han hecho... - Dejaron un transporte Clase-Mariner, podremos usarle dijo Mordin. - ¿Dices que les robemos el transporte? - pregunto Buck. Mordin asintío. - Maldita sea, pero el UNSC Normandy destruira esto si no respondemos... - dijo Daniela. Mordin entonces activo otra secuencia, estaba purgando todo tipo de información, coordenadas de navegación, registro de los tripulantes, entre otras cosas. - Podemos enviarles una baliza de auxilio, pero tenemos un fuerte problema... - dijo Mordin. - Cuando envie mi señal de auxilio, una interferencia comenzo a surgir y esta se envio incompleta, no pude advertir lo que habia dentro - dijo Mordin. - Una enorme criatura se ha establecido del réle de comunicaciones de la nave y crea una interferencia, le he nombrado como "La Babosa", la única forma de matarla es con el sistema de defensa contra asteroides de la nave - dijo Mordin. - Bien, ire y me encargare de acabar con esa cosa... - dijo Daniela. - Ire con ella, ustedes adelantense, nos encontraremos más tarde - dijo Zuka. Buck asintio y ordeno al resto de marines que avanzaran. - ¡Vayan, vayan, vayan! - exclamo Mordin.

24 de Febrero de 2584

Sistema de Defensa Anti-Asteroides, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

Daniela y Zuka avanzaron a través de los pasillos de la nave, mientras se dirigian hacia aquella parte de la nave. Daniela y Zuka llegaron hacia el Sistema de Defensa, este se encontraba en ambos lados de la nave. Alrededor de siete cañones MAC Clase-Onager se encontraban en varias partes de la nave. - ¡Zuka! ¡Utiliza otro! - exclamo Daniela. El Sangheili se posiciono y entonces observaron la inmensa bestia. - Qué puto asco... - dijo Daniela. La Babosa era una masa amorfa de biomasa, de un color claro similar al de la piel, con fluidos rojizos emanando de su cuerpo. Cinco tentáculos emergían de su masa corporal, y estos poseían una especie de sacos de color amarillento. Daniela entonces comenzo a disparar contra la criatura, los cañones disparaban mediante aceleradores de masa pequeños cargas volátiles, las cuales impactaban contra la Babosa. Esta se percato y entonces comenzaba a arrancar trozos de la nave y escombros. La Babosa los arrojaba contra ellos. - ¡Zuka! ¡Tú disparale a los escombros! ¡Yo tratare de acabar con esa cosa! - exclamo Daniela. Daniela disparaba contra los sacos amarillentos, y la bestia se retorcia en el vacío del espacio. El Onager continuaba disparando cargas explosivas, y entonces uno de sus tentáculos estallo. El tentáculo volo en el vacío del espacio, acompañado de fluidos rojizos y amarillentos.  La bestia enfurecida tomo escombros y los arrojo contra ellos, pero Zuka les disparaba y los destruia. - ¡Rápido! ¡Trata de acabar como puedas con esa cosa! - exclamo Zuka.

Los dos continuaban abriendo fuego, finalmente Daniela logro despedazarle otro tentáculo. La criatura enfurecida continuaba arrojando escombros, pero Zuka lograba eliminarlos. Los escombros estallaban uno a uno, mientras otro de los tentáculos de la bestia estallaba. Daniela continuo disparando y logro destruir un cuarto tentáculo, la criatura se encontraba desesperada y continuaba luchando. - ¡Abre fuego contra su tentáculo, ahora! - exclamo Daniela. Los dos comenzaron a descargar toda la munición de los Onager contra el último tentáculo, arrancandole el último tentáculo. - ¡Bien hecho! ¡Enviare una señal de auxilio al UNSC Normandy! - exclamo Mordin. - Espero que sea suficiente advertencia para que esperen... - dijo Daniela. - Un momento, parece que detecto fluctuaciones enérgeticas... - dijo Mordin. Zuka volteo y observo a Daniela. Un portal desliespacial se abrio no muy lejos del Shinomura, y un Crucero de aspecto alargado y colores rojizos emergio del Desliespacio. - Un Crucero Clase-CRS de los Revenant... - dijo Zuka. Después del Conflicto de la Llave del Infinito, los Desterrados se retiraron a los bordes de la galaxia, y cuando Atriox murio estas se reorganizaron. Lo que quedaba de los Desterrados se alio con los remanentes del Covenant Tormenta que escaparon a la Guerra Civil, y se aliaron con facciones menores de mercenarios, conformando a una alianza bajo la nueva denominación de "Los Revenant", luchando una guerra de guerrillas en los Sistemas de Terminus contra las fuerzas de la Coalición y otros grupos mercenarios. - ¡No abran fuego! ¡Es mala idea! - exclamo Mordin. - No deben saber que estamos aquí, si no enviaran un contingente mucho mayor a por la nave... - añadio Mordin.  - Maldita sea... - dijo Daniela. - ¿Zuka? ¿Zuka? - pregunto Daniela al observarlo con una mirada perdida. Mientras tanto, una Aparición de Dadab lo observaba. - Zuka, disparales... No puedes dejarles que les hagan daño a todos, ¿O si? - pregunto Dadab. - ¡Mueraaaaaaan! - exclamo el Sangheili enfurecido. - ¡No! - exclamo Daniela. Zuka entonces comenzo a disparar con el Cañon Onager, el primer disparo apenas le hizo daño. El CRS respondio con un torpedo de plasma, pero Zuka disparo una última carga y perforo el escudo, así como la nave. Daniela intento bajarse y detenerlo, pero era tarde. - Oh, maldita sea... - dijo Mordin. El Crucero Clase-CRS derribado comenzo a ir en trayectoria hacia el UEMG Shinomura. Daniela entonces logro quitarlo del MAC y el crucero se estrello, mientras se sacudia todo el sitio.  Daniela se reincorporo y observo la devastación. - Parece que ese Crucero Clase-CRS hizo una enorme brecha... - dijo Daniela. Zuka se desperto y la observo. Su frente sangraba un poco chorros de color morado, pero Zuka aguantaria. - ¡Idiota! - exclamo Daniela enfurecida. - Lo siento, pero este sitio me esta volviendo loco... A veces escucho voces y veo a Dadab, se que ya no esta con nosotros, pero de una forma u otra me impulsa a hacer algo... - dijo Zuka. - Fue muy conveniente que hayas tenido ese momento... - dijo Daniela. - Lo peor es de que yo no padecia de estas alucinaciones regularmente... - añadio Zuka. Daniela lo observo con una gran duda. - No tiene sentido... Primero abrazas un torso y después esto... - dijo Daniela. En ese momento ella creyo escuchar la voz de Lena. - ¡Dani! ¡Dani! - exclamaba ella. Daniela entonces observo a Lena. - Sigueme... - dijo ella. - ¿A donde vamos? - pregunto Zuka. Daniela no respondio. 

24 de Febrero de 2584

Cubierta de Pasajeros, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

Buck se encontraba caminando con el resto de supervivientes a través de la cubierta de pasajeros. Buck encendio el holocomunicador y trataba de entablar contacto. - ¡Aquí Edward Buck! ¿Me reciben? - pregunto Buck. Solo hubo estática. - ¿Seguro que reactivamos las comunicaciones? - se pregunto Buck. Mordin asintío. - Aquí Joker, cambio... - dijo Joker. - ¡Joker! Necesito que nos den unas veinticuatro horas para escapar, la nave ha sido comprometida y no podemos recuperarla, tendremos que destruir la nave, pero necesitamos veinticuatro horas para escapar... - dijo Buck. - Entendido, le informare al Cápitan Anderson, es bueno que esten vivos... - dijo Joker. Ellos avanzaron por un pasillo, el cual se encontraba aparentemente abandonado. Luna observo a los marines caminar por este, y con un ademán de manos le indico a Santana que se prepararan. - Doctora, mantengase detrás nuestro... - dijo Santana. El entonces le ordeno a Díaz que apuntara con su lanzagranadas, el puso el gatillo en el dedo y disparo. La granada cayo y al instante estallo. - ¡Nos atacan! - exclamo Sarge. Los marines se cubrieron detrás de una pared y comenzaron a recibir el fuego enemigo. - ¡Maldita sea! ¿Son supervivientes? - se pregunto Kaidan. - No, definitivamente no, solo quedaban unos pocos y murieron cuando ústedes llegaron... - dijo Solus. Los dos grupos de soldados se encontraban intercambiando disparos, entonces Buck arrojo una granada. El con su escopeta disparaba a diestra y siniestra, mientras buscaba darle al blanco. - Qué divertido es esto... - dijo Victor. El entonces volvio a disparar, dandole en la pierna a Luna. - ¡Agh! - exclamo el jóven mercenario.

Kendra tomo una pistola de pulsos y devolvia el fuego, lo mismo que hizo Mordin. El entonces volvio a disparar pero un escopetazo de Santana lo obligo a cubrirse. - ¡Son supervivientes! ¡Encuentren la maldita forma de detener el tiroteo! - exclamo Mordin. Luna entonces se arrastro y trato de reincorporarse. - ¡Alto! ¡Alto! - exclamo Luna. - ¿Pero qué hace ese marica? - se pregunto Santana. Los militares dejaron de disparar y salieron de su cubierta. - El muchacho tiene razón, detenganse... - dijo Mordin. - ¡Matenlo! - ordeno Santana. - Si intentan matar al Doctor, mantenme a mi primero... - dijo Buck. - Suena como una excelente opción... - dijo Santana. - Todos somos supervivientes, no podemos matarnos en nosotros considerando que este sitio esta infestado por un patógeno alienígena... - dijo Mordin. - ¿Alienígena? ¡Usted lo creo! - exclamo Santana. - ¿De qué habla? - pregunto Kaidan. - No le hagas caso, solo es un mercenario... - dijo Buck. Mordin entonces se percato de la presencia de Kendra. - Esta Kendra con ústedes... ¿Qué les dijo este intento de científica? - pregunto Mordin. - Nos dijo que usted era un asesino y en venganza infesto la nave... - dijo Xander. - ¡Jajajaja! Me cuesta creer que ustedes se tragaron esa mentira en tan poco tiempo - dijo Mordin. - La bioingenieria no es algo que se lleve a cabo de la noche a la mañana, yo soy un científico, se como funciona eso... Para engendrar una forma de vida de ese calibre nos tomaria años, y además estaria limitada, no infectaria a todos los tipos de organismos, esto es algo más, algo antiguo y primordial... - dijo Mordin. - ¿Nos mintio? - pregunto Xander. - Mhhhh, desde que llegaron supe que no eran guardias de seguridad, pero aproveche que no eran muy listos y decidi usarlos para mi beneficio... - dijo Kendra. Santana entonces blandio su machete y les apunto a los militares. - ¡Eso no quita que hayamos venido por Mordin! - exclamo Santana. Kendra desenfundo su pistola de pulso y le disparo, en la espalda. - ¡Ahhhgh! - exclamo Santana, adolorido. Xander, Díaz y Luna le apuntaron, pero entonces Buck abrio fuego con el Modo aturdidor de su rifle. - ¡Escuchen bien! ¡Tenemos que cooperar para sobrevivir! - exclamo Buck. - Lo que dice el Comandante es cierto... - añadio Sarge. - Ahora

24 de Febrero de 2584

Cubierta de Minerales, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

Daniela tenia encendida una linterna y observo el lugar. - ¿Por qué vamos por aquí? - pregunto Zuka. - Nada, crei haber escuchado algo... - dijo ella. - Deberiamos regresar - dijo Zuka. - Dudo mucho que todavía podamos usar nuestra entrada, posiblemente fue bloqueada por el choque del Crucero Ligero - dijo Daniela. Ellos caminaron y observaron un poco la cubierta de minerales, esta se encontraba destrozada. Una gigantesca pared del Crucero ligero estaba con un hoyo en la zona, por allí ellos podían pasar perfectamente. Daniela camino y entonces observo una puerta, la cual indicaba con un pequeño símbolo la presencia de objetos altamente volátiles. - Aquí se resguardaban los Minerales y se procesaban... - dijo Daniela. - ¿Por qué venimos por aquí? - pregunto Zuka. - Nuestro camino por el que llegamos posiblemente fue destruido por el choque con el Clase-CRS, solo nos queda abrirnos paso por el camino original... - dijo ella. Daniela entonces abrio la puerta y escucho la alarma de la nave. - ¡Advertencia! ¡Zona de Gravedad Cero! - exclamo la IV. La puerta se abrio y Daniela observo varios cádaveres flotando, así como una enorme parte de la nave estrellada. Zuka camino un poco y entonces al entrar a dicha zona comenzo a flotar. - Wow, wow, wow... - dijo Zuka. - Relajate, no es para tanto... - dijo ella. Daniela dio un salto y pronto se encontraba en gravedad cero, flotando al igual que Zuka. - ¡Allí! ¡Una escotilla! - exclamo Zuka. - Por allí lanzan cápsulas de escape, ¿No? - pregunto Daniela. - Exacto, aun que rara vez se usan... - añadio el Sangheili. Daniela se acerco un poco a Zuka y entonces alto sobre su estómago, mientras se dirigia a la escotilla. Zuka se impulso de un pedazo de metal y se dirigio hacia el pedazo del exterior de la nave. Los dos llegaron hacia una escotilla de color rojizo, mientras se agarraban de las paredes.

Zuka observo un pequeño panel y presiono una secuencia, logrando abrir la escotilla. Ellos dos entraron en los pasillos de la nave alienígena. Algunas llamaradas quemaban parte de la nave, y habia varios cuerpos de los mercenarios. - ¿Por qué los Revenant vinieron? - pregunto Daniela. - Los Revenant estan en guerra, desde que se apoderaron de los Sistemas de Terminus tienen que hacerle frente a las fuerzas de la Coalición que pelean por recuperar los sistemas y otros grupos mercenarios como el Eclipse o los Soles Azules, estan desesperados por recursos, y una nave con un cargamento de Elemento Cero, Tungsteno, Titanio, Paladio, Uranio o Krulomantio es un blanco perfecto para obtenerlos... - dijo Zuka.  - Interesante, mira el lado amable, la mayor parte de la tripulación debe de estar muerta, no tendremos que vernoslas con ellos - dijo Daniela. Los dos avanzaron a través de los pasillos de aquel Clase-CRS, mientras observaban cádaveres de distintos mercenarios. Daniela escucho a un Grunt gemir, mientras se arrastraba dejando un rastro de sangre azul celeste bioluminiscente. - No puedo más... Acaben con mi miseria... - dijo el Unggoy. El entonces extendio su mano y cayo muerto. Zuka se acerco y lo observo, mientras olfateaba en el aire. Ellos continuaron avanzando y escucharon una especie de gritos, pero estos eran gritos humanos. - ¡Ayudenme! ¡Saquenme de aquí! - exclamo una voz femenina. Daniela se acerco y observo a una mujer de armadura azul, ella la reconocio como una Comando de Operaciones Especiales N7. Ella estaba prensada por unas piezas de metal en el suelo. - ¡Shhh! ¡Espera! - exclamo Daniela. - ¿Una humana? Gracias a Dios... - dijo la Comando. - Te sacaremos de aquí, pero no hagas ruido... - dijo Daniela. Daniela y Zuka empujaron los trozos de Krulomantio y lograron liberarla, pero una gran cantidad de sangre escurria. - Ugh.... - dijo adolorida. Zuka deposito a Daniela en el suelo y le ofrecio su mano. - ¡No me toques animal! - exclamo ella. - ¿Quién eres? - pregunto Daniela. - Mi nombre es Ashley Williams... - dijo Ashley. - Un momento, ¿Tú no eres la Comandante Shepard? - pregunto ella. - Así es - respondio ella. - ¿Cómo terminaste aquí? - pregunto Zuka. - Me encontraba con mi Escuadrón en una misión, pero fuimos capturados por los Desterrados y nos mantuvieron en sus prisiones... - dijo Ashley. - ¿Y como terminaste prensada? - pregunto Daniela. - Intente escapar pero hubo una sacudida, después perdi el conocimiento - dijo Ashley. - Venga, hay que movernos... - dijo Zuka. - No quiero recibir ayuda de uno de los tuyos... - dijo Ashley. Zuka aun así la tomo y la ayudo a incorporarse, mientras la sujetaba con un brazo. - ¡Venga! ¡Hay que avanzar! - exclamo Daniela.

Los tres continuaron avanzando y entonces escucharon una especie de rugidos, característicos de un Sangheili. Uno de estos se encontraba prensado en el techo, aplastado por varias piezas de Krulomantio rojizo. - ¡Ayudenme! ¡No me dejen aquí! - exclamo asustado. - Oh Dios... - se dijo Daniela a si misma. - Deberiamos hacer algo... - dijo ella. - No, no podemos distraernos con más... - dijo Zuka. - Lo siento hermano, tú unica esperanza es morir... - dijo Zuka. Ellos se retiraban, pero Zuka decidio tomar su pistola de pulsos y se le acerco. - Escuchame, escuchame... - dijo Zuka. El Sangheili se encontraba agitado, y mientras hablaba escupia sangre morada. - No, no durare más... - dijo el Sangheili. - Calma, te dare una muerte... Así no perderas tu honor hermano - dijo Zuka. - Eso seria hermoso... - respondio el Sangheili. Zuka entonces le apunto a la cabeza, y el otro Sangheili cerro sus ojos. Zuka disparo y le quemo la cabeza, mientras libraba al Mercenario de su miseria. El entonces reanudo la marcha y se reunio con Daniela, la cual ahora cargaba a Ashley. Los tres llegaron hacia u corredor, pero escucharon el grito de un Grunt. - ¡Escapad! - exclamo asustado. El corria de un Infectado Sangheili, pero pronto se escucho el desenlace. El Infectado lo derribo y comenzo a desmebrarlo, mientras el Grunt gritaba en agonía. - Genial, doble premio... - dijo Daniela. Los tres continuaron su avance y entonces llegaron hacia otro pasillo, donde observaron a un Jiralhanae que se arranco la pierna. El Jiralhanae lanzaba unos horribles rugidos del dolor mientras se retorcia, y en sus manos sujetaba la pierna arrancada. - Oh por los Forerunner... - se dijo Zuka. El Jiralhanae termino muriendo por una hemorragia y cayo en el suelo, mientras grandes cantidades de sangre rojiza se esparcian por el suelo. El grupo continuo avanzando pero entonces escucharon una especie de chillido. Una criatura con forma de saco caminaba torpemente, esta poseia un cuerpo redondo e hinchado, con dos pequeños tentáculos y piernas gordas. A su lado caminaban varias formas de Infección, todas se dirigian hacia el grupó. Zuka disparo con su Cañon Gauss, pero este provoco que la criatura estallara y liberara más formas. Ashley abria fuego con su pistola de pulsos. Daniela logro presionar un panel y cerro la puerta, pero entonces se escucharon más rugidos. Por una puerta llegaron varios Infectados acompañados de las formas de Infección y aquellas criaturas explosivas. - ¡Hay que huir! - exclamo Daniela. Los dos comenzaron a correr a través de la nave junto a Ashley, mientras disparaban. Las criaturas eran rápidas y los perseguian, una de estas estuvo a punto de abalanzarle a Zuka, pero la puerta se cerro y lo partio a la mitad. Ellos continuaron avanzando hasta llegar hacia el Puente de Mando, donde notaron una brecha. - Excelente, podremos salir por esta brecha... - dijo Zuka. Los tres avanzaron a través de esta y salieron de vuelta hacia la parte humana, pero entonces un par de Hunters los emboscaron. - Oh mierda... - dijo Daniela. En aquel justo instante, una puerta se rompio y una gigantesca criatura de casi cinco metros se abrio paso. Esta tenia dos largos tentáculos, una especie de antenas emergiendo de su pecho como muchos Infectados, un enorme cuerpo redondeado y dos fuertes piernas. Los Hunter intentaron disparar contra esa horrible criatura, pero sin mucho esfuerzo esta levanto a uno de los dos y lo arrojo contra una pared. - ¿Qué es eso? - pregunto Ashley asustada. - ¡Hay que movernos! ¡Te explicamos luego! - respondio Zuka. El disparaba cargas de su Cañon Gauss continuamente, mientras retrocedían. Daniela entonces dejo en el suelo a Ashley mientras observaba a Zuka. - Esas cosas... No deben de salir de aquí - dijo Daniela. - No lo harán, todo estara bien y volveremos a casa... - dijo Zuka. Daniela le respondio con una sonrisa mientras lo observaba. En ese momento recibieron un mensaje del Sargento Buck.- Daniela, necesitamos que te reunas con nosotros en la Cubierta de Vuelo, nos dirigimos hacia una nave capturada y debemos salir de este sitio antes de que explote - dijo Buck.

Devoción Letal

24 de Febrero de 2584

Cubierta de Vuelo, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

Daniela, Zuka y Ashley llegaron en el Monorriel hacia la Cubierta de Vuelo. El Monorriel se detuvo en una pequeña estación, y ellos se encontraron junto al resto del Equipo. - Ya pensamos que esas cosas se los habian comido... - dijo Buck. Daniela entonces se sujeto del brazo de Buck y se bajo. Zuka tenia a la teniente Williams cargada, y entonces la dejo en el suelo. - ¡¿Alguien tiene bioespuma?! - exclamo Buck. Luna tomo de su mochila una lata de bioespuma y Buck la sacudio. Ellos observaron que en el brazo se encontraba una fuerte herida, así como algunos huesos rotos. - No se preocupe soldado, estara bien... - dijo Buck. El aplico el bioespuma mientras se retorcia. Buck le entrego una pistola de pulsos y la ayudo a reincorporarse. - Gracias... - dijo Ashley. - ¿Cuál es su nombre? - pregunto Buck. - Jefa Ashley Williams, me encontraba en una misión de infiltración en los Sistemas de Terminus, pero fui capturada por los Desterrados... - dijo Ashley. - Debemos salir de este sitio cuanto antes... - dijo Zuka. - Nos quedan solo cinco horas más, ¿Conseguiremos escapar? - pregunto Daniela. - Cinco horas... Cinco horas es suficiente, denme incluso menos tiempo y lo completaremos rápidamente - dijo Buck. - ¿Y ella quién es? - pregunto Zuka. - Kendra Samuels... Directora de Genéticas del UEMG Shinomura... - respondio. - ¡Venga! ¡Hay que movernos hacia la nave! - exclamo Mordin. El grupo de marines comenzo a avanzar, mientras Kaidan ayudaba a Williams a avanzar. Los marines caminaron por los pasillos de la nave, mientras se dirigian hacia la nave. - Finalmente, podremos salir de aquí... - dijo Luna. - Aun no canten victoria, no sabemos que podemos encontrarnos... - dijo Mordin. - Podriamos morir en el camino, no garantizo la supervivencia - dijo Mordin. Ellos avanzaron por los pasillos y observaron que estaban diferentes a como eran cuando habían llegado. Estos ahora poseían una biomasa extraña adherida a las paredes, así como algunas protuberancias que se movian constantemente, estas eran babosas y dejaban caer una especie de tejido extraño. Daniela lo toco pero entonces Kendra lanzo un grito de furia. - ¡No las toques! Esas cosas liberan formas de Infección... - dijo Kendra. Ellos continuaron avanzando por el pasillo, hasta que llegaron hacia la sala de recepción por la que habian entrado. - Finalmente, escapamos de toda esta mierda... - dijo Daniela. En ese momento, uno de los característicos rugidos de aquellas cosas se escucho por la ventilación. 

Varias formas de Infección se les abalanzaron y el grupo comenzo a disparar. - ¡Matenlos a todos! - exclamo Buck. Las puertas subitamente sufrieron embestidas, y varias formas de Infección cargaron furiosas. Zuka disparaba con su Cañon Gauss y destruia a muchos de estos, pero las criaturas eran voraces y letales. - ¡Atrás! ¡Bestias inmundas! - exclamo Santana mientras blandia su machete. El logro cortar a uno de los Infectados y le arranco el brazo, pero de este surgio una especie de tentáculo que empalo a Santana. El escupio sangre y entonces fue golpeado contra el suelo, pero Xander disparo con su rifle de pulsos y logro despedazarle las extremidades a la criatura. Daniela abrio fuego y logro acabar con las formas de Infección, pero ellos continuaron huyendo. - ¡Malditas criaturas! ¡No se rinden! - exclamo Sarge. El disparo varias veces, pero de la ventilación emergio un tentáculo y atraveso su pecho, mientras lo arrastraba por él. - ¡NO SE SUPONE QUE DEBERIA TERMINAR ASÍ! - exclamo Sarge en agonía. La horda de Infectados continuaba cargando en furia mientras el grupo corria hacia la nave. Ashley disparo varias veces con su pistola de pulsos y logro destruir a un Infectado, pero más de estos venían. - ¡¿De donde vinieron estas cosas?! - exclamo Williams. - Te explicaremos todo más tarde... - dijo Buck. Buck se subio a la nave junto a Ashley, mientras Kaidan abria fuego con su rifle. - ¡Kaidan! ¡Sube! - exclamo Buck. El se subio y continuaba disparando desde la rampa de la nave, mientras Xander entraba abriendo fuego. Buck corrio hacia la cabina de mando y presiono una serie de paneles, encendiendo la nave. Luna estaba a punto de entrar, pero un tentáculo lo sujeto y lo arrastro. - ¡NOOOOOO! - exclamo Luna. - ¡NO ME QUIERO IR! - exclamo el jóven.Los Infectados lo arrastraron hacia su ubicación y comenzaron a destazarlo entre todos.

Mordin observo con horror mientras se subia a la rampa. Victor disparaba con su rifle de francotirador destruyendoles sus extremidades. - Creanme, estoy disfrutando de esto... - dijo Victor. En ese momento, una criatura alada se le abalanzo y clavo su proboscíde en el cráneo de Victor, infectandolo. - ¡Debemos irnos! - exclamo Kaidan. - ¡Esperen! ¡Dejamos a los demás atrás! - exclamo Mordin. - ¡Ya no podemos quedarnos! - exclamo Xander. La nave despego mientras Daniela, Zuka y Kendra quedaban atrás. - ¡NO! - exclamo Daniela. Los Infectados estaban a punto de abalanzarseles, pero Kendra mostro una especie de frasco. - ¡Atrás criaturas! ¡Mantenganse alejados! - exclamo ella, mientras loa agitaba. - ¡Si no se van, destruire esto! - exclamo ella. Los Infectados decidieron alejarse. - ¿Qué hiciste? - pregunto Daniela. - Parece que tienen una Mente de Colmena... Obran por su bien, y esto es importante, no querran que le hagamos nada... - dijo Kendra. - ¿Y ahora como salimos? - pregunto Daniela. - Hay otro camino, no es seguro, pero podemos salir por allí... Hay una Cubierta de Mantenimiento con una nave abandonada, Mordin no sabia de su existencia, solo unos pocos teniamos idea... Podemos usarla para escapar hacia su nave - dijo Kendra. - Buena idea - dijo Daniela. - No puedo confiar en tí... Conozco a esas criaturas, no se detendrían ante eso... - dijo Zuka. - Relajate grandullón, podemos confiar en ella - dijo Daniela. Kendra tomo la Pistola de Pulsos y apunto. Ellos caminaron por los pasillos de la Cubierta de Vuelo y observaron al Monorriel de nuevo. - Hay que subirnos, nos llevara hacia la Cubierta de Mantenimiento... - dijo Kendra. Kendra encendio el monorriel y este los llevo hacia la siguiente cubierta.

24 de Febrero de 2584

Cubierta de Mantenimiento, UEMG Shinomura, Aegis-729, Sistema Cygnus

El Monorriel se detuvo en la última estación, Daniela, Zuka y Kendra salieron. - Hay que tener cuidado, cerca de aquí hay una habitación con armamento... Debemos de ser precavidos, hay criaturas que liberan esporas - dijo Kendra. Ellos entraron a una habitación y hallanaron los casilleros de los mineros. Zuka tomo una máscara de oxígeno, así como unos tanques y se la coloco. - La máscara purificara la atmósfera intoxicada - dijo Kendra. - También usen gafas, con que una de esas cosas se les introduzca en los ojos es suficiente... - dijo Kendra. Daniela y Zuka se colocaron gafas de mineros, y tomaron varias armas. - ¿Eso es una cortadora de plasma? - pregunto Kendra. - Debiste haberla usado, son útiles contra esas cosas... - dijo Kendra. - Un solo disparo es capaz de cortar a la mitad una piedra, nunca he visto los resultados en seres humanos, pero sin duda deben ser devastadores - dijo Kendra. Ella tomo un rifle de pulsos y lo cargo, mientras tomaba munición. - ¡Hey! ¡Grandote! - exclamo Kendra. Ella le entrego un lanzallamas a Zuka, observandolo detenidamente. - El lanzallamas mata a esas cosas a nivel celular - dijo Kendra. Ellos tomaron sus máscarillas, cargaron sus armas y abrieron una puerta, donde observaron un corredor con luces parpadeantes lleno de Infectados alimentandose de cádaveres. Estos voltearon a verlos tan rápidamente como aparecieron, y uno de ellos rugio. El grupo comenzo a dispararle y lograron abatir a uno, otro par corrio tan rápido como pudo pero fue cremado por el lanzallamas de Zuka. Las criaturas emitían un horrendo rugido mientras eran cremadas, pero eso no detuvo a Zuka. - ¡Mueran! ¡Asquerosos parásitos! - exclamo Zuka. Los tres continuaron avanzando a través de los pasillos de la cubierta de mantenimiento, mientras se acercaban hacia un elevador. Kendra observo el holopanel e ingreso el número de planta al cual querían descender. Mientras tanto, el UNSC Normandy habia recibido a los supervivientes. Todos ellos estaban siendo sometidos a análisis biológicos, pero habían sido detectados como limpios. - ¿Seguros que no sobrevivio el resto? - pregunto Anderson. - No sabemos eso, pero estan atrapados allá adentro si siguen con vida... - dijo Mordin. - ¿Activaron una secuencia de autodestrucción? - pregunto Anderson. - Así es, solo queda una media hora antes de que estalle la nave, cuando lo haga sera la mayor explosión de fuegos artificiales que veran en su vida - dijo Mordin. - No podemos irnos aún... Debemos de esperar a los supervivientes - dijo Joker. - Les dare veinte minutos, si no salen en menos de ese tiempo, les daremos por muertos - dijo Anderson. - ¡Joker! ¡Prepara los motores desliespaciales! - exclamo Anderson. - Entendido señor - respondio Joker. - Ojála y Dios quiera que ellos salgan con vida... - dijo Anderson.

Los tres continuaron avanzando dentro de los pasillos y observaron a varios Infectados huyendo hacia ellos. El grupo comenzo a disparar contra ellos, despedazandolos y quemándolos vivos. Las criaturas lanzaban horribles rugidos, pero no eran cualquier rugido, eran una forma de comunicación. - Se estan comunicando... Mierda - dijo Daniela. Ellos continuaron disparando y avanzaban a través de las criaturas, pero estas eran bastante fuertes. Kendra continuaba abriendo fuego, despedazandolos. Una Preñadora estallo como producto de los disparos y libero a varias formas de Infección, pero estas fueron quemadas por Zuka. Daniela tiro el rifle de pulsos cuando se acabo la munición y comenzo a dispararle a varias criaturas que llegaban por atrás. Ella con su cortadora de plasma logro partir a un Infectado Sangheili a la mitad, ella observo impresionada. - ¡Wow! - exclamo exasperada. Las dos mitades entonces cobraron vida, una de ellas genero tentáculos con los cuales intento atacar, pero Zuka los cremo junto a las piernas que generaron una espina dorsal. - ¡Maldita sea! - exclamo Daniela. - Relajense... - dijo Kendra. Ella abrio una puerta y entonces observo grandes cantidades de un gas rojizo, acompañadas de pequeñas esporas. Ellos avanzaron a traves de aquellos pasillos y observaron una especie de huevos, los cuales gestaban formas de Infección. - Qué asco... - dijo Kendra. Uno de estos se abrio y de él salio una forma de Infección, la cual se pego al rostro de Kendra. Daniela reacciono rápidamente y disparo, destrozandola. La sangre y el fluido viscoso se desparramaron por todo el suelo, pero más Infectados llegaban. - ¡Hay que movernos! - exclamo Kendra. Ellos continuaron disparando contra los Infectados, mientras caminaban por los pasillos. - ¿Cuánto tiempos nos queda? - pregunto Daniela. - Unos quince minutos... - dijo Kendra. - No vamos a llegar, carajo... - dijo Zuka. - Lo conseguiremos, creanme... - dijo Kendra. Los tres avanzaron a través de la oscuridad, con sus linternas prendidas.

La siguiente oleada fue más brutal. Las criaturas voladoras rozaron sobre sus cabezas, por lo que ellos disparaban a todas direcciones. Solo uno de estos fue destrozado y cayo partido a la mitad, pero las dos alas seguian batiendose. - Que asco... - dijo Daniela. Cerca de donde ellos cruzaron, un tentáculo emergio que sujeto a Kendra por las piernas y la arrastro. - ¡Kendra! - exclamaron Zuka y Daniela al unísono. Daniela entonces disparo contra una especie de saco anaranjado que emergia del tentáculo, destruyendolo. Kendra se reincorporo asustada, pero Zuka la ayudo a levantarse. - Rápido, casi llegamos... Solo tengan cuidado - dijo ella. Los tres continuaron caminando y observaron una puerta sellada. - Mierda... - dijo Daniela. - Ni que mierda ni nada... - respondio Zuka. El golpeo el panel y entonces lo descompuso, provocando que la puerta se abriera. Ellos observaron varias naves de suministros Clase-Darter abandonadas, una de ellas todavia estaba disponible para excapar. - Rápido, por aquí... - dijo Kendra. Zuka fue el primero en entrar, pero Kendra desenfundo su pistola de pulsos y le disparo en la espalda. - ¡Waaaaarrgh! - exclamo Zuka. - ¿¡Qué demonios?! - exclamo Daniela. - Fueron de bastante utilidad ayudandome, gracias por traerme hasta aquí - dijo Kendra. Ella entonces le disparo en el vientre a Daniela, la cual dejo caer su cortadora. Ella se retorcio y observo a Kendra. - Necesitaba escapar con dos huéspedes, y lo he conseguido... - dijo ella. - Seran de mucha utilidad, podre cultivar esta forma de vida y llevarla a otros mundos, esparcirla y acabar con la humanidad - dijo Kendra. - ¿Por qué? - pregunto Daniela. - Los Humanos solo somos una microoscópica bacteria en este mar que es el universo, junto con todas las otras formas de vida... Solo esta forma de vida es digna, el depredador perfecto, los que deberian dominar la galaxia - dijo Kendra. - Ellos son el pináculo de la evolución - dijo Kendra. - ¿Qué tiene de interesante esta cosa...? - pregunto Daniela. - Veras, hace billones de años, antes de que el espacio-tiempo existiera, una raza de seres primordiales transdimensionales arrivaron a nuestra realidad, ellos generaron ondas, y esas ondas nos generaron a nosotros... Ellos vieron a todas las formas de vida como sus hijos mientras reinaban sobre el cósmos, pero no fue hasta que los Arquitectos, los Constructores de Anillos que llamamos "Forerunner" se rebelaron, en castigo, una de estas entidades viajo a una galaxia lejana y se suicido, pero fragmentos de su antiguo ser y memoria renacieron en "La Infestación", ellos purgaron la galaxia hace sesenta y cinco millones de años, pero somos un cabo suelto... Los pecados del padre se pasan al hijo, y ahora estamos en su camino... No cesaran hasta exterminar el pecado que existe en nosotros, y cuando lo hagan, La Convergencia ocurrira, los Lunas se fusionaran en una sola entidad junto con toda la vida en la galaxia, y podran reengendrar la vida desde cero... Una de ellas ha despertado cuando nosotros interrumpimos su letargo, creíamos que era una simple luna... El resto esta levantandose, estan hambrientas, ya estan aquí... - dijo Kendra. - Yo pienso formar parte de este cambio, ellos me han dejado ir, con la condición de ayudar a la Infección a esparcirse... - añadio Kendra. 

Ella arrastro el cuerpo de Kendra y lo subio hacia el Darter. - Ahora formo parte de su Mente Colectiva, y puedo dirigir a estas cosas, pedirles que hagan lo que sea necesario por mí... - dijo ella. Kendra guardo el frasco en una pequeña bolsa. Ella encendio la nave y entonces despego del hangar. Varias explosiones comenzaron a ocurrir en el Shinomura. - Nadie sabra de sus muertes, nadie... - dijo Kendra. Daniela con su poca fuerza se arrastro mientras Kendra pilotaba la nave y cargo la cortadora de plasma. Con sus pocas fuerzas ella lanzo un grito de dolor y llamo la atención de Kendra. Ella se volteo y preparo su pistola de pulsos. - Sera divertido experimentar en ústedes... - dijo ella. Daniela reacciono rápido y jalo el gatillo, disparando contra el cuello de Kendra. Ella sintio como la sangre escurria, y entonces su cabeza termino rodando por los suelos. Daniela escucho a Zuka herido, y ella observo una lata de bioespuma. Ella la tomo y aplico un poco de la herida en donde Kendra provoco el disparo, para después acercarse a Zuka. Ella aplico el bioespuma mientras Zuka hacia un gesto de dolor, pero pronto cambio a una cara de alivio. - Gracias Shepard... - dijo Zuka, antes de quedar inconsciente. Daniela entonces se subio a la cabina de pilotaje y envio un mensaje de emergencia a la Normandy. - Aquí Comandante Daniela Shepard a UNSC Normandy, hemos conseguido escapar con vida... - dijo Daniela. Ella entonces escucho una especie de susurros y pronto tuvo una especie de visión. Ella se encontraba en un extraño mundo corrompido por los Infectados, todos estos caminaban sin propósito alguno. Ella observo en el cielo varias criaturas en forma de luna, todas estas le hablaban al unísono. - Ya estamos aquí, tenemos hambre... - dijeron ellas. - Nada puede detenernos, solo eres una bacteria - añadieron. - Seras nuestra esclava, como todos, y regresaran a su orígen cómun... - añadieron las lunas. Daniela entonces comenzo a reír histéricamente, desesperada por lo que escuchaba. Ella no contuvo su risa, y prontamente sus ojos comenzaron a sangrar. Ella habia escapado del Espacio Profundo, pero no habia escapado de las pesadillas.

Camino hacia la Locura

28 de Febrero de 2584

Estación Midnight, Espacio Profundo

Daniela Shepard habia entrado en una terrible demencia tras el Incidente del UEMG Shinomura. La luna que órbitaba Aegis-729 habia desaparecido misteriosamente unos pocos días después de que se abandonara el sistema. El incidente fue cubierto como un accidente desliespacial, provocado por un ataque terrorista. Los medios excusaron que la nave habia recolectado Eezo, lo que termino por expandir la explosión y absorber a la luna del planeta. Mientras tanto, Daniela fue enviada a retenida en el UNSC Normandy unos días, pero su locura fue díficil de contener, por lo que fue enviada a la Estación Midnight, una de las principales instalaciones de contención de la ONI. Daniela se encontraba en una de sus celdas, ella se encontraba con una camisa de fuerza. Ella se encontraba de cuclillas, mientras cantaba una melodía de una forma tétrica. - Brilla, brilla estrellita... Me pregunto donde estas - dijo ella. - Muy encima del cielo, como un diamante en el cielo... Cuando el ardiente sol se ha ido, cuando nada brilla más... Tú muestras tu pequeña luz, brilla brilla toda la noche... - añadio ella. - El viajero en la oscuridad te agradece por tu luz... El no podia ver el camino, hasta que tu brillaste... - dijo ella. - Cuando el ardiente sol se ha ido, cuando nada brilla más... Pese a que no se que eres... Brilla brilla estrellita... - concluyo Daniela. Ella entonces comenzo a tener visiones de aquellos seres en forma de luna, mientras escuchaba sus voces. Todas ellas susurraban lo mismo, "Devuelvenos a la vida". Daniela intento azotar su cabeza contra las paredes, pero estas eran de plástico y no se podia hacer daño. - ¡Por favor! ¡Paren! - exclamo mientras sollozaba. Ella entonces las volvio a escuchar a todas una última vez. "NADA PUEDES HACER, LOS PECADOS DEL PADRE SE PASAN AL HIJO, YA ESTAMOS AQUÍ Y TENEMOS HAMBRE". Daniela entonces sufrio de un colapso mental. Mientras ella se retorcia, sufriendo de una embolía cerebral, un asistente abrio las puertas de su celda y la observo. El entonces dejo caer una bandeja y grito desesperado, pidiendo por ayuda. - ¡La Sujeto 0665 esta convulsionando! - exclamo el paciente. Otro grupo de médicos intentaron llegar corriendo, pero ya era tarde. - Estan aquí, y tienen hambre... - fueron las últimas palabras de Daniela, mientras solo observaba símbolos alienígenas en sus ojos antes de morir.

F I N

Capítulo Siguiente

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.